31 oct 2020

Chandra Namaskar, una veneración a la Luna.

por Pablo Rego | Chandra Namaskar o El Saludo a la Luna es un saludo utilizado en Yoga Integral o Purna Yoga que se realiza a un ritmo continuo, conectando con una actitud meditativa y contemplativa, fluyendo entre las posturas y moderando el ritmo de la práctica en sintonía con el estilo del Vinyasa Flow Yoga.


“Chandra” en Sánscrito significa “luna” y el término “namaskar” se puede traducir literalmente como “saludo”. Juntos hacen Chandra Namaskar, nombre de esta serie dinámica de posturas que se realizan una a continuación de la otra, a un ritmo fluido, meditativo y siguiendo la respiración.

Este es un saludo más “femenino” que el conocidísimo Saludoal Sol. Utiliza la postura de La Luna o Chandrasana como referencia, una postura que se realiza con la rodilla de una pierna y el pie de la otra apoyados  en el suelo y una inclinación del tronco hacia a tras similar a la postura d El Sol, soltando la tensión en las caderas y el peso del cuerpo hacia el empeine del pie que queda apoyado más atrás que el resto del cuerpo.

Es importante interpretar el concepto “Namaskar”, no tomando literalmente el término como saludo de saludar si no como un concepto más amplio, profundo y espiritual, como “salutación”, lo que incluye un ritual, una consciencia de lo sagrado sobre lo que se entrega la energía, la atención o la concentración. También Namaskar implica una intención de humildad ante el objeto reverenciado.

Desde el punto de vista físico, Chandra Namaskar es un saludo de catorce posturas (o dieciséis, dependiendo de si tomamos algunas transiciones también como asanas) que aporta muchos beneficios, ya que abarca un amplio abanico de formas que el cuerpo debe asumir, trabajando, entre otros, la flexión y extensión en la columna vertebral, la apertura de caderas, el estiramiento anterior y posterior de las piernas o el equilibrio, además de activar los procesos del metabolismo incidiendo principalmente en el aparato respiratorio, circulatorio y en el sistema linfático.

Por esto mismo también influye en la activación de los siete chakras principales del cuerpo energético siendo una muy buena rutina de activación de la energía, tanto en su forma de ejercicio individual como en su función de rutina de introducción o parte de una sesión de cualquier versión del Yoga físico.


Las posturas.

Dentro de la nomenclatura del Purna Yoga o Yoga Integral, en Chandra Namaskar se hace una secuencia que comienza en la postura la postura de  pie Tadasana desde donde, armando el gesto del triángulo o Trimurti Mudra con las manos y mirando ese triángulo, se llevan las manos por encima de la cabeza con los brazos estirados, armando una flexión hacia atrás que acaba siendo Suryasana o la postura de El Sol.

Luego, con los brazos extendidos y manteniendo el Trimurti Mudra en las manos se realiza una inclinación estirada hacia adelante y se llega a apoyar las manos en el suelo, colocándolas a los lados de los pies. Desde allí se extiende una pierna hacia atrás y se apoya la rodilla de la otra pierna junto a una de las manos en el piso, armando una de las variantes de Kapotasana o postura de La Paloma, con una perna flexionada, la otra extendida hacia atrás y ambas rodilla apoyadas. En esta asana se hace una torsión hacia uno de los lados, llevando un brazo hacia atrás y luego de regresar se arma la postura de La Luna o Chandrasana, apoyando en el piso la planta del pie de la pierna que está más adelantada y con el Trimurti Mudra en las manos, se elevan los brazos repitiendo el movimiento de llevar el tronco en una flexión con el peso hacia atrás y relajando la tensión en las caderas.

Al desarmar Chandrasna se apoyan las dos manos en el suelo extendiendo ambas piernas hacia atrás, apoyando la yema de los dedos de los pies y realizando la postura del Cocodrilo [(Makarasana, en la versión Purna Yoga Integral), también conocida como La Tabla, el Plano Inclinado (Poorvottanasana) o la postura de la Mesa (Utpithikasana ó Catush Pada Pitham dependiendo de la tradición)]. Desde El Cocodrilo, al igual que en Surya Namaskar, se desciende a Ashta Dandasana  o la postura de La Caracola para pasar a Bhujangasana o la postura de La Cobra.

