12 jun. 2019

Años de Yoga.


por Pablo Rego | No siempre se tiene la oportunidad de dar clases de Yoga  a las mismas personas durante mucho tiempo. Los practicantes y profesores tenemos un lado inquieto y buscador y eso hace que las permanencias en los sitios no sean siempre la regla. Pero cuando la estabilidad se hace presente se pueden ver los maravillosos resultados en los alumnos, esos resultados que sólo el tiempo y la práctica pueden otorgar.

Cuando quienes nunca han hecho Yoga preguntan cuánto tiempo hay que practicar para ver los resultados, la respuesta ya no puede ser la que daban originalmente los maestros, “confía en mí, dale seis meses de tiempo al Yoga y verás los resultados” No porque no sea cierto sino porque el ciudadano promedio contemporáneo no es capaz de darse semejante cheque en blanco para casi nada y esa respuesta puede ser lo que espante al aspirante a yogui  antes de comenzar.

Enfocándonos en lo que necesita el común de las personas, el Instructor o Profesor de Yoga debe garantizar, en cada sesión, la desconexión del practicante de lo mundano. El iniciado debe tener, aunque sea, la predisposición de confiar en la buena guía del profesor. Y aunque como profesores sabemos que sesión a sesión las personas van obteniendo resultados, es a partir de los tres o cuatro meses que alguien adulto que nunca practicó Yoga, puede desintoxicarse y comenzar a profundizar un poco en el armado de las posturas, el control de la respiración o de la meditación.


La evolución.

El proceso de la práctica sostenido en el tiempo, desde el punto de vista del instructor que permanece estable en su ashram o escuela de Yoga, tiene muchos matices. Los iniciantes, pasadas las primeras semanas, se van transformando. Algunos se convierten en fieles seguidores de quien los está ayudando, confiando en la disciplina y en quien le transmite el conocimiento; otros deben luchar con sus mentes para seguir y siguen a pesar de las resistencias interiores; y algunos, conforme van discutiendo con sus propias ideas, a pesar de encontrar beneficios en Yoga, abandonan parcial o totalmente las clases.

Los que abandonan totalmente suelen decir “el Yoga no es para mí”, cuando en realidad podrían decir “yo no puedo adaptarme o dejar que Yoga me transforme”, ya que la primera oportunidad de aprender y crecer, dentro del contexto de una actividad que lleva cinco mil años desarrollándose, se la debemos dar los que nos acercamos a ella. Estas mismas personas suelen ser las que luego de aquella afirmación agregan: “y me hacía tan bien” o "es tan bueno".

Los que abandonan parcialmente son aquellos que no pueden seguir practicando mientras se debaten en renunciar al orgullo y a las urgencias del mundo contemporáneo. Así, cada vez que entran en crisis con el mundo y consigo se penalizan abandonando las clases de Yoga a las que regresan luego intentando retomar en donde lo dejaron.

Esta última conducta es bastante habitual ya que vivimos en un mundo en el que es difícil comprometerse, tal como ocurre abundantemente en las relaciones humanas. Y como no resulta fácil quedarse junto a alguien y confiar, o atravesar las dificultades con la convicción de que todo va a estar bien por el compromiso asumido con los otros, cuando la sociedad se alborota por eventos como las actividades escolares de los niños, los procesos temporales de los trabajos, las navidades, las vacaciones, las fiestas populares, las elecciones, los mundiales de fútbol, las olimpíadas, etc., la práctica de Yoga queda en suspenso y la búsqueda de un bienestar para la salud también.

Con el paso de los meses los volátiles practicantes regresan a Yoga quejándose de los dolores y las rigideces acumulados y luego de asumir la falta de progreso se van conformando por el paulatino regreso a las buenas sensaciones que les ofrece la práctica de Yoga para seguir adelante en su evolución.


No es milagro, es compromiso y dedicación.

De todas formas y al fin de cuentas, los practicantes que nunca abandonan y los que abandonan, pero regresan, con los años van progresando ya que el cuerpo tiene memoria y el hábito de la práctica va haciéndose un espacio en la vida de estas personas.

Quien nunca abandona notará que a los tres meses sus sensaciones serán diferentes, pero a los seis meses las posibilidades de experimentar posturas más profundas o controlar la respiración o hacer una meditación un poco más sostenida se volverá algo natural.

Es importante recordar la influencia de las estaciones y del clima en el cuerpo físico y en los estados de ánimo, por lo que, como bien lo contempla la Medicina Ayurveda de India, en necesario tomar en cuenta el ciclo de un año y todas las posibles influencias para comparar la práctica de hoy con la de un año atrás.

