24 feb. 2019

“Mantra”, una película que recorre el mundo como un puente de hermandad sanadora.


por Pablo Rego | Luego de un 2018 de mucha actividad, “Mantra” (sounds into silence), la película que ha llevado la canción y la celebración a los cines de diversas partes del mundo, sigue recorriendo festivales y llegando a nuevas salas de proyección. 

Próximamente, como parte del Festival de Cine de Rishikesh (India), la proyección del film será parte de un programa de un día completo de cantos y Kirtan en el río Ganges.

Luego del lanzamiento de la película en Nueva York, a principios de 2018, “Mantra” recorrió Estados Unidos a través de una red de organizadores que se fueron sumando y creando eventos para su proyección.

La proyección de la película fue acompañada del lanzamiento de un DVD que incluye una historia especial de Kirtan con Donna De Lory; aborda la relación de “Mantra”, el medio ambiente y la compasión; los montajes de mantras; la historia detrás de la creación de mantras y una historia Real con Bittu Mallick. Este DVD está disponible en una versión editada en Alemania y una nueva versión próxima a lanzarse en Estados Unidos.

También fue lanzado el CD con la Banda de Sonido de la película que ofrece la posibilidad de conocer el audio que da sentido y apoya las imágenes de “Mantra”.

Desde que descubrió el mundo del mantra en 2004, Georgia Wyss, la directora del film,  comenzó a desarrollar sus ideas sobre cómo hacer una película que reconozca la importancia de la práctica de cantar mantras como un medio de curación, una práctica que, según ella, podría beneficiar la vida de muchos. Luego de diferentes experiencias en tal sentido nació “Mantra” (sounds into silence) un proyecto que busca la unidad en el amor a través de cánticos sagrados y Kirtans en el que intervienen grandes artistas del medio: Deva Premal & Miten with Manose, Krishna Das, Jai Uttal, SnatamKaur, Venerable Lama Gyurme, MC Yogi, Gaura Vani, C.C. White, MirabaiCeiba, Dave Stringer, Nina Rao, Kirtaniyas, Jean-Philippe Rykiel, Wah!, BrendaMcMorrow, Donna De Lory, Lulu and Mischka, Charlie Braun, Guru Ganesha, Sarvajaya Gauranga Dasa, Deep Deka, Bittu Malick, Ravi Ramoneda - RAVI RAM, Manu Om, MuOM, Satyaa and Pari, Shaman Laika (RaffaMartínez), Jahnavi Harrison y Karnamrita Dasi.


Durante este 2019 “Mantra” fue seleccionado oficialmente en el ZagrebDox, Festival Internacional de Cine Documental, en donde se proyectará el día 25 de febrero y nuevamente el 2 de marzo y será en el mismo mes de marzo que verá la luz en el Festival de Cine de Rishikesh, el día 12, con un día completo de cantos y Kirtan que incluye la proyección de la película en el río Ganges.

La película fue desarrollada a través de la acción colaborativa, mediante el “crowdfunding” y con la red de emprendimientos de “anfitriones de proyección” que organizan eventos y convocan, en torno a la proyección de “Mantra, al público de todo el mundo, difundiendo el espíritu de estos cánticos sagrados y creando una red mundial en torno a ello.  
>
Luego de su estreno y distribución en Estados Unidos, “Mantra” fue proyectada en más de 50 salas de Alemania, con la participación de cantantes de Kritans locales, destacándose especialmente la presencia de Deva Premal y Miten en Nüremberg (ciudad natal de Deva Premal), Berlín y Munich.

De la misma mantera y a través de diferentes organizadores locales, el film fue proyectado en diferentes ciudades de Suecia, Australia, Nueva Zelanda, Luxemburgo, Israel, Rusia, Eslovaquia, Brasil y China, además de la proyección más grande jamás realizada en el increíblemente bello United Palace en Nueva York con más de mil cien asistentes, en donde actuaron los artistas destacados de Kirtan “Krishna Das“ y “Nina Rao”, como parte del programa oficial previo al Parlamento de las Religiones del Mundo de 2018.

Además de los citados festivales de cine, en los que se proyectará esta película única en su género, en lo que va del año “Mantra” fue difundida en República Checa, Irlanda, México, Reino Unido y Holanda.

© Pablo Rego

Cuando compras en Amazon a través de nuestros enlaces nos ayudas generando una pequeña comisión que nos permite seguir dándote este servicio ¡Gracias!