Al desarmar Bhujangasana se mantienen las palmas de las manos apoyadas y el pecho cerca del suelo y con un pequeño impulso se desplaza el cuerpo hacia atrás, armando Balasana o la postura de El Niño, bajando la frente al suelo, llevando los glúteos hacia los talones y el abdomen hacia los muslos con los brazos estirados hacia adelante. Una vez en la postura se arma otra vez el gesto del triángulo con las manos y se suben hacia el cielo (o el techo), manteniendo entonces los brazos estirados y la mirada en las manos. Bajando luego las manos al suelo, se las apoya delante de las rodillas que se elevan para armar Manasana o postura de El Pensador, una postura de equilibrio que se realiza apoyando sólo las yemas de los dedos de los pies, con las piernas juntas, las rodillas completamente flexionadas, los talones elevados y, de ser posible, los glúteos sobre los talones, además del torso erguido con las palmas de las manos juntas a la altura del pecho.    

Finalmente se llevan las manos hacia la parte posterior-inferior de las piernas sujetando la zona del tendón de Aquiles y se extienden las piernas dejando la cabeza hacia abajo, llevando la cara hacia las rodillas y se estira toda la parte posterior del cuerpo en Padahastasana, postura de La Cigüeña o Pinza de pie para, desde allí volver a la postura de pie y estirar el cuerpo hacia atrás en un último Suryasana o postura de El Sol mirando el gesto del triángulo que vuelve a estar presente en las manos. Finalmente se termina en Samasthiti o Postura de Pie con las palmas de las manos juntas a la altura del pecho.

Al finalizar esta secuencia se realizan dos pasos hacia adelante para volver al punto de partida y realizar la siguiente serie utilizando el otro lado del cuerpo o finalizar el saludo.

¡SUSCRÍBETE al canal de YouTube de "Yoga sin Fronteras" haciendo click aquí y mantente al tanto del contenido! 

Trimurti Mudra.

Una de las características de Chandra Namaskar es la realización del “gesto del triángulo” o Trimurti Mudra que se utiliza como “drishti” o punto de concentración.

Trimurti e un mudra que se usa muchas veces para equilibrar chakras. De manera natural, estando en Savásana (postura del cadáver), al colocar las manos sobre el abdomen se juntan los extremos de los dedos pulgares e índices de ambas manos entre sí, armando un triángulo. Ese gesto natural suele usarse para equilibrar Svadhisthana chakra (segundo empezando desde abajo)

Este mudra, colocado en la parte inferior del abdomen, de manera que acompañe la postura natural de bipedestación del ser humano, es un triángulo con un vértice apuntando hacia abajo, lo que implica una relación con la energía Yin o femenina.

En la mitología hinduista el tres estás asociado  a la trinidad de las fuerzas fundamentales para la existencia del Universo y su evolución natural e infinita a través de los ciclos de la creación, conservación y destrucción. Trimurti, significa “tres formas” que están representadas por las deidades Brahma (creación), Vishnu (preservación) y Shiva (destrucción).  Otros tres aspectos que siempre hay que tener presentes en Yoga como fundamento de su existencia son Mente, Cuerpo y Espíritu.

Trimurti Pintura hecha a mano hindú
Deidad Santa Dattatreya Arte

En dónde se hace foco.

El punto concreto de intención o “drishti” es la determinación o creación de un lugar en el cuerpo o fuera de él para llevar hacia allí el foco y mantener la atención. El drishti se utiliza como recurso en la práctica de Yoga para liberar la acción de los sentidos y evitar que éstos provoquen distracciones, pero además se utiliza como una manera de crear concentración.

En Yoga se usan como  drishti la respiración, los “bandhas” (cerrojos) o determinados puntos del cuerpo. Esta herencia que recibe Chandra Namaskar del Ashtanga Yoga, -en el que se utilizan drishtis muy concretos como la punta de la nariz, el entrecejo, el ombligo, las manos o los dedos- en el Saludo a la Luna se usa Trimurti mudra o el gesto del triángulo como punto de concentración, realizándose en gran parte de las posturas, lo que lleva al practicante a conectar con ese equilibrio fundamental de tres,  relacionándolo durante la práctica con la energía que fluye entre lo femenino y lo masculino.



Chandra Namaskar se practica flotando.

El Saludo a la Luna está emparentado con la práctica del estilo Yoga Flow, que también se relaciona con el concepto Vinyasa, o la sincronización del movimiento con la respiración durante una secuencia de posturas de Yoga que se origina en el Ashtanga Vinyasa Yoga.

El Ashtange Vinyasa expresa el movimiento del cuerpo pasando de una postura a la otra concatenadamente mientras se realizan determinadas respiraciones. Además posee un diseño que debe seguirse rigurosamente para evolucionar. El aspecto “Vinyasa” de este método, que hace referencia a la respiración y el movimiento sincronizados, se ha utilizado más allá del Ashtanga, como un estructurador sobre el cual se van diseñando distintas rutinas de forma libre, creándose así el Vinyasa Yoga. Y siguiendo esta evolución, a esta manera de practicar yoga dinámico, con el tiempo, se le ha agregado el concepto “Flow”, que en inglés significa “flotar” y que hace referencia a la intención que se debe tener para desarrollar este estilo.