Así, sólo aquel que permanece por lo menos un año practicando puede tener la oportunidad de observar esos factores y llegar a alguna conclusión más o menos correcta. Un año de práctica sostenida, sin dudas, hace la diferencia, incluso para aquellos que eventualmente abandonan, pero siguen a pesar de sus propias resistencias.

Y cuando esos vaivenes del tiempo se sincronizan con una práctica que puede ser sostenida en el tiempo, al cabo de dos o tres años los cambios que se observan son destacables, sobre todo en las personas que más dificultades tenían al comenzar, como el sobrepeso, la rigidez por la edad o algún problema motriz estructural.

Cuando se permanece en el  mismo lugar trabajando con las mismas personas durante varios años se puede observar un gran progreso en todos aquellos que confían en Yoga, practicando desde el amor y la confianza, trascendiendo el orgullo y las resistencias mentales para desactivar todo tipo de rigideces.

En cambio, quienes se han quedado todos ese tiempo mirando y pensando, manteniéndose en sus ideas sin darse la oportunidad de practicar Yoga u otra actividad holística y terapéutica, al cabo de ese tiempo estarán aún más lejos de sentirse mejor, más flexibles o armonizados que aquel día que, esperando un milagro instantáneo, abandonaron la práctica luego de un par de sesiones.

De todas formas, siempre es buen momento para reflexionar y retomar las riendas de un proceso de reparación de la salud, pudiendo tener una mirada a largo plazo de los ciclos de la vida y comprender que los resultados profundos, sobre todo en un cuerpo físico que ya tiene algunos años de experiencias encima, llevan tiempo y es importante permitirse asumir la incomodidad que se lleva a cuestas cada día cuando no se ha tenido la posibilidad de mantener la firmeza en un trabajo de sanación profunda del Ser.

©Pablo Rego
Profesor de Yoga
Terapeuta holístico
Diplomado en Medicina Ayurveda de India

Fotos ©Freepik

10 jun. 2019

Video: Ejercicios simples para la columna vertebral (Serie para hacer de pie) Yoga con Pablo Rego

Pablo Rego explica y muestra  la manera de practicar unos simples ejercicios que pueden ser realizados por la gran mayoría de las personas para mantener saludable la columna vertebral , mejorando así la flexibilidad y pudiendo combatir conflictos y enfermedades en la zona.

Es una pequeña serie para activar la columna vertebral en todos los movimientos posibles, como son las torsiones, flexiones frontales y laterales.





6 jun. 2019

El abrazo musical de Carl Borden para comenzar cálidamente cada día.


por Pablo Rego | El multipremiado músico, autor y productor norteamericano Carl Borden llega con su nuevo álbum hasta el alma del oyente proponiendo un abrazo musical en la mañana de cada día. “Morning embrace” es el nombre de su obra conceptual que invita a dejarse llevar por el optimismo y la consciencia del milagro de estar vivos.

Morning embrace” es, principalmente, la invitación a entrar en una atmósfera que se va desarrollando tema a tema manifestando la conexión de las emociones y los climas interiores con la naturaleza, en sonidos que van creando distintos escenarios que interactúan haciendo desaparecer los límites entre el ser y la dimensión intangible del Universo.

Las diez pistas que componen el disco trascurren en un clima de calma, expansión y serenidad que llevan la contemplación hacia la música en la que el artista manifiesta impresiones cargadas de emotividad a través de una combinación de sonidos que recrean paisajes que invitan a soñar diferentes momentos matinales.



En Morning embrace”, de igual manera que en los discos anteriores “Breathe” y el premiado “Echoes of Bliss” compuestos, arreglados y ejecutados íntegramente por Borden,  la música se ofrece un ambiente ideal para acompañar momentos de reflexión o de contemplación, la meditación o la práctica de actividades introspectivas.

La utilización del sonido como frecuencias es un recurso presente en forma de continuo durante las diferentes pistas de “Morning embrace”, sincronizándose con la vibración energética del cuerpo emocional y ayudando así a crear una sensación de bienestar que va recorriendo las distintas partes del ser.

Cada nuevo día, lleno de promesas y expectativas, lo ideal es comenzar con un cálido abrazo. Borden te invita a despertar y mezclarte con esta música tranquila y sublime, basada en el conocimiento de que todo está bien y que esta nueva mañana es tuya para que la abraces

©Pablo Rego

Cuando compras en Amazon a través de nuestros enlaces nos ayudas generando una pequeña comisión que nos permite seguir dándote este servicio ¡Gracias!

