20 feb. 2019

El Yoga Afro-egipcio.


Más allá de la situaciónactual del Yoga en Egipto, existen diferentes corrientes de pensamiento e investigaciones que documentan una presencia histórica, en tierras de templos y faraones, de una disciplina de características saludables y espirituales  en esa parte del mundo.

Por un lado, el trabajo de investigación del Dr. Asar Hapi y Master Yirser Ra Hotep (Elvrid Lawrene) de Chicago, durante la década del ‘70 que hablaba del desarrollo de un Yoga originario de Kemet (el antiguo Egipto negro) llamado Kemetic Yoga  y por el otro las investigaciones del Dr Babacar Khane quien en su libro “El Yoga delos Faraones” que habla de un camino evolutivo de un Yoga nómade en la antigüedad.



Kemetic Yoga, es conocido como “el sistema egipcio antiguo de la iluminación del yoga” y se fundamenta en movimientos físicos combinados con la respiración profunda y la meditación controlada. El Dr. Asar Hapi y Master Yirser Ra Hotep dieron origen al desarrollo de la versión moderna de esta disciplina.

Este es un sistema de curación y puede denominárselo como “Yoga regenerativa” que se caracteriza por una serie de posturas geométricamente progresivas, que crean la alineación de la columna vertebral, corrige los defectos en el sistema muscular esquelético con el fin de aliviar el estrés, aumenta la circulación de la sangre, los nutrientes y el suministro de oxígeno a los sistemas vitales del cuerpo. Adicionalmente, permite que la energía vital interna y fluido espinal cerebral, fluyan eficiente y abundantemente a lo largo de todo el cuerpo.
Chakrasana – “La rueda” - Conocida como “la bailarina” (1291-1076 a.c.) – Museo Egipcio de Turín.
Sobre todo entre los afroamericanos contemporáneos se toma al Kemeticyoga como parte del método “Yoga Skills (habilidades de yoga), es decir, de la práctica que hace hincapié en la creación de condiciones a través de la activación del sistema nervioso parasimpático, enfocada a que cuerpo y mente puedan curarse a sí mismos, en oposición a las posturas de gimnasia y contorsionismo extremas, que a menudo causan lesiones por la mentalidadcompetitiva y comercial que caracteriza la industria del yoga imperante en diferentes partes de Occidente.

Origen africano

Dicha práctica emerge de una de las más antiguas civilizaciones conocidas, el antiguo Egipto; propiamente llamada Kemet, en el noreste de África y rivaliza con la evolución del yoga en la India. Kemetic Yoga, fue desarrollado por el estudio, la traducción y la interpretación de los comúnmente llamados textos jeroglíficos de Kemet (Egipto antiguo) y las imágenes de las posturas de yoga que están claramente representados en las paredes de los templos de Kemet que significa “tierra de negros”. Es a la vez una filosofía y una práctica basada en los sistemas de auto-desarrollo, que impulsaron la creación de la civilización Kemetismo que dio lugar a la ciencia occidental, la filosofía y la religión.


Existe también otra investigación relacionada con el Yoga egipcio realizada por Babacar Khane junto a su esposa Geneviève en territorio egipcio, plasmada en su libro “El yogade los faraones”,  quien compara y relaciona el Hatha Yoga de India con el egipcio, tomando en cuenta figuras existentes como las halladas en la tumba de Ptahhotep y Akhtihotep, en Saqqarah, en la tumba de Zenet y Antekofer (necrópolis de Abbeville), y la encontrada en una capilla del templo de Denderah.
Halasana – “El Arado” – Capilla del templo de Hathor Denderah (Época Ptoloméica)
Según Babacar Khane existe un tiempo en el que la humanidad, en diferentes partes del planeta y en distintos momentos evolutivos, desarrolló el Yoga como una manera natural de trascender la vida animal, como cuenta la leyenda de los avatares de Vishnu.

Las posturas simples y rectas tomadas de los antiguos grabados y jeroglíficos egipcios proponen una práctica simple que apunta a mantener un cuerpo saludable y un estado interno equilibrado, como una forma de prevenir las enfermedades. El objetivo de las prácticas modernas de este tipo de Yoga y sus series dinámicas están al alcance de todos.