El DVD y el CD de “Mantra” pueden ser descargados a través de nuestros enlaces de AmazonEspaña y Amazon USA y Américas.

Para conocer el proyecto y proponerse como promotor local de “Mantra” está disponible el sitio Web www.mantramovie.com


Booking.com

22 feb. 2019

La mística Capadocia hecha música en el nuevo álbum de Johnson & Keaggy


por Pablo Rego | El nuevo álbum del dúo conformado por Jeff Johnson y Phil Keaggy es un homenaje a la región de Capadocia, ubicada en el centro de Turquía y que inspira espiritualidad y fe religiosa desde hace siglos. Su particular geografía, la atmósfera del lugar, el paisaje de casas, iglesias y hasta comunidades enteras esculpidas en la piedra conmovieron a Jeff Johnson durante su viaje allí en 2017.

Cappadocia” (Ark Music) transmite la profunda espiritualidad que emana de esa región, y también busca destacar la historia, la geografía y la belleza geológica del lugar. El dúo lo presenta como música exquisita, delicada, de la nueva era, con inflexiones de música del mundo, para pintar su retrato musical.

El viaje de 2017 incluyó la visita de Johnson y su esposa a una basílica tallada dentro de la ladera de una montaña en la que se destaca una ventana en forma de rosa a través de la cual el sol crea unos efectos místicos particulares. La experiencia de descubrir este mundo oculto y la acústica del lugar conmovieron a la pareja e impulsaron a Jeff a reunirse con su socio-músico para realizar “Cappadocia
Además de la exploración emocional, estética y espiritual del arte, Johnson y Keaggy están relacionados con la música como expresión artística de la fe cristiana. Capadocia es y fue históricamente un lugar de culto de la fe cristiana, funcionando en diversas oportunidades como refugio en medio de diferentes olas de dominio de otras religiones en la región.

Phil Keaggy, un maestro de las guitarras acústicas y eléctricas, utiliza una amplia variedad de instrumentos en esta grabación, que incluyen guitarra acústica clásica y española, un cümbüş turco, una guitarra acústica de 12 cuerdas, guitarras Les Paul y Zion (entre otros), bajo sin trastes, ukelele y E-bow. El tecladista Jeff Johnson se mueve del piano a los sintetizadores para combinar la música con texturas adicionales que incluyen los sonidos de percusión, cuerdas y flauta. Ambos músicos también incorporaron ocasionales vocalizaciones sin palabras muy sutiles en el fondo.

Las composiciones de “Cappadocia” están atravesadas por sonidos de Medio Oriente y van describiendo lugares concretos, edificios particulares y conceptos relacionados con parábolas filosóficas y espirituales que refieren a pasajes bíblicos y hechos históricos.

La música en “Cappadocia” continúa con el mismo estilo musical suave que Jeff Johnson y Phil Keaggy exhibieron por primera vez en sus álbumes anteriores que resultaron altamente exitosos: “Frio Suite” (2009) y “Watersky” (2012). Ambos músicos tienen largas e ilustres carreras como artistas de grabación en solitario y también como artistas en diferentes formatos grupales.


Phil Keaggy, uno de los guitarristas más aclamados y admirados del mundo, comenzó a tocar cuando tenía diez años. Tomó el escenario nacional estadounidense con su banda de rock Glass Harp con la que grabó siete álbumes de estudio y un concierto en vivo en el Carnegie Hall. Cuando Keaggy inició su carrera como solista, decidió grabar música que reflejara sus creencias cristianas. Desde entonces, ha grabado todo tipo de música, sumando cerca de cinco docenas de álbumes, realizando giras internacionales, produciendo también a otros músicos y desempeñándose como músico cesionista en Nashville.

El trabajo inicial de Johnson fue rock progresivo vocal, pero su sonido evolucionó para centrarse más en el jazz, la nueva era, el instrumental contemporáneo, los estilos contemplativo-espiritual y celta.

"A lo largo de mi carrera musical he disfrutado haciendo grabaciones basadas en conceptos como “Cappadocia"”, explica Johnson. “Disfruto la experiencia de escuchar atentamente un álbum completo en una sola sesión y tomar el viaje que creó el artista. Todavía creo que las audiencias modernas disfrutarán de la experiencia completa del álbum si más de ellos le dieran una oportunidad".

©Pablo Rego

Cuando compras en Amazon a través de nuestros enlaces nos ayudas generando una pequeña comisión que nos permite seguir dándote este servicio ¡Gracias!

