7 may. 2020

Accede a las Clases de Yoga Online con Pablo Rego desde cualquier parte del Mundo.


Las clases de Yoga Online con Pablo Rego son experiencias particulares que reúnen condiciones únicas. El método de tomar clases en línea permite a muchas personas de diferentes partes del mundo acercarse a un estilo personal a través del cual muchos practicantes desde hace años han podido acercarse a un estado de salud armonioso y profundamente consciente, además de mantener su cuerpo saludable y progresar en sus objetivos personales de vida.

La experiencia es ahora trascendente. Muchos practicantes se han sumado a este sistema que permite acceder a la guía de un profesor de Yoga con amplia experiencia, que ha recorrido el mundo, que difunde conocimiento desde hace años a través de sus artículos en esta Web o en prestigiosos portales especializados de habla hispana como "Yoga en Red" y, desde largo tiempo, vive retirado en un pequeño pueblo, alejado de lo ruidos y conflictos enajenantes de las grande ciudades.

La dificultad de viajar durante horas o recorrer cientos o miles de kilómetros para poder acercarse a un profesor que vive en contacto con la naturaleza, cultivando Yoga en ese estado de conexión con la Tierra puede ser superada conectándose a través de la tecnología, pudiendo abrir a través de los dispositivos electrónicos que hoy por hoy están al alcance de muchos, un canal de conexión profundo con un profesor que va más allá de los límites de la enseñanza habitual para alcanzar un estado de práctica profunda y transformadora.  

Más información sobre la experiencia de las Clases Online con Pablo Rego en el artículo "La experiencia de las clases de Yoga Online

Más información sobre Pablo Rego entrando al apartado "Pablo Rego" de esta web.


-------------------------------------


Detalles sobre las Clases Online con Pablo Rego

El Sistema de Pago de las Clases de Yoga con Pablo Rego permite tomar una Clase EN VIVO a las 14hs. de Argentina (UTC -3), de Lunes a Viernes,  que puede verse desde cualquier rincón del planeta. Esa sesión queda disponible hasta el medio día del día siguiente.

La conexión EN VIVO nos permite estar en contacto a través del chat, posibilitando una linda conexión que ayuda a recrear la reunión grupal de la clase de Yoga, sintiéndonos más cerca. Cada día, al conectarnos, estamos presentes asistiendo a un lugar en el que podemos percibir una búsqueda común y compartir intereses, manteniendo así una vibración que nos es familiar y que sólo podemos encontrar en una práctica de Yoga.

Como la difusión de los videos no es "pública" es necesario establecer un vínculo a través de whatsapp. El día de la clase se envía un mensaje por whatsapp con el link del video, por privado, que no debe ser compartido (podría decirse que está demás aclararlo, pero  es necesario por la naturalidad con la que solemos compartir ese tipo de información sin tomar en cuenta el daño que podemos hacer al que está creando el contenido) para poder acceder al contenido.

Este sistema está dando grande resultados entre todos los que están participando. Practicantes de diferentes lugares y de distintas edades acceden cada día sin dificultades a la conexión EN VIVO o a las clases grabadas.

El sistema de pago.

El sistema se activa una vez que se habilita al alumno a acceder a las clases. Esto ocurre luego de que el alumno acredite el pago de la mensualidad que puede hacer, si está en Argentina, a través de depósito o transferencia bancaria, ó por Mercado Pago ó si está fuera de Argentina por PayPal.

Los pasos a seguir son los siguientes:

1_ realizar el pago 

En Argentina, hacer un depósito o transferencia bancaria a la cuenta:

REGO PABLO ANIBAL
CUIT/CUIL 20218501320
Caja de Ahorro $ 20803051171064
CBU: 0110305030030511710647

ó hacer el pago a través de Mercado Pago en el siguiente link 

Para Estados Unidos y Europa el pago se debe hacer a través de PayPal en el siguiente link a https://www.paypal.me/yogasinfronteras o a través del siguiente botón


Para habitantes de un país de Amércia Latina, fuera de Argentina, comunicarse por whatsapp al +54 911 5805-8232 para acordar el monto y la manera de pagar.

2_ enviar un whatsapp al +54 911 5805-8232 con el comprobante de pago (puede ser un archivo adjunto, una foto del ticket, una foto de la pantalla en la que se haya hecho la operación, etc. (si no utiliza whatsapp se puede habilitar la opción de e-mail para lo que hay que enviar un e-mail a yogasinfronteras@yahoo.es)


El mensaje de whatsapp debe contener el Nombre y Apellido del Alumno, el N° de Documento y una imagen adjunta con el comprobante de pago.