Imágenes: Freepik



12 feb. 2019

Sutileza estética y profundidad emotiva en “Running Away”, el nuevo álbum de Timothy Wenzel.


por Pablo Rego | Con un sonido particular que busca la belleza y la magia, el tecladista, compositor, arreglador, productor Timothy Wenzel presenta su nuevo álbum “Running Away” en el que continúa demostrando ser uno de los músicos más destacados de la New Age. Además de su estelar presencia en el piano y sintetizador, el disco cuenta con la activa participación de Josie Quick en violín, Jill Haley en corno inglés y oboe, y Jeff Haynes en percusión.

En un clima en el que se respira liviandad, como si la música creara una nave sutil sobre la cual viajar como flotando por encima de la superficie de valles y montañas, de ríos y bosques de una manera consciente y alegre, los temas de “Running Away” llevan al oyente a un clima de ensueño en el que cambia la relación de la consciencia y el tiempo.

Wenzel, quien es un ex investigador científico exitoso, usa su música para explorar los principales conceptos universales, así como las filosofías, los sentimientos y las aventuras que pertenecen a nuestra vida diaria. Musicalmente, Wenzel pone el mayor énfasis en el piano, al que ha tocado toda su vida, pero también es un maestro del sintetizador, lo que le permite potenciar sus partes de piano con los sonidos de una amplia variedad de instrumentos diferentes (incluyendo, en "Running Away", flauta, guitarras, cuerdas, bajo y más).

Con melodías simples, pero emotivas, "Running Away" propone, por momentos, un salto a la música medieval, con una cadencia en sus temas que nos remonta a un tiempo pausado, más andante y menos vertiginoso que el contemporáneo, con unas armonías simples, pero llenas de belleza y representantes de un mundo apacible y con límites en expansión.

Booking.com

"La canción principal de mi álbum "Running Away" se inspiró en una fantasía que creo que mucha gente tiene", explica Wenzel, "la idea de comenzar una nueva vida, escapar de los problemas y todo su estrés, tal vez escapando a otra parte del mundo y creando una vida diferente, dejando todo atrás. Lo bueno del arte, como la música, es que puede facilitar el escapismo mental y las fantasías".

Wenzel también se ha convertido en un experto como arreglador y productor, y a menudo trae a otros músicos para que le ayuden con sus puntos de vista. En "Running Away" se le unen varios invitados especiales: la violinista Josie Quick que toca en nueve canciones (también apareció en sus últimas dos grabaciones), Jill Haley en corno inglés y oboe (en cinco canciones) y el percusionista Jeff Haynes (en seis canciones). Quick es miembro de los grupos progresivos “Perpetual Motion”, “The Coyote Poets of the Universe” y “Frontera String Quartet”. Haley es pionero de la música New Age con numerosas grabaciones solistas y colaboraciones reconocidas en su haber. Haynes ha tocado con cientos de los mejores actos en los géneros de New Age (Will Ackerman, Fiona Joy), pop (Joni Mitchell) y jazz (Pat Metheny, Cassandra Wilson).

Running Away sigue a los álbumes anteriores de Wenzel, “Mountains Take Wing (en el que exploró la tierra y la naturaleza), “ACoalescence of Dreams (centrada en los sueños y nuestro viaje personal), “River Serene (un río que fluye sirve como una analogía para la vida), “Summonthe Wind (utilizando la metáfora del viento para explorar las fuerzas dominantes de la vida), “Distant Horseman (extendiendo los pensamientos sobre la vida para incluir todo el universo) y “What We Hold Dear (música que captura personas, lugares y momentos significativos). También tiene un CD a dúo, “Such a Long Time, con la cantante Anne Cozean.

Siempre hay un elemento visual dentro de la música de Wenzel que a menudo se inspira en sueños, películas, historias y paisajes naturales. Además, como amante de la fotografía, para cada melodía, por lo general, busca una obra de arte apropiada que pone a disposición para ver en su sitio web.