Morning embrace” está disponible para ser descargado a través de nuestros enlaces de Amazon USA y Américas y AmazonEspaña.




30 may. 2019

La sabiduría de Chuang Tse en una obra para comprender en profundidad los conceptos taoístas.


por Pablo Rego | El Sabio Chuang Tse, vivió en la China de alrededor del año IV antes de Cristo. “El Chuang Tse”, libro llamado igual que su autor, es la obra que trascendió los siglos hasta nuestros tiempos, gracias a la amplitud de conceptos, sus historias y aforismos fundamentales para que todo aquel que quiera adentrarse en el taoísmo tenga una fuente de inspiración verídica.

Se dice que Lao Tse, conocido como el Gran Maestro del Taoísmo, a quien se le adjudica los libros fundamentales “TaoTe King”, fue Maestro de Chuang Tse (o Chuang Tzu, Zhuangzi o Zhuang Zi, o Chuang Zi), sin embargo es más difícil afirmar categóricamente la existencia de Lao Tse frente a los numerosos testimonios que sí pueden afirmar la verdadera existencia de su discípulo, Chuang Tse.

El Chuang Tse” ó “El libro de Chuang Tse” es la manera en la que se conoce a la obra literaria en la que el autor plasma una serie de historias, anécdotas, cuentos, episodios y bromas que ayudan al lector a conformar los conceptos necesarios para comprender la filosofía taoísta.


Hay muchas versiones de este libro histórico ya que los textos han sido accesibles para ser traducidos e interpretados. La versión que tomamos como referencia en esta reseña es la de Martin Palmer, quien fue traductor de numerosos clásicos chinos y especialista en taoísmo, y fue quien abordó en 1995 la traducción completa del Chuang Tse para dejar registrada una obra que, realizada junto a Elizabeth Breuilly, editada por EDAF en su colección “Arca de Sabiduría”, es considerada una de las más importantes realizadas hasta la fecha.

Es importante destacar que así como la filosofía confuciana consiguió regir el pensamiento y la organización social de la antigua China, existían muchas otras escuelas de pensamiento, fundamentalmente los legistas y los taoístas que consideraban la construcción de aquellas sociedades desde otros puntos de vista.

Así, mientras el confusionismo fue muchas veces un pensamiento practicado a gran escala, los taoístas eran críticos y más fundamentalistas en sus conceptos, remitiéndose a su filosofía que mantenía sincronizados en todo momento el pensamiento, la acción y la espiritualidad, sin lo que consideraban corrompidas a las acciones de los gobernantes y de los pueblos.

Con un pensamiento que tiene siempre latente el absurdo, jugando con la filosofía y haciendo foco de sus burlas a burócratas, funcionarios y eruditos, “EL Chuang Tse” aparece como un libro actual desde el cual podrían aclararse muchas de las conductas de todo aquellos que persiguen sólo una parte de la actividad humana, dejando de lado el desarrollo integral del ser a costa de conseguir objetivos a corto plazo, en relación al poder a cualquier precio.


©Pablo Rego

Cuando compras en Amazon a través de nuestros enlaces nos ayudas generando una pequeña comisión que nos permite seguir dándote este servicio ¡Gracias!

Compra “El libro de Chuang Tse” a través de nuestros enlaces de Amazon España o Amazon USA y Américas.


28 may. 2019

Yoga en las alturas, una tendencia en Myanmar.


AFP – Yangon, Myanmar | Una ex abogada que ha estado enseñando Yoga profesionalmente en Myanmar (Birmania) durante cinco años está llevando la última tendencia de flexión del cuerpo a nuevas alturas: lograr posturas de Yoga en un muro de escalada.

Khin Myat Thu Zar se acerca con facilidad a la cima de una pared en un centro de escalada inaugurado en 2017 en  Yangon (Rangún). Pero su ascenso no ha terminado todavía.

Con el apoyo de un compañero de soga, ella se voltea boca abajo y hace una maniobra que da miedo de sólo pensarlo; sus pies se agarran a dos muros de escalada en una hendidura invertida.

"Se necesita mucha más fuerza para hacer este tipo de Yoga y la mente tiene que ser completamente estable", dijo. "Tienes que ser valiente", agregó.