Compra “Cappadocia” en Amazon España y AmazonUSA y Américas


Booking.com

20 feb. 2019

El Yoga Afro-egipcio.


Más allá de la situaciónactual del Yoga en Egipto, existen diferentes corrientes de pensamiento e investigaciones que documentan una presencia histórica, en tierras de templos y faraones, de una disciplina de características saludables y espirituales  en esa parte del mundo.

Por un lado, el trabajo de investigación del Dr. Asar Hapi y Master Yirser Ra Hotep (Elvrid Lawrene) de Chicago, durante la década del ‘70 que hablaba del desarrollo de un Yoga originario de Kemet (el antiguo Egipto negro) llamado Kemetic Yoga  y por el otro las investigaciones del Dr Babacar Khane quien en su libro “El Yoga delos Faraones” que habla de un camino evolutivo de un Yoga nómade en la antigüedad.



Kemetic Yoga, es conocido como “el sistema egipcio antiguo de la iluminación del yoga” y se fundamenta en movimientos físicos combinados con la respiración profunda y la meditación controlada. El Dr. Asar Hapi y Master Yirser Ra Hotep dieron origen al desarrollo de la versión moderna de esta disciplina.

Este es un sistema de curación y puede denominárselo como “Yoga regenerativa” que se caracteriza por una serie de posturas geométricamente progresivas, que crean la alineación de la columna vertebral, corrige los defectos en el sistema muscular esquelético con el fin de aliviar el estrés, aumenta la circulación de la sangre, los nutrientes y el suministro de oxígeno a los sistemas vitales del cuerpo. Adicionalmente, permite que la energía vital interna y fluido espinal cerebral, fluyan eficiente y abundantemente a lo largo de todo el cuerpo.
Chakrasana – “La rueda” - Conocida como “la bailarina” (1291-1076 a.c.) – Museo Egipcio de Turín.
Sobre todo entre los afroamericanos contemporáneos se toma al Kemeticyoga como parte del método “Yoga Skills (habilidades de yoga), es decir, de la práctica que hace hincapié en la creación de condiciones a través de la activación del sistema nervioso parasimpático, enfocada a que cuerpo y mente puedan curarse a sí mismos, en oposición a las posturas de gimnasia y contorsionismo extremas, que a menudo causan lesiones por la mentalidadcompetitiva y comercial que caracteriza la industria del yoga imperante en diferentes partes de Occidente.

Origen africano

Dicha práctica emerge de una de las más antiguas civilizaciones conocidas, el antiguo Egipto; propiamente llamada Kemet, en el noreste de África y rivaliza con la evolución del yoga en la India. Kemetic Yoga, fue desarrollado por el estudio, la traducción y la interpretación de los comúnmente llamados textos jeroglíficos de Kemet (Egipto antiguo) y las imágenes de las posturas de yoga que están claramente representados en las paredes de los templos de Kemet que significa “tierra de negros”. Es a la vez una filosofía y una práctica basada en los sistemas de auto-desarrollo, que impulsaron la creación de la civilización Kemetismo que dio lugar a la ciencia occidental, la filosofía y la religión.


Existe también otra investigación relacionada con el Yoga egipcio realizada por Babacar Khane junto a su esposa Geneviève en territorio egipcio, plasmada en su libro “El yogade los faraones”,  quien compara y relaciona el Hatha Yoga de India con el egipcio, tomando en cuenta figuras existentes como las halladas en la tumba de Ptahhotep y Akhtihotep, en Saqqarah, en la tumba de Zenet y Antekofer (necrópolis de Abbeville), y la encontrada en una capilla del templo de Denderah.
Halasana – “El Arado” – Capilla del templo de Hathor Denderah (Época Ptoloméica)
Según Babacar Khane existe un tiempo en el que la humanidad, en diferentes partes del planeta y en distintos momentos evolutivos, desarrolló el Yoga como una manera natural de trascender la vida animal, como cuenta la leyenda de los avatares de Vishnu.

Las posturas simples y rectas tomadas de los antiguos grabados y jeroglíficos egipcios proponen una práctica simple que apunta a mantener un cuerpo saludable y un estado interno equilibrado, como una forma de prevenir las enfermedades. El objetivo de las prácticas modernas de este tipo de Yoga y sus series dinámicas están al alcance de todos.