©Pablo Rego

Cuando compras en Amazon a través de nuestros enlaces nos ayudas generando una pequeña comisión que nos permite seguir dándote este servicio ¡Gracias!

Running Away” está disponible para ser descargado a través de nuestros enlaces de Amazon España y Amazon USA y Américas.



7 feb. 2019

El orgullo, un límite en el camino del autoconocimiento.


por Pablo Rego | Dentro de las estructuras humanas, sobre las que el Yoga trabaja desarmándolas, está el ego. Esta construcción de la mente es quizá, y sobre todo al comienzo del acercamiento a la práctica, una de las más difíciles barreras a vencer ya que sus resistencias muchas veces ganan las batallas llevando a un principiante (y no tanto) al abandono del camino del autoconocimiento.

El ego (o los egos) es una representación ficticia de la mente en la que se crean personajes que protagonizamos en primera persona y en torno a los cuales giran nuestros hábitos, nuestras costumbres, el status social, los roles desde los cuales nos conectamos con el entorno, las actividades y las relaciones personales.

Estos egos, que son ilusorios y completamente modificables y hasta destructibles en gran medida, van siendo creados por nuestras necesidades a lo largo de la vida, son alimentados por la cultura que nos rodea y entrenados de manera incansable hasta darles una solidez que los vuelve aparentemente indestructibles.

Dada nuestra proximidad y apego a la mente, nos creemos esto o aquello porque nos creemos los personajes que representamos. Una profesión, oficio o  título universitario, la idea de un linaje excepcional familiar, ser ganadores o perdedores son reflejos relativos de lo que somos y, en general, mucho de ello nos lleva a vivir situaciones extremas relacionadas con la insatisfacción o la infelicidad, ya que cuando se nos impone una situación que nos provoca salirnos del personaje, el vacío de nuestro verdadero Ser emerge como un volcán en erupción dormido y oculto detrás de las apariencias, creándonos grandes conflictos.

El orgullo.

Si bien este término puede estar relacionado con aquello que sentimos cuando vemos a alguien relacionado con nosotros triunfar, alcanzar una meta o simplemente y no por ello poco importante, ser una buena persona, el orgullo está de todas formas relacionado con el ego ya que reside en él.

El orgullo tiene que ver con la sobreestima que tenemos de nosotros mismos (y puede ser proyectado en otros). Ser alguien orgulloso lleva consigo la idea de estar por encima de lo que somos realmente o de los demás. Y aunque muchas veces caigamos en la trampa de que si sentimos orgullo por otro es un orgullo valedero, también, de alguna manera, la sensación de los méritos del otro nos invita a colocarnos en un lugar superior al resto. 

Nuestra sociedad competitiva suele tener el orgullo como un valor importante. Desde pequeños escuchamos esta palabra en boca de nuestros formadores como padres, maestros y autoridades ejemplares o ejemplificadoras. Competir, ser los mejores y estar orgullosos es algo que se toma como positivo.

Y así, muchas veces nos encontramos estando orgullosos de algunas personas o de logros conseguidos por un grupo de pertenencia. Nos sentimos satisfechos de estar en el lugar que nos corresponde, luego de competir por ello para estar por encima del resto.

Cabe destacar que el orgullo se diferencia de la satisfacción o la alegría consciente de conseguir comprender, aprender o aprehender algo tras un proceso de transformación y crecimiento genuino, que en ocasiones puede coincidir con las motivaciones del orgullo, pero sin caer en él.


El orgullo en la práctica de Yoga.

Esta manifestación del ego puede reconocerse entre aquellos que desconocen los detalles de la práctica del Yoga. Alguien con un ego muy fuerte y orgulloso de ser quien es, que nunca practicó Yoga u otra disciplina de autoconocimiento, ve a unos seres que se entregan a la no-competencia y practican la liberación de los prejuicios y la debilitación del ego como seres ridículos que pueden llegar a contagiarle algún mal. Claramente este es el ejemplo de alguien que difícilmente se quite sus zapatos para recostarse sobre una alfombra y liberarse de sus pensamientos.