La ex abogada de 34 años que ha estado enseñando Yoga profesionalmente en Myanmar durante los últimos siete años, comenzó a escalar como una forma de fortalecer sus músculos y decidió fusionar las dos aficiones.

"La sensación de practicar Yoga en la pared es muy diferente de la del suelo", dijo radiante, mientras admitía que escalar Yoga no era para los débiles de corazón y conllevaba algunos riesgos. "Si hacemos algo mal, puede doler y es peligroso".

La mayoría de sus estudiantes provienen de las clases medias de rápido crecimiento de Myanmar, que han estado incorporando ávidamente las tendencias mundiales desde que el país, luego de haber estado aislado, abandonó el gobierno militar absoluto hace ocho años.

Booking.com


Ahora, los estudios de Yoga, las paredes para escalar y la ropa ajustada de gimnasia son tendencias que se están abriéndose paso, cuando resultaban desconocidas bajo un régimen militar enclaustrado.

 "Las cosas están cambiando", dijo Thu Zar.

Fuente del artículo AFP
Foto © Freepik


15 may. 2019

“Before Today, Beyond Tomorrow”, un punto de inflexión en la vida de la pianista Ann Sweeten.


por Pablo Rego | La excelsa pianista Ann Sweeten presenta su nuevo trabajo discográfico “Before Today, Beyond Tomorrow” (Antes de hoy, más allá de mañana) en el que impresiona con su estilo de ejecución puro y brillante, yendo más allá de una reconocible destreza técnica hacia una gran manifestación de  profundidad y una comprometida emocionalidad en sus composiciones.

Su trayectoria, que va haciendo de esta sensible compositora e intérprete una artista única, es reconocida por la prestigiosa marca de pianos acústicos “Stenway and Sons” quienes le ofrecieron en 2008 ser su representante de marca. El estilo único y reconocible de esta completa artista recorre con sus composiciones géneros como el clásico, el neo-clásico, aspectos del jazz, el cine y la música popular.

Before Today, Beyond Tomorrow” es un viaje de fuerza, de emoción, de destreza técnica y composiciones prodigiosas. El título del álbum “Antes de hoy, más allá de mañana” se refiere al tiempo anterior a la leucemia que le fue diagnosticada a Ann durante la grabación del álbum y luego al horizonte, más allá de lo inmediato, con esperanza para el futuro.

En este nuevo álbum participan destacados músicos invitados como Nancy Rumbel (corno inglés), Eugene Friesen (chelo), Charlie Bisharat (violín), Premik Russell Tubbs (saxofón soprano) y Trisha Craig (flauta).


En 1997, Sweeten lanzó su álbum debut, “Prism”. Cuando, en 2000, publicó su tercer álbum, “Reflections”, se vendieron de a cientos en las principales cadenas de discos. Fue entonces cuando los fanáticos comenzaron a escribir en profundidad el efecto de la música de Sweeten en sus vidas: hablaban de la música como esperanza, de su poder curativo o como una forma de encontrar la paz. Ella ha declarado que "el hecho de que mi música toque a las personas con tanta fuerza es la mayor recompensa que pude haber recibido y las historias que las personas han compartido conmigo me conmovieron hasta las lágrimas".

La música de Sweeten se ha emitido y ha sido reseñada en todo el mundo con gran reconocimiento de la crítica. Ann es también una acérrima ecologista, animalista y vegetariana. Además de su carrera como concertista y grabadora, también es actriz, cantante y bailarina profesional en la Actor's Equity Association. Ann Sweeten es ella misma una sobreviviente que, además de la leucemia con la que lucha en la actualidad, ha superado el cáncer de mama en dos oportunidades y participa en la Iniciativa Arts in Healthcare.

Habiendo escrito más de cien partituras musicales hasta la fecha, Sweeten también es autora de todas las notas de sus álbumes y es una poeta por derecho propio. Will Ackerman, fundador de Windham Hill Records y coproductor de “Before Today, Beyond tomorrow” y otros álbumes de Ann como “Flying solo silhouette”, dice que esta grabación demuestra "la evolución superior de una pianista que siempre ha brindado brillantez musical. Un artista a menudo compite consigo mismo más que con otros. Al escuchar estas piezas juntos por primera vez, sentí la familiaridad de su sonido único que me sorprendió gratamente y que, para mí, parecían estilísticamente más amplios que cualquiera de sus grabaciones anteriores”.