Imágenes: Freepik



12 feb. 2019

Sutileza estética y profundidad emotiva en “Running Away”, el nuevo álbum de Timothy Wenzel.


por Pablo Rego | Con un sonido particular que busca la belleza y la magia, el tecladista, compositor, arreglador, productor Timothy Wenzel presenta su nuevo álbum “Running Away” en el que continúa demostrando ser uno de los músicos más destacados de la New Age. Además de su estelar presencia en el piano y sintetizador, el disco cuenta con la activa participación de Josie Quick en violín, Jill Haley en corno inglés y oboe, y Jeff Haynes en percusión.

En un clima en el que se respira liviandad, como si la música creara una nave sutil sobre la cual viajar como flotando por encima de la superficie de valles y montañas, de ríos y bosques de una manera consciente y alegre, los temas de “Running Away” llevan al oyente a un clima de ensueño en el que cambia la relación de la consciencia y el tiempo.

Wenzel, quien es un ex investigador científico exitoso, usa su música para explorar los principales conceptos universales, así como las filosofías, los sentimientos y las aventuras que pertenecen a nuestra vida diaria. Musicalmente, Wenzel pone el mayor énfasis en el piano, al que ha tocado toda su vida, pero también es un maestro del sintetizador, lo que le permite potenciar sus partes de piano con los sonidos de una amplia variedad de instrumentos diferentes (incluyendo, en "Running Away", flauta, guitarras, cuerdas, bajo y más).

Con melodías simples, pero emotivas, "Running Away" propone, por momentos, un salto a la música medieval, con una cadencia en sus temas que nos remonta a un tiempo pausado, más andante y menos vertiginoso que el contemporáneo, con unas armonías simples, pero llenas de belleza y representantes de un mundo apacible y con límites en expansión.

Booking.com

"La canción principal de mi álbum "Running Away" se inspiró en una fantasía que creo que mucha gente tiene", explica Wenzel, "la idea de comenzar una nueva vida, escapar de los problemas y todo su estrés, tal vez escapando a otra parte del mundo y creando una vida diferente, dejando todo atrás. Lo bueno del arte, como la música, es que puede facilitar el escapismo mental y las fantasías".

Wenzel también se ha convertido en un experto como arreglador y productor, y a menudo trae a otros músicos para que le ayuden con sus puntos de vista. En "Running Away" se le unen varios invitados especiales: la violinista Josie Quick que toca en nueve canciones (también apareció en sus últimas dos grabaciones), Jill Haley en corno inglés y oboe (en cinco canciones) y el percusionista Jeff Haynes (en seis canciones). Quick es miembro de los grupos progresivos “Perpetual Motion”, “The Coyote Poets of the Universe” y “Frontera String Quartet”. Haley es pionero de la música New Age con numerosas grabaciones solistas y colaboraciones reconocidas en su haber. Haynes ha tocado con cientos de los mejores actos en los géneros de New Age (Will Ackerman, Fiona Joy), pop (Joni Mitchell) y jazz (Pat Metheny, Cassandra Wilson).

Running Away sigue a los álbumes anteriores de Wenzel, “Mountains Take Wing (en el que exploró la tierra y la naturaleza), “ACoalescence of Dreams (centrada en los sueños y nuestro viaje personal), “River Serene (un río que fluye sirve como una analogía para la vida), “Summonthe Wind (utilizando la metáfora del viento para explorar las fuerzas dominantes de la vida), “Distant Horseman (extendiendo los pensamientos sobre la vida para incluir todo el universo) y “What We Hold Dear (música que captura personas, lugares y momentos significativos). También tiene un CD a dúo, “Such a Long Time, con la cantante Anne Cozean.

Siempre hay un elemento visual dentro de la música de Wenzel que a menudo se inspira en sueños, películas, historias y paisajes naturales. Además, como amante de la fotografía, para cada melodía, por lo general, busca una obra de arte apropiada que pone a disposición para ver en su sitio web.

©Pablo Rego

Cuando compras en Amazon a través de nuestros enlaces nos ayudas generando una pequeña comisión que nos permite seguir dándote este servicio ¡Gracias!

Running Away” está disponible para ser descargado a través de nuestros enlaces de Amazon España y Amazon USA y Américas.



7 feb. 2019

El orgullo, un límite en el camino del autoconocimiento.


por Pablo Rego | Dentro de las estructuras humanas, sobre las que el Yoga trabaja desarmándolas, está el ego. Esta construcción de la mente es quizá, y sobre todo al comienzo del acercamiento a la práctica, una de las más difíciles barreras a vencer ya que sus resistencias muchas veces ganan las batallas llevando a un principiante (y no tanto) al abandono del camino del autoconocimiento.