Sin ser tan extremistas, en mayor o menor medida, el orgullo como el ego nos habita a todos y nos condiciona. De hecho estar dispuestos a reducir a su mínima expresión estos factores humanos es un buen principio para dedicar tiempo al aprendizaje de Yoga y la Meditación.

La práctica del Yoga, como camino de autoconocimiento, nos ayudará a detectar estos mecanismos sutiles que actúan deformando la realidad. El trabajo que nos ayude a desarmar prejuicios y preconceptos para acercarnos poco a poco a nuestra esencia verdadera es arduo y suele tomar mucho tiempo y dedicación.

Por ello es fundamental no sacar conclusiones apresuradas y dejarse guiar hacia lo profundo de la práctica. Es importante comprender que no podemos tener nuestras propias ideas de un mundo que desconocemos por lo que si tendemos a creer que lo sabemos todo rápidamente, no es mala idea dudar y quedarnos un poco más para que la verdad pueda aparecer detrás del murmullo de la mente que a veces suele ser mucho más de lo que alcanzamos a percibir.

Por otra parte es importante resaltar que el sólo entrenamiento del cuerpo físico a través de Yoga no transformará este aspecto de nuestro Ser, ya que es importante trabajar en la atención y la consciencia y adentrarnos en la dimensión sutil para progresar en un Yoga espiritual completo que verdaderamente nos transforme. En la actualidad vemos como muchas personas que entrenan su cuerpo, y sólo eso, a través de asanas de Yoga luego se sienten orgullosas de sus cuerpos mostrándose como semidioses ante los ojos de los demás.


El orgullo y los límites del crecimiento.

Esta percepción de nosotros mismos se alimenta de factores como el miedo, el prejuicio y la competencia y al mismo tiempo realimenta y refuerza estos conceptos. El miedo a no poder, al ridículo, a despojarnos de las corazas emocionales que llevamos mucho tiempo construyendo, a quitarnos los disfraces como capas uno a uno; lo que pensamos de los demás, de nosotros mismos, de lo que piensan los demás de nosotros; el hábito de compararnos y tener que ser mejores, de alcanzar las metas antes que los demás, de soportarlo todo aunque no podamos y un largo etcétera crean ideas del mundo y de nosotros que habitualmente llevan a las personas y a los pueblos al conflicto, a la autodestrucción o al intento de aniquilación del otro.

Todos esos prejuicios, los miedos y lo que creemos es muy probable que nos limiten al momento de intentar progresar en el camino de exploración de nuestro Ser más profundo, ese que se que vive detrás de tantas ideas y ficciones mentales.

Este límite puede ser infranqueable y funcionar como un resorte sobre el cual intentemos actuar y nos repela con fuerza alejándonos del camino del autoconocimiento. Al adentrarnos un poco en la práctica del Yoga y/o la Meditación ese cúmulo de ideas residentes en el ego creará las imágenes necesarias para que nos auto-consideremos incapaces de seguir o unos ridículos o unos perdedores llegando a pensar “esto no es para mí” o  “yo no soy para esto”.

En las sesiones de Yoga este tipo de situaciones suele manifestarse en aquellos que no pueden dejar de lado la idea de tener que hacer todo bien o mejor que los demás o hacerlo todo con la máxima exigencia aunque les resulte realmente imposible. Y como contrapartida les es imposible relajarse y dar lo mejor aunque eso sea, para ellos, menos que lo que hacen otros.

El orgullo juega muy en contra de quienes muchas veces son los más necesitados de  relajarse, liberarse de la mente y cambiar el clima interior. Aquellos que no pueden dejar de compararse con los demás, aun cayendo en la situación de no poder tomarse algunos respiros más si les son necesarios o ir a un ritmo, a lo mejor un poco más lento que otros, aprendiendo así a andar en armonía con sus propias necesidades verdaderas, que no son otra cosa que aquellas que surgirán cuando el ego disminuya su influencia en las conductas conscientes e inconscientes, son quienes más deben estar atentos y confiar en que aprender lleva tiempo y que aprovechar el momento de la práctica puede ser un hecho verdaderamente liberador, transformador y sobre todo sanador.