En las propias palabras de Ann: "Nunca he necesitado una llamada de atención en mi vida a través de un diagnóstico o evento, ya que siempre me he sentido muy presente y despierta, pero este tercer diagnóstico me ha dejado de rodillas, y de una manera que NO puedo explicar, el mundo ES diferente, mi vida ES diferente, mis reacciones son diferentes, mi paciencia es mayor, mi capacidad de perdón también. La vida misma parece tan frágil que la sostengo como un pájaro herido, para que pueda crecer bien bajo mi cuidado y volar de nuevo, llevando música en sus alas".

©Pablo Rego

Cuando compras en Amazon a través de nuestros enlaces nos ayudas generando una pequeña comisión que nos permite seguir dándote este servicio ¡Gracias!

Before Today, Beyondr Tomorrow” está disponible para ser descargado a través de nuestros enlaces de Amazon USA y Américas y Amazon España.



10 may. 2019

Yoga y la enseñanza de la actividad física.


Por Pablo Rego | Este artículo está basado en el testimonio de dos profesionales de la Educación Física que han dedicado y dedican su vida profesional a la enseñanza a niños de todas las edades en las escuelas estatales y que además son practicantes activas y comprometidas de Yoga. Sus visiones completas nos aportan unos conceptos que resultan de gran interés.

En Occidente la formación y el aprendizaje tradicionales del mundo del cuerpo físico han estado siempre enfocados en al desarrollo de las funciones cognitivas, el rendimiento y la competencia deportiva. Desde pequeños, en las escuelas, nos enseñan a realizar actividad física con la actitud de la exigencia y la intensidad del uso del cuerpo, pero poco se aprende de la consciencia del movimiento, del manejo de la respiración o de la economía de la energía para su óptimo aprovechamiento, incluso en la competencia. 

No es un problema de formación, es una cuestión conceptual, es la actividad física que se ha ido creando con el devenir del tiempo, originada en los conceptos que rigen todas nuestras actividades, sobre la que también se ha construido toda una civilización.

La llegada del Yoga nos aporta otra visión. Los practicantes de Yoga lo sabemos y utilizamos esos elementos que hasta hace un tiempo eran extraños y que se han ido naturalizando en las últimas décadas gracias a la práctica de la disciplina. En la actualidad podemos encontrar profesores de Educación Física que a la vez se han aficionado a la práctica de Yoga y son un rico y auténtico puente entre la formación de los niños y los jóvenes y algunos conceptos que pueden enriquecer mucho el aprendizaje y práctica de las actividades físicas y los deportes.



Mariana Di Nardo y María Emilia Carpi son profesoras de Educación Física. Ambas tienen una larga y completa trayectoria dedicadas a la enseñanza y pasaron por los diferentes niveles de la educación oficial. Mariana practicó Yoga en su adolescencia y retomó el hábito regular de las clases hace un par de años, recuperando aquellas sensaciones que tenía guardadas en su memoria. María Emilia emprendió el inicio de su aprendizaje en varias ocasiones hasta encontrar la conexión indispensable con su profesor actual, para quedarse y crecer en la práctica, dándose la oportunidad de probar ya que contaba con conocimientos teóricos de la actividad y confiaba en que le aportaría elementos enriquecedores.

Si bien María Emilia y Mariana realizan actividades similares, viven en diferentes pueblos y tienen experiencias personales. Cada una ha recorrido su camino de formación y su vida profesional de manera particular, pero la actividad cotidiana y el conocimiento que han adquirido de los elementos del Yoga las lleva a conclusiones coincidentes.

Ambas concuerdan en que Yoga les ha acercado al mundo de la respiración consciente. Pranayama (o control de la energía a través de la respiración) enseña a los practicantes de Yoga a moderar los ritmos internos, físicos y mentales, además de desarrollar y controlar la energía.

Para María Emilia enseñar respiración a los niños y jóvenes con los que trabaja es un gran desafío ya que es complicado que se avoquen a la incorporación de un elemento nuevo para ellos, pero sostiene que vale la pena el intento por los beneficios que les proporciona.

Mariana observa lo interesante que resulta, además, que los estudiantes comprendan la posibilidad que tienen de concentrar la energía a través de la atención y la respiración para utilizarla en un momento determinado, para mejorar su rendimiento físico, haciendo de ello un acto más consciente e inteligente.


¿Qué puede aportar la práctica de Yoga a la enseñanza oficial en las escuelas?

Mariana Di Nardo hace hincapié en elementos propios del individuo de este tiempo y en las características de su conducta, como la falta de concentración o de la conciencia del cuerpo y la consiguiente pérdida de algunos aspectos de la motricidad.