Practicar Yoga Flow requiere de tener presente en todo momento el concepto del movimiento, la respiración, la manera de llegar a las posturas. Debe hacerse de una forma sutil, con movimientos controlados, pero nunca muy intensos ni agresivos, de la misma manera que debe tenderse lo menos posible a la quietud total.

El Saludo a la Luna tiene en su génesis la idea de ser practicado como Yoga Flow. Los pasos que conlleva, la manera de armar las posturas, sus transiciones deben hacerse de una forma que recuerde un lugar con una gravedad muy baja, como la Luna.

Esta forma de practicar es una invitación a la meditación en movimiento, similar a la que se realiza al realizar determinadas artes marciales antiguas que fomentan una concentración máxima de atención y energía. Esta economía del movimiento y su conservación, sumada a la intención y a la forma de armar cada parte de Chandra Namaskar permiten al practicante entrar en una bucle de movimientos sutiles y fluidos, además de una respiración profunda y controlada que pueden llevar a un estado meditativo que, en última instancia, es el objetivo más elevado que se puede buscar en la práctica del Yoga del cuerpo.

©Pablo Rego
Profesor de Yoga
Masajista-Terapeuta holístico
Diplomado en Salud Ayurveda.



13 oct 2020

Belleza, sensibilidad y armonía en el nuevo álbum de Carl Borden.


por Pablo Rego | “Beyond the Sunrise” es el nombre del nuevo trabajo discográfico del reconocido compositor y productor norteamericano Carl Borden. Su cuarta producción con el sello Myndstream/Real Music es un viaje musical lleno de amor, esperanza y serenidad.

Este nuevo álbum habla de la conexión del Ser humano con la naturaleza, de la proyección hacia el espacio infinito y la vibración con el Cosmos; es una mirada desde la perspectiva trascendente y desde lo íntimo del universo interior. La música de “Beyond the Sunrise” (en Español "Más allá del amanecer") expresa esa paleta de temas retratados en un clima armónico y sensitivo que es natural que conduzca al oyente a un estado de profundo bienestar y conexión con el presente.

La música de Carl Borden es siempre contemplativa, descriptiva de las impresiones sensibles de un afuera ilimitado, pero también y en igual medida ilimitado mundo interior. En “Beyond the Sunrise”, este músico cada vez más maduro artísticamente aumenta la apuesta por la creación de ambientes que trascienden la dimensión reflexiva para ir sin dudas hacia lo espiritual, desarrollando aún más esa búsqueda que se encuentra presente en trabajos anteriores como “Breathe” (de 2017, nominado como “Mejor álbum de música new age”) o “Morning Embrace” (de 2019, por el que recibió dos nominaciones, como “Álbum del año” y “Mejor álbum de música ambient” por parte del Annual One World Music Awards)



El desarrollo de los temas creados por Borden en este nuevo trabajo se condice con el proceso de la búsqueda interior consciente. Las pistas son verdaderas meditaciones sonoras que armonizan con la frecuencia del amor universal, resonando en el lugar desde donde es evidente que ha surgido la música.

La excelsa utilización de la tecnología para crear una música sensible que expresa emociones y que resuena en las estructuras humanas más sutiles es un sello característico de este artista que, además de músico y compositor talentoso, es ingeniero de sonido graduado en Tecnología de la música y el sonido en la Universidad de Valencia, en Orlando, Florida. El sonido que propone Carl Borden en este álbum tiene una nueva profundad y una dimensión elevada dentro del contexto de la música electrónica, ambient y new age.

Según Carl Borden, "Beyond the Sunrise" simboliza un nuevo comienzo para mí como artista, tanto creativa como emocionalmente".

Compra “Beyond the Sunrise” en Amazon España.

Compra “Beyond the Sunrise” en Amazon USA y Américas. 

© Pablo Rego



9 oct 2020

Seis pasos para crear el hábito del yoga.

No importa si eres nuevo practicando yoga o si te estás reincorporando y comprometiendo nuevamente con esta disciplina, en esta entrada en colaboración con 2x3 queremos darte seis pasos que te pueden ayudar a crear el hábito para disfrutar de esta práctica diariamente.


Si quieres hacer del yoga una parte constante de tu vida, estos consejos te ayudarán a lograrlo.

1. Mantén expectativas realistas

No hay nada de malo en soñar en grande cuando se trata de formar un hábito, pero es más útil dividir la meta en partes manejables y alcanzables. En otras palabras, pon la barra abajo y comienza con algo pequeño.