Más allá de los límites

Contra el orgullo: la confianza, la empatía, la sinceridad aunque al principio duela un poco, la humildad. Atreverse a recibir el amor y la guía de aquellos que se entregan en cuerpo y alma a la enseñanza para alcanzar metas que a veces no se entienden bien y que forman una parte esencial del Yoga, sobre todo en la cultura contemporánea de la competencia y el consumo excesivo, es una de las claves para conseguir un progreso verdadero, para salirnos de nuestro propio encierro mental.

Aunque sea difícil dejarse llevar hacia el llano en el que todos nos encontramos hermanados como iguales, siguiendo el impulso emocional y espiritual que nos lleva indudablemente a buscar ayuda en disciplinas de autoconocimiento para liberarnos del dolor, de la insatisfacción o del cansancio estructural, tener presente la necesidad de dejar de lado nuestros propios límites debe ser el faro que nos guíe a quedarnos, a insistir, a aprender a desaprender para trascender nuestras propias ficciones mentales y comenzar a crecer ( en el sentido más amplio del término) o continuar haciéndolo.

©Pablo Rego
Profesor de Yoga
Masajista-Terapeuta integral
Diplomado en Medicina Ayurveda de India

Fotos © Freepik



Booking.com

2 feb. 2019

Video: Yoga en Vacaciones

Practicando y compartiendo Yoga. Una excelente manera de pasar las vacaciones.


30 ene. 2019

Según estudios científicos Yoga mejora la salud del corazón.



por Pablo Rego | La disciplina que ha sido practicada por la humanidad como método de prevención de la salud por milenios, está siendo alcanzada lentamente por la joven ciencia de la tecnología aplicada que comienza a comprobar y documentar los beneficios del Yoga para la Salud. 

En estudios realizados por diferentes universidades se ha concluido que Yoga ayuda a mejorar la salud del corazón y sus implicaciones en torno al metabolismo, a combatir la depresión, la ansiedad y problemas graves como los ACV que pueden ser la consecuencia de una condición cardíaca llamada “Fibrilación Auricular”. 

Los primeros estudios realizado por la 5Division of General Medicine and Primary Care, Harvard Medical School, MA, USA, a través de “Pruebas clínicas aleatorias” (RTCs), indican una prometedora evidencia de que Yoga mejora la salud cardio-metabólica. 

Este artículo ha sido publicado por la Revista Europea de Cardiología Preventiva titulándolo “La efectividad del yoga en la modificación de los factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular y el síndrome metabólico: una revisión sistemática y un meta-análisis de ensayos controlados aleatorios”

Este y otros estudios manifiestan que yoga puede disminuir la presión arterial y los niveles de colesterol “malo” (LDL), además de mejorar la función respiratoria y colaborar en el descenso de peso en las personas obesas.
Otro estudio presentado en Nueva Orleans, EE.UU., difundido por AFP, manifiesta que el Yoga mejora la calidad de vida de personas con “Fibrilación Auricular”, una condición de enfermos cardíacos que aumenta de manera significativa el ritmo del funcionamiento del corazón produciendo dolor en el pecho, mareos y dificultades para respirar y, eventualmente, la producción y acumulación de coágulos que pueden generar accidentes cerebrovasculares (ACV) 


La “Fibrilación Auricular”, además del problema físico que presenta, trae consecuencias psicológicas en aquello que la sufren, ya que al no saber cuándo será el próximo episodio genera un estado de ansiedad y una preocupación constante que perjudican, además, los estados emocionales y el sistema nervioso, creando un círculo vicioso. 

El estudio demostró que la realización de una actividad física controlada a través de asanas de Yoga, respiración profunda y meditación durante cuatro meses ininterrumpidamente, en comparación con otras personas que no realizaron esa práctica, mejoró el estado psicológico y cardiovascular de los pacientes testeados. 

“Yoga tiene un efecto significativo en ayudar a regular el ritmo cardíaco de los pacientes y mejora la calidad de la vida en general”, dijo el principal autor del estudio, Dhanunjaya Lakkireddy, profesor asociado de medicina en el Hospital de la Universidad de Kansas. 