Según ella, Yoga puede aportar la pausa consciente, la detención del movimiento para la comprensión del propio cuerpo. Puede aportar, además, la conservación de movimientos que los niños y jóvenes van perdiendo dados los hábitos nuevos en relación, por ejemplo, al uso de los dispositivos electrónicos.

También se detiene a reflexionar sobre el trabajo fino del aprendizaje motriz que la práctica de la consciencia del cuerpo puede ayudar a mejorar, sobre cómo hacer consciente un movimiento o qué está pasando con el cuerpo en cada momento; o sea el aprendizaje desde la atención plena de cada movimiento que se hace con el cuerpo físico, utilizando elementos como la visualización o el manejo inteligente de los recursos de la mente para mejorar la manera de realizar actividad física.

Dice Mariana que “la práctica de un Yoga para niños, en el que se trabajen las posturas, la quietud, mantener la consciencia y la respiración en el equilibrio para mí es fundamental, sobre todo en los niños de la actualidad que no tienen mucha consciencia de su cuerpo a causa del exceso del uso de la tecnología que incentiva la mente, lo que hace que sea todo rápido e inmediato” Y agrega, “en el futuro vamos a ver los grandes problemas posturales de estos niños y jóvenes 

María Emilia Carpi cree que la práctica de Yoga en las escuelas ayudaría al autocontrol de los niños, lo que mejoraría en mucho su relación social. Según su experiencia, en la actualidad el docente está cumpliendo una función de contención que denota la falta de trabajo que existe sobre las bases emocionales o espirituales de los individuos en general, cosa que Yoga aporta como herramientas no sólo para el docente sino también para que el alumno cuente con ellas y pueda resolver sin violencia o sin grandes conflictos los temas relacionados con las emociones y las relaciones interpersonales.

También observa la necesidad de que los jóvenes equilibren el exceso de atención que existe en la mirada de otro, utilizando recursos del Yoga para mejorar en aspectos como la aceptación y la tolerancia para disminuir la conflictividad que se manifiesta habitualmente en las clases de las escuelas. 

María Emilia sostiene que “hoy más que nunca, el Yoga sería muy beneficioso en todos los niveles de la enseñanza en las escuelas. Los niños y jóvenes están muy agresivos, muy competitivos, con mucha carga emocional y social. Un rato de mirarse a sí mismos, profundamente, volviendo a la calma, haciendo una relajación para lograr, aunque sea de a ratos, un equilibrio mental, psíquico y físico, a la larga les traería grandes beneficios”



Si bien la formación y experiencia de estas mujeres está plasmada en sus respetables carreras profesionales, ambas son aprendices y practicantes de Yoga lo que aporta frescura a su manera de ver la actividad física, tanto de sus alumnos como la propia.

María Emilia siente que Yoga le ha aportado la posibilidad de una profunda conexión interior y una conciencia completa de su ser, cambiando en ella la percepción de su cuerpo, el alivio de algunas dolencias físicas habituales, mejorando sus sensaciones y superando algunos temores que padecía por esas dolencias. También describe como la práctica habitual del Yoga le ha aportado, desde su filosofía, una mayor consciencia y el agradecimiento de lo bueno que vive cada día en su vida.

Mariana reconoce que Yoga le ha ayudado a tener una conciencia permanente del cuerpo que, si bien es uno de los elementos con los que trabaja habitualmente como profesional, es también una parte de su ser.

Corregir la postura, tener consciencia de sus propias sensaciones o aprender a relajarse son aspectos que ha ido mejorando paulatinamente y elementos que valora positivamente. Estos mismos factores se han hecho constantes en su forma de percibirse y así también en la manera de transmitir la articulación del trabajo con los alumnos.

Foto ©Freepik
Integrando

La experiencia cotidiana y la relación de estas dos profesoras conectadas con el proceso de enseñanza de la actividad física en niños y adolescentes, sumada a la que experimentan como aprendices y practicantes de Yoga nos da una visión amplia de cómo los elementos ausentes en muchos de los aspectos de nuestra sociedad occidental residen en sus bases culturales.

Lo que Yoga les aporta a ellas en el ámbito de su materia es similar a lo que les ofrece en el ámbito personal en lo mental, filosófico o espiritual. La bases de un trabajo físico que se realiza desde la consciencia y atención plena puede ser extendida a otras áreas humanas y sociales para encontrar allí un equilibrio que incluya una presencia mayor de elementos como la contemplación, la atención, la confianza en el propio ser o la tolerancia y el respeto por las diferencias.