Si estás buscando comprometerte con la práctica diaria de yoga, tal vez comiences con cinco o diez minutos al día durante la primera semana, y luego aumentes lentamente ese tiempo. Si te fijas una meta demasiado grande, es probable que tarde o temprano tropieces.

Es fácil desilusionarse y la opción más fácil es rendirse por completo. Incluso si pasas cinco minutos tumbado en el suelo concentrándote en tu respiración, esos cinco minutos de conciencia pueden ser los más beneficiosos de todo tu día.

2. Establece una intención personal

Podría ser útil dedicar unos minutos a reflexionar o escribir sobre qué es lo que necesitas en tu vida en este momento y cómo la incorporación regular del yoga podría ayudarte con esto. Existen innumerables razones para practicar yoga, pero necesitan resonar contigo y adaptarse a tu estilo de vida. El simple hecho de saber que estás haciendo algo bueno por tu cuerpo debe ser motivación suficiente para volver por más, pero todos somos diferentes y tu intención debe ser lo suficientemente poderosa como para motivarte cuando la vida se pone en el medio.

3. Conoce tus números

Es posible que hayas escuchado que se necesitan veintiún días haciendo algo repetidamente para hacer que un hábito se mantenga, pues parece que este mito mágico proviene originalmente de un libro escrito por el Dr. Maxwell Maltz, un cirujano plástico convertido en psicólogo, que observó que después de la cirugía plástica, el paciente promedio tarda unos veintiún días en acostumbrarse a su nuevo rostro.

Al igual que muchas piezas de información que circulan por Internet, esta observación, a lo largo de los años, se ha convertido en un "hecho" que se repite con frecuencia. En un estudio se descubrió que, en promedio, se tarda más de 66 días en formar un hábito, y debes tener en cuenta las palabras "en promedio". En resumen, probablemente sea mejor no poner demasiado énfasis en los números. Todos somos únicos y el tiempo que dedicamos a formar un hábito será diferente para todos. El mejor consejo es tomar las cosas poco a poco, porque cada día es una nueva oportunidad.


4. Elige la constancia sobre la perfección

Los investigadores también encontraron que perder una oportunidad para realizar el comportamiento no afectó el proceso de formación del hábito. En otras palabras, trata de no castigarte si fallas un día. La construcción de hábitos no es una tarea de todo o nada, es un proceso continuo.

No se supone que sea fácil cambiar el comportamiento para que se convierta en parte de tu vida diaria. Si ese fuera el caso, las cancelaciones de membresías al gimnasio en enero no serían tan altas. Entonces, si cometes un error, no todo está perdido, quizá sea más útil pensar que es mejor ser constante que perfecto.

5. Reduce el tiempo de decisión

Es más fácil incorporar algo nuevo a nuestras vidas si no tenemos que cambiar muchas otras cosas para adaptarlo, es por eso que mucha gente elige practicar yoga por la mañana. Intenta colocar tu tapete y configurar su clase la noche anterior. Si practicas por la mañana, ni siquiera tienes que cambiarte de ropa, ya que la ropa para dormir es muy cómoda para hacer yoga.

En otras palabras, reduce o elimina por completo cualquier toma de decisiones, aparte de levantarse un poco antes y practicar. Por supuesto, en pleno invierno, incluso practicar yoga es difícil, en comparación con quedarse en la cama. Pero el hecho es que, si reduces la cadena de eventos y la cantidad de decisiones que deben tomarse de antemano, haces que incorporar este nuevo hábito sea un poco más fácil.

6. No pierdas de vista tu intención

Es fácil perderse entre los árboles, ¡pero no te olvides del bosque! Recuerda por qué estás haciendo este cambio y recuerda también regularmente cuáles son los beneficios de practicar yoga. Lee libros, artículos o blogs inspiradores sobre el tema, escribir tus propios recordatorios o incluso crear un mantra basado en el tema puede ayudarte a mantenerte enfocado en el panorama general.



1 oct 2020

Video: Clase de Yoga Online, Gratuita y Pública | Celebración del cumpleaños n° 50 de Pablo Rego.

Revive el evento del 24 de Septiembre de 2020 en el que Pablo Rego celebró su cumpleaños N° 50, en época de aislamiento social, con una Clase completa, Pública y Gratuita.

¡SUSCRÍBETE al canal de YouTube de "Yoga sin Fronteras" haciendo click aquí y mantente al tanto del contenido! 



Entrada destacada

Video: Yoga Online con Pablo Rego | 2021

¡En Enero seguimos con las clases de Yoga Online! Continuamos con la reunión diaria en la que compartimos la clase de Yoga en la que entrena...