Es importante mencionar que, antes de la práctica de Yoga, es prioritario realizarse los estudios correspondientes ya que en algunos casos de anomalías en el funcionamiento del corazón, más allá de la “Fibrilación Auricular” la práctica de ciertos ejercicios puede ser contraproducente. 

©Pablo Rego
Profesor de Yoga
Masajista-Terapeuta integral
Diplomado en Medicina Ayurveda de India

Créditos: Foto © Freepik



Booking.com

25 ene. 2019

Video: Practica el "Saludo al Sol" con Pablo Rego


Práctica del "Saludo al Sol" ó "Surya Namaskar". Vídeo-Clase práctica para realizar junto a Pablo Rego toda la secuencia de esta formidable y tradicional rutina compuesta por diversas posturas de yoga o asanas que se realiza de manera dinámica.
Es un video pensado como una clase, para tenerlo como guía de la práctica.
Para aprender los detalles de cómo se realiza el "Saludo al Sol" está disponible el video correspondiente aquí : https://youtu.be/1U4eDMOCCt0



17 ene. 2019

Yoga libera a estudiantes de estrés académico.


El estrés académico es considerado como una de las patologías de mayor frecuencia entre los universitarios. Una clave para enfrentarlo está en el yoga: el equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu.

Así comienza el artículo publicado por la Agencia de Noticias de la Universidad Nacional de Colombia desde su sede de Palmira a través del cual se promueve la práctica del Yoga con el objetivo de mejorar el estado físico, emocional y psicológico de los estudiantes.

De acuerdo con la psicóloga María del Pilar Aguilar, de Bienestar Universitario de la UN en Palmira, el yoga está avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una práctica que ayuda a los seres humanos a manejar el estrés. Por eso, es recomendada en las empresas y en las universidades.

“En la parte académica, los estudiantes tienen una alta carga laboral por sus múltiples responsabilidades y sufren de estrés académico. Los jóvenes estudian mucho, trasnochan, no tienen una buena nutrición y no hay un hábito del deporte. Por ello, el yoga se convierte en una de las formas para liberar las tensiones originadas en la mente, a través del trabajo físico”, sostiene la psicóloga y practicante.

Y Agrega la especialista: “Les enseñamos a los estudiantes a entender la importancia conectar la mente con el cuerpo. La parte física les ayuda a liberarse tensiones y a respirar mejor, hábito que muchos de nosotros realizamos mal”.


Como parte de una estrategia para combatir el estrés académico, el Área de Salud Estudiantil de Bienestar Universitario de la UN en Palmira dicta estos talleres a estudiantes, docentes y funcionarios.

“Hacemos primero gimnasia psicofísica, luego de relajación y concluimos con las posturas de yoga. Esta es una práctica integral que lleva a la persona a que recupere ese estado de equilibrio”, dice la psicóloga orientadora.

A través de este taller, los estudiantes podrán identificar cuándo están estresados, y podrán manejarlo de manera que no afecte su desempeño académico ni emocional. “Las personas comienzan a mejorar cuando empiezan a tener un contacto consigo mismo. Esto permite hacer cambios y tener un mayor autocontrol”.

Fotos © Freepik


Booking.com

11 ene. 2019

“Rainbow”, el Yoga que integra sin discriminar.


México (Agencia Notimex) | “El Yoga puede ayudar a las personas que sufren alguna discapacidad, ya que a través de su práctica pueden conocer su cuerpo y las fortalezas que les permiten soltar los prejuicios sociales que en muchos casos sólo los limita”, dijo la maestra de Yoga, Jimena Patiño.

A través de técnicas de respiración y concentración, bajo la técnica denominada “Rainbow Yoga”, se ha logrado ver resultados importantes en este sector de la población e incluso, según la instructora, casos de personas con espina bífida que registran mejoras al caminar después de una práctica constante.