El entrenamiento de la consciencia y un buen trabajo de base que considere al Ser como un Todo que tenga presente sus diferentes dimensiones pueden crear un clima interior que repercuta positivamente en cualquier actividad que puedan desarrollar los individuos. En el ámbito de la actividad física, tanto sea realizada para la en la búsqueda de la salud como orientada a la práctica de un deporte, alcanzar una buena relación con el propio cuerpo así como con el entorno, incluidos los otros seres humanos, es una dimensión que la filosofía de Yoga aporta naturalmente y que puede ser una importante contribución a la formación de los niños y jóvenes en sus diferentes etapas de crecimiento.

©Pablo Rego
Profesor de Yoga.
Terapeuta holístico
Diplomado en Medicina Ayurveda de India.


8 may. 2019

Video: Ejercicios simples para la Salud de la Columna Vertebral.

Pablo Rego explica la manera de practicar unos simples ejercicios que pueden ser realizados por la gran mayoría de las personas para aliviar el dolor de espalda y columna vertebral, mejorando así la flexibilidad y pudiendo combatir conflictos y enfermedades de la espina dorsal.




4 may. 2019

“Cityscape”, la creación de un paisaje urbano de Clifford White.


por Pablo Rego | El cuarto volumen de la serie “Synergy” es una pintura musical contemporánea que utiliza los infinitos recursos de la música electrónica para pintar los aspectos cotidianos de la vida en la ciudad desde un clima optimista. “Cityscape” es el álbum que cierra la serie creada por el británico Clifford White como una exploración de la música electrónica clásica y contemporánea.

Cityscape” es un sobrevuelo por una ciudad testigo en la que, a lo largo de lo que duran sus trece temas, van iluminándose rincones y climas propios del mundo urbano. A lo largo de estos temas Clifford White va tomando diferentes recursos de la música electrónica y de sus diferentes épocas, creando un sonido contemporáneo que incluye, como ocurre con la memoria de las ciudades, diferentes épocas y distintos mensajes.

Según el autor, (que cita al clásico de VangelisThe City” de 1990 como punto de partida de sus composiciones, pero que reconoce que a medida que fue creando los temas se fue alejando de dicho punto de referencia), “Cityscape” es el más optimista de los cuatro álbumes de la serie Synergy. Sus pistas preferidas son "Sidewalk" con su estilo de estilo retro-synthwave de los ‘80, la funky “Garden Party”, el exótico lounge de "Lovers Lane" y la pista de título final "Cityscape".


Cityscape” es un disco de música electrónica contemporánea, que utiliza recursos de diferentes géneros que conviven en la ciudad como el rock, el dance, el funk o la música oriental, recreando y representando elementos como las máquinas o la tecnología, las emociones que varían en intensidad, la calma dentro del caos, el viaje más allá de los límites de la ciudad, el amor, la hiperactividad o los submundos que atraen y repelen al mismo tiempo.

Pero en todo caso, “Cityscape” rescata la visión positiva del habitante de la ciudad que encuentra la distancia de todo para permanecer en calma, experimentando la alegría, el amor o la esperanza siempre posibles en un ser que asume su época, fluye con al ritmo urbano y deja salir lo mejor de sí, a pesar del movimiento incesante y la intensidad omnipresentes.

Además de “Cityscape”, los otros tres volúmenes de la obra conceptual “Synergy” son “Waterworld”, “The speed of silence” y “Robot Dawn”. Más información sobre el músico, compositor y productor Clifford White en su Web www.cliffordwhite.co.uk

©Pablo Rego

Cuando compras en Amazon a través de nuestros enlaces nos ayudas generando una pequeña comisión que nos permite seguir dándote este servicio ¡Gracias!

Cityscape” y toda la música de Clifford White está disponible para ser adquirido a través de nuestros enlaces de Amazon




29 abr. 2019

Yoga puede ayudar a aliviar los trastornos del estado de ánimo en los pacientes con Parkinson.


(Agencia Reuters, Salud – EE.UU.) – Según un pequeño experimento, las personas que padecen la enfermedad de Parkinson pueden tener menos ansiedad y depresión cuando practican Yoga enfocado en ejercicios de atención plena y respiración.

Los investigadores de la revista científica JAMA Neurology señalan que el Parkinson es una de las enfermedades neurodegenerativas crónicas más comunes. Sus síntomas motores clásicos incluyen temblores, rigidez, movimientos lentos e inestabilidad postural, pero los pacientes con Parkinson también pueden experimentar una variedad de problemas cognitivos, así como trastornos psiquiátricos como la depresión y la ansiedad.