El ego (o los egos) es una representación ficticia de la mente en la que se crean personajes que protagonizamos en primera persona y en torno a los cuales giran nuestros hábitos, nuestras costumbres, el status social, los roles desde los cuales nos conectamos con el entorno, las actividades y las relaciones personales.

Estos egos, que son ilusorios y completamente modificables y hasta destructibles en gran medida, van siendo creados por nuestras necesidades a lo largo de la vida, son alimentados por la cultura que nos rodea y entrenados de manera incansable hasta darles una solidez que los vuelve aparentemente indestructibles.

Dada nuestra proximidad y apego a la mente, nos creemos esto o aquello porque nos creemos los personajes que representamos. Una profesión, oficio o  título universitario, la idea de un linaje excepcional familiar, ser ganadores o perdedores son reflejos relativos de lo que somos y, en general, mucho de ello nos lleva a vivir situaciones extremas relacionadas con la insatisfacción o la infelicidad, ya que cuando se nos impone una situación que nos provoca salirnos del personaje, el vacío de nuestro verdadero Ser emerge como un volcán en erupción dormido y oculto detrás de las apariencias, creándonos grandes conflictos.

El orgullo.

Si bien este término puede estar relacionado con aquello que sentimos cuando vemos a alguien relacionado con nosotros triunfar, alcanzar una meta o simplemente y no por ello poco importante, ser una buena persona, el orgullo está de todas formas relacionado con el ego ya que reside en él.

El orgullo tiene que ver con la sobreestima que tenemos de nosotros mismos (y puede ser proyectado en otros). Ser alguien orgulloso lleva consigo la idea de estar por encima de lo que somos realmente o de los demás. Y aunque muchas veces caigamos en la trampa de que si sentimos orgullo por otro es un orgullo valedero, también, de alguna manera, la sensación de los méritos del otro nos invita a colocarnos en un lugar superior al resto. 

Nuestra sociedad competitiva suele tener el orgullo como un valor importante. Desde pequeños escuchamos esta palabra en boca de nuestros formadores como padres, maestros y autoridades ejemplares o ejemplificadoras. Competir, ser los mejores y estar orgullosos es algo que se toma como positivo.

Y así, muchas veces nos encontramos estando orgullosos de algunas personas o de logros conseguidos por un grupo de pertenencia. Nos sentimos satisfechos de estar en el lugar que nos corresponde, luego de competir por ello para estar por encima del resto.

Cabe destacar que el orgullo se diferencia de la satisfacción o la alegría consciente de conseguir comprender, aprender o aprehender algo tras un proceso de transformación y crecimiento genuino, que en ocasiones puede coincidir con las motivaciones del orgullo, pero sin caer en él.


El orgullo en la práctica de Yoga.

Esta manifestación del ego puede reconocerse entre aquellos que desconocen los detalles de la práctica del Yoga. Alguien con un ego muy fuerte y orgulloso de ser quien es, que nunca practicó Yoga u otra disciplina de autoconocimiento, ve a unos seres que se entregan a la no-competencia y practican la liberación de los prejuicios y la debilitación del ego como seres ridículos que pueden llegar a contagiarle algún mal. Claramente este es el ejemplo de alguien que difícilmente se quite sus zapatos para recostarse sobre una alfombra y liberarse de sus pensamientos.

Sin ser tan extremistas, en mayor o menor medida, el orgullo como el ego nos habita a todos y nos condiciona. De hecho estar dispuestos a reducir a su mínima expresión estos factores humanos es un buen principio para dedicar tiempo al aprendizaje de Yoga y la Meditación.

La práctica del Yoga, como camino de autoconocimiento, nos ayudará a detectar estos mecanismos sutiles que actúan deformando la realidad. El trabajo que nos ayude a desarmar prejuicios y preconceptos para acercarnos poco a poco a nuestra esencia verdadera es arduo y suele tomar mucho tiempo y dedicación.

Por ello es fundamental no sacar conclusiones apresuradas y dejarse guiar hacia lo profundo de la práctica. Es importante comprender que no podemos tener nuestras propias ideas de un mundo que desconocemos por lo que si tendemos a creer que lo sabemos todo rápidamente, no es mala idea dudar y quedarnos un poco más para que la verdad pueda aparecer detrás del murmullo de la mente que a veces suele ser mucho más de lo que alcanzamos a percibir.