Además, el Instituto Mexicano de Yoga (IMY) data dichos resultados, la institución indicó que esta actividad permite a las personas con diversa funcionalidad mejorar su equilibrio, coordinación, respiración, también permite que se tome una conciencia más amplia del cuerpo en el espacio.

El IMY informó que el Yoga ayuda a todo tipo de persona con o sin discapacidad por medio de ejercicios respiratorios, estiramientos y posturas, que estimulan el aparato circulatorio, sistema digestivo, sistema endocrino y sistema nervioso central, a través de los campos sensomotriz y neurológico.

Por ello, la técnica de “Rainbow Yoga”, más que especializarse en sólo trabajar con personas con capacidades diferentes, faculta a los maestros que certifican en ésta, a ser capaces de integrar a cualquier alumno a sus clases, sin importar su condición física, explicó Jimena Patiño.

"Rainbow Yoga, se caracteriza en hacer más accesible el Yoga, al desmenuzar un poco la manera en que se enseña, tal vez se ha tenido una vida privilegiada y no se ha tenido que adaptar, pero hay gente con menos funcionalidad que nosotros, y más que ellos se adapten, nosotros tenemos que adaptarnos para permitir que cualquier persona con cualquier capacidad pueda integrarse”, puntualizó.

Sin embargo, la técnica no lleva mucho en México, comentó la maestra, ya que todavía la integración de todo tipo de alumnos no es muy visible en las clases que ofrecen los especialistas en esta área, pero considera que esto cambiará en poco tiempo y cuando eso llegue a certificarse en esta área. Es importante, pues el trabajo que se realiza con personas con discapacidad varía, dependiendo de su condición, apuntó.

En general, los beneficios en cualquier persona que practique Yoga abarcan diferentes aspectos de su vida, y enfatizó “los beneficios van más allá que ponerte una pierna detrás de la cabeza, y van más allá que el tapete, éstos te conectan con tu familia y proyectan tu bienestar hacia fuera, contagiando a los demás”.

Hoy en día no hay muchos centros que ofrezcan esta técnica en particular, pero Jimena Patiño afirmó que el interés va en aumento.


Angel y Gopala Yaffa, fundadores de “Raimbow Yoga”

Angel y Gopala son australianos y han estado conectando a las personas a través del Yoga durante más de 20 años. Su estilo único de Yoga social interactivo ha ganado los corazones de miles de personas en todo el mundo. A Angel y Gopala les apasiona crear bellas formas fluidas, conectar a las personas a través del Yoga en un círculo y tratar de crear nuevas formas de acercar a las personas con la mente y el espíritu.

Angel es una madre emocionada y devota de cuatro intensos seres divinos: Emily, Oli, Delphin e Indigo. Ella cree que los niños deben estar rodeados de todo lo que sea especialmente encantador y maravilloso y disfruta compartir el mundo con ellos en su nivel.

Gopala cree que la felicidad es la brújula que nos guía en la dirección correcta en la vida y que podemos hacer de este mundo un lugar mejor si dejamos de ser tan serios y comenzamos a brindar más juegos y conexiones a nuestra vida.

El objetivo de Rainbow Yoga es celebrar la vida y unir a las personas El viejo paradigma del Yoga occidental es practicar solo, en su propia esterilla de Yoga individual, para su propia realización y para su propio desarrollo, ya sea físico, mental o espiritual.

El nuevo paradigma planteado por Amgel y Gopala es el Yoga social. En lugar de contraer e ir hacia adentro para conectarnos con la vida y encontrar la felicidad, nos expandimos para conectarnos y entrelazarnos con todo lo que nos rodea. Esto crea un verdadero sentido de vitalidad. Prosperamos a medida que crecemos y nos abrimos a una vida y a un Yoga que son mucho más satisfactorios

Rainbow Yoga se enfoca en el tacto, utilizando técnicas de masajes, los abrazos, la danza, y el movimiento grupal. Busca co-crear la clase de una manera mágica, creando un espacio lúdico para que todos se sientan amados y cuidados.