Para el estudio, los investigadores seleccionaron aleatoriamente a 138 adultos con Parkinson a los que les propusieron dos programas diferentes. Durante ocho semanas podían participar de un programa de Yoga con Mindfulness u otro programa de ejercicios centrado en el estiramiento y el entrenamiento de resistencia para mejorar la movilidad y la estabilidad.

Según el estudio, desde el punto de vista físico, Yoga fue tan efectivo como el estiramiento y el entrenamiento de resistencia para mejorar la disfunción motora y la movilidad. Todos los participantes pudieron pararse y caminar sin bastones o andadores.

Las personas que hicieron Yoga experimentaron mayores reducciones en la ansiedad, la depresión y percibieron dificultades relacionadas con su enfermedad. Los pacientes participantes de este grupo también informaron mejoras en lo que se conoce como calidad de vida relacionada con la salud lo que puede repercutir positivamente en las actividades diarias a pesar de su enfermedad.


"Antes del estudio, sabíamos que los ejercicios de la mente y el cuerpo, como el Yoga y el estiramiento, mejoran la salud física de los pacientes con enfermedad de Parkinson, sin embargo, no se conocía el beneficio para su salud mental", dijo el autor principal del estudio, Jojo Kwok de la Universidad de Hong Kong.

"Este estudio concluye que el Yoga alivia la angustia psicológica, mejora el bienestar espiritual y la calidad de vida, sin mencionar los síntomas motores y la movilidad", dijo Kwok. "Lo que es emocionante, es que ahora se ha demostrado que el Yoga supera a un programa de simples estiramientos".

Cada semana, durante el estudio, las personas incluidas en el grupo de entrenamiento de estiramiento y resistencia tuvieron una sesión grupal semanal de 60 minutos. También se les animó a practicar ejercicios en casa durante 20 minutos dos veces por semana.

Las personas en el grupo de Yoga tuvieron una sesión semanal de 90 minutos de Hatha Yoga, que se centra en la respiración y la meditación, además de posturas físicas específicas. A ellos también se les dijo que practicaran en casa durante 20 minutos dos veces por semana.


Los programas de capacitación basados ​​en Mindfulness están diseñados para ayudar a las personas a enfocarse en el momento presente y aceptar cualquier dolor o incomodidad que puedan sentir. Esto puede incluir técnicas de meditación para cultivar la conciencia del momento presente durante las actividades cotidianas, como conducir o comer, o ejercicios de respiración y prácticas como el Yoga para ayudar a fomentar la conciencia corporal y concentrarse en el presente.

Cuatro participantes en el grupo de Yoga reportaron dolor leve temporal en la rodilla, al igual que dos personas en el grupo de entrenamiento de estiramiento y resistencia. Ninguno de los pacientes tuvo efectos secundarios de mayor gravedad.

Una limitación del estudio es que muchos participantes abandonaron. Y, también es posible que los resultados puedan ser diferentes para los pacientes con Parkinson con más limitaciones de movilidad, que fueron excluidos del ensayo.

Aun así, “los resultados se suman a la evidencia de que el Hatha y otras formas de Yoga pueden ser beneficiosos para los pacientes de Parkinson”, dijo Catherine Justice, una fisioterapeuta integradora de Hennepin Healthcare en Minneapolis, Minnesota.

Booking.com

Sin embargo, especialmente con los síntomas motores del Parkinson, “es crucial que las personas con esta afección lo discutan con su instructor de Yoga antes de intentar una clase para minimizar el riesgo de lesiones”, aconsejó Justice.

"El riesgo de caídas podría ser bastante alto en posturas de pie o de equilibrio o cuando se hace la transición hacia y desde el piso", dijo Justice. "Por esta razón, recomiendo que cualquier persona con Parkinson practique yoga junto a una pared, con una silla resistente colocada junto de la colchoneta".

Los pacientes de Parkinson todavía pueden beneficiarse de la actividad física y mental de la práctica del Yoga, dijo la Dra. Martha Nance, directora médica del Centro de Parkinson Park Nicollet-Struthers en Minneapolis.

Si el Yoga no está disponible donde viven los pacientes, "sigue siendo útil hacer ejercicio 150 minutos por semana, y otras formas de atención / meditación probablemente ayuden también con la salud emocional", dijo Nance.


Artículo científico original publicado en JAMA Neurology

Fotos: Freepik