Por otra parte es importante resaltar que el sólo entrenamiento del cuerpo físico a través de Yoga no transformará este aspecto de nuestro Ser, ya que es importante trabajar en la atención y la consciencia y adentrarnos en la dimensión sutil para progresar en un Yoga espiritual completo que verdaderamente nos transforme. En la actualidad vemos como muchas personas que entrenan su cuerpo, y sólo eso, a través de asanas de Yoga luego se sienten orgullosas de sus cuerpos mostrándose como semidioses ante los ojos de los demás.


El orgullo y los límites del crecimiento.

Esta percepción de nosotros mismos se alimenta de factores como el miedo, el prejuicio y la competencia y al mismo tiempo realimenta y refuerza estos conceptos. El miedo a no poder, al ridículo, a despojarnos de las corazas emocionales que llevamos mucho tiempo construyendo, a quitarnos los disfraces como capas uno a uno; lo que pensamos de los demás, de nosotros mismos, de lo que piensan los demás de nosotros; el hábito de compararnos y tener que ser mejores, de alcanzar las metas antes que los demás, de soportarlo todo aunque no podamos y un largo etcétera crean ideas del mundo y de nosotros que habitualmente llevan a las personas y a los pueblos al conflicto, a la autodestrucción o al intento de aniquilación del otro.

Todos esos prejuicios, los miedos y lo que creemos es muy probable que nos limiten al momento de intentar progresar en el camino de exploración de nuestro Ser más profundo, ese que se que vive detrás de tantas ideas y ficciones mentales.

Este límite puede ser infranqueable y funcionar como un resorte sobre el cual intentemos actuar y nos repela con fuerza alejándonos del camino del autoconocimiento. Al adentrarnos un poco en la práctica del Yoga y/o la Meditación ese cúmulo de ideas residentes en el ego creará las imágenes necesarias para que nos auto-consideremos incapaces de seguir o unos ridículos o unos perdedores llegando a pensar “esto no es para mí” o  “yo no soy para esto”.

En las sesiones de Yoga este tipo de situaciones suele manifestarse en aquellos que no pueden dejar de lado la idea de tener que hacer todo bien o mejor que los demás o hacerlo todo con la máxima exigencia aunque les resulte realmente imposible. Y como contrapartida les es imposible relajarse y dar lo mejor aunque eso sea, para ellos, menos que lo que hacen otros.

El orgullo juega muy en contra de quienes muchas veces son los más necesitados de  relajarse, liberarse de la mente y cambiar el clima interior. Aquellos que no pueden dejar de compararse con los demás, aun cayendo en la situación de no poder tomarse algunos respiros más si les son necesarios o ir a un ritmo, a lo mejor un poco más lento que otros, aprendiendo así a andar en armonía con sus propias necesidades verdaderas, que no son otra cosa que aquellas que surgirán cuando el ego disminuya su influencia en las conductas conscientes e inconscientes, son quienes más deben estar atentos y confiar en que aprender lleva tiempo y que aprovechar el momento de la práctica puede ser un hecho verdaderamente liberador, transformador y sobre todo sanador.

Más allá de los límites

Contra el orgullo: la confianza, la empatía, la sinceridad aunque al principio duela un poco, la humildad. Atreverse a recibir el amor y la guía de aquellos que se entregan en cuerpo y alma a la enseñanza para alcanzar metas que a veces no se entienden bien y que forman una parte esencial del Yoga, sobre todo en la cultura contemporánea de la competencia y el consumo excesivo, es una de las claves para conseguir un progreso verdadero, para salirnos de nuestro propio encierro mental.

Aunque sea difícil dejarse llevar hacia el llano en el que todos nos encontramos hermanados como iguales, siguiendo el impulso emocional y espiritual que nos lleva indudablemente a buscar ayuda en disciplinas de autoconocimiento para liberarnos del dolor, de la insatisfacción o del cansancio estructural, tener presente la necesidad de dejar de lado nuestros propios límites debe ser el faro que nos guíe a quedarnos, a insistir, a aprender a desaprender para trascender nuestras propias ficciones mentales y comenzar a crecer ( en el sentido más amplio del término) o continuar haciéndolo.

©Pablo Rego
Profesor de Yoga
Masajista-Terapeuta integral
Diplomado en Medicina Ayurveda de India

Fotos © Freepik


Booking.com

2 feb. 2019

Video: Yoga en Vacaciones

Practicando y compartiendo Yoga. Una excelente manera de pasar las vacaciones.