Fuentes: Notimex y Rainbow Yoga
Fotos© Freepik.com
  



Booking.com

8 ene. 2019

Modelos-yoguinis: De la pasarela al mat de Yoga.


por Pablo Rego | Como ocurre en muchas otras profesiones, también en el mundo del modelaje el Yoga recibe adeptos. Las modelos españolas Verónica Blume, -quien tiene su estudio de Yoga en Barcelona- y Vanesa Lorenzo - que ha publicado su libro “Yoga, un estilo de vida”- son protagonistas del cambio y testigos de la transformación que esta disciplina produce en lo profundo de los seres humanos.

El compromiso y la pasión que despierta el Yoga en todos aquellos que se acercan a su práctica con profundidad y actitud de verdadero aprendizaje se refleja en la historia de estas dos mujeres españolas que contando con una exitosa carrera profesional no sólo se comprometen con la práctica sino que, además, se vuelven difusoras serias y entusiastas de la actividad.

Vanesa Lorenzo, luego de años dedicada al aprendizaje y la práctica cotidiana de Yoga editó su libro “Yoga, un estilo de vida” (Planeta) en el que comparte una visión integral del Yoga y su experiencia personal como guía para el aprendizaje.

Verónica Blume, de amplia trayectoria internacional y destacada presencia en el mundo profesional del modelaje en España, apuesta por dedicarse profesionalmente a la difusión del Yoga en su propio estudio de “The garaje” de Barcelona, en el que se imparten clases y talleres de Yoga y actividades relacionadas con el bienestar y el crecimiento espiritual.

Estas dos figuras públicas y destacadas de un mundo que puede ser superficial a la vez que extremadamente exigente, consiguen utilizar el lugar público que han conseguido luego de años de esfuerzo en su profesión para dar a conocer el Yoga desde el amor que esta disciplina transformadora despierta en quien se acerca a su práctica como una manera de encontrarse honestamente.

Vanesa Lorenzo lleva casi veinte años practicando Yoga. Su libro “Yoga, un estilo de vida” lleva un par de años publicado y da testimonio de la importancia que ha tenido para ella, tanto en su vida personal como profesional, el hecho de contar con las herramientas aprendidas en su práctica cotidiana.

La modelo nacida en Barcelona, quien comenzó su carrera de actriz y modelo a los once años de edad, es también madre y diseñadora. Ha recorrido las principales pasarelas del mundo y fue tapa de grandes y famosas revistas especializadas.

La práctica del Yoga fue ganando importancia en su vida, dándole herramientas para mejorar en sus aspectos profesionales, ayudándola a mejorar en un tema fundamental y controvertido entre las modelos como es la alimentación y dándole, además, herramientas para vivir un mejor embarazo.

En su Blog personal “Una mujer, muchas mujeresVanesa Lorenzo comparte sus experiencias y relata de diferentes maneras la alquimia que ha conseguido construir para ser madre, diseñadora, modelo y escritora mientras transita el camino del eterno aprendizaje del Yoga.


Verónica Blume ©Foto Roxy 
Verónica Blume también cuenta con una extensa trayectoria como modelo internacional. Consagrada y reconocida en su mundo profesional, fue introduciéndose en el mundo del Yoga hasta abrir su propio espacio físico en Barcelona.

Con casi quince años de experiencia en la práctica de Yoga utiliza su renombre internacional para comunicar y contagiar su entusiasmo por la práctica y sus beneficios. Además de compartir clases de Yoga en su “The garaje” Blume ha liderado clases en eventos multitudinarios dedicado especialmente a mujeres como el Roxy Fitness Tour.

La multifacética vida de la actual modelo, yoguini y también madre, es otro interesante testimonio que nos cuenta la importancia de encontrar estabilidad emocional y salud física y mental para el desarrollo completo del Ser mediante la práctica cotidiana de Yoga.


©Pablo Rego
Profesor de Yoga
Masajista-Terapeuta integral
Diplomado en Medicina Ayurveda de India

Cuando compras en Amazon a través de nuestros enlaces nos ayudas generando una pequeña comisión que nos permite seguir dándote este servicio ¡Gracias!

Compra "Yoga, un estilo de vida" en Amazon




Booking.com