3_ a partir del envío del whatsapp se debe esperar hasta el otro día para poder tomar las clases ya que, por cuestiones administrativas, se requiere de tiempo para organizar la lista de personas que podrán acceder a las clases cada día. Es importante tener esto en cuenta ya que no podrás pagar y comenzar a tomar clases el mismo día. Cabe destacar que si el pago tarda en acreditarse, de todas formas, con el comprobante de pago se habilita el acceso a las clases.

Cantidad de clases y Costos.

Las clases a las que se podrán acceder son cuatro clases semanales a la que puede sumarse una más que es pública y gratuita. Los días Lunes, Martes, Jueves y Viernes se acceder a las clases a través de un link exclusivo no-público (ese que no se debe compartir). Los días Miércoles se da una clase gratuita para seguir compartiendo con todo aquel que lo desee que tiene dos horarios fijos: a las 14hs, la transmisión habitual EN VIVO y a las 18hs repitiendo la clase de manera diferida. (Hora de Argentina UTC -3)

Por lo tanto, de Lunes a Viernes a las 14hs hay transmisión de Clase EN VIVO, siendo pública y gratuita sólo la de los días Miércoles.

Los videos quedan disponibles durante todo el día de la transmisión sólo para los abonados y el fin de semana se comparte una lista de reproducción para poder hacer todas las clases de Yoga de la semana otra vez, sin restricciones, incluida la del miércoles (o sea 5 clases)

Costos.

Para habitantes de Argentina 

El costo de las clases es de $-ARS 1000 (mil pesos argentinos) TODO el MES pagando a través de transferencia bancaria a la cuenta de REGO PABLO ANIBAL, CUIT/CUIL20218501320, Caja de Ahorro $ 20803051171064, CBU: 0110305030030511710647 y $-ARS 11000 (mil cien pesos argentinos) TODO el MES pagando por Mercado Pago https://www.mercadopago.com.ar/checkout/v1/redirect?pref_id=57861599-4a8b7b34-5c53-45c3-8358-a4dd4c8eaab1 (los $100 extras por pagar con Mercado Pago se deben a los costos administrativos que impone el propio medio de pago).

Pagar en Mercado Pago

Para habitantes del Exterior de Argentina (USA y Europa)

El costo de las clases es de U$S 30.- (treinta dólares estadounidenses)  por TODO el MES o su equivalente en la moneda local de tu país. El pago debe hacerse a través de la cuenta de PayPal yogasinfronteras@yahoo.es Se puede entrar a través del siguiente link a la página de PayPal de Yoga sin Fronteras  en https://www.paypal.me/yogasinfronteras y paga allí o pagar a través del siguiente botón:


Para habitantes de un país de Amércia Latina, fuera de Argentina, comunicarse por whatsapp al +54 911 5805-8232 para acordar el monto y la manera de pagar.

Notas

Si llegara a surgir un problema técnico (por corte de luz o caída de la conexión a Internet) o yo tuviera algún problema personal, así como si caen días feriados, dentro de las posibilidades disponibles, se liberan Clases de Archivo o Grabadas con anterioridad para que puedan seguir practicando.

El horario de las clases EN VIVO puede cambiar por razones de organización que pudieran surgir a partir de los cambios que pudieran darse en el marco de la situación actual.

Ante cualquier duda están disponibles el teléfono/Whatsapp +54 911 5805-8232, el e-mail yogasinfronteras@yahoo.es o los perfiles de Instagram @regopablo y de Facebook @regopablo.


5 may. 2020

Aislamiento ¿Pandemia? Crecimiento espiritual ¿Qué puedo hacer?

La declarada pandemia mundial es una situación única que nos propone desafíos y abre un espacio fundamental para la reflexión global. Se manifiestan nuevos desafíos, dificultades, pero también oportunidades.


Para comprender las circunstancias es necesarios mantener la calma y una visión que nos ofrezca la mejor perspectiva posible, enfocándonos en aquellas señales que nos indiquen el inequívoco camino que podemos seguir para salir airosos de la situación.






23 abr. 2020

Día internacional del libro.


Celebramos el Día Internacional del Libro compartiendo nuestras reseñas y recomendaciones seleccionadas con el fin de orientar e inspirar al lector ávido de material para enriquecer la práctica de la espiritualidad, el Yoga y aquellas propuestas relacionadas con el bienestar.

Desde hace años consideramos al libro como una fuente fundamental de información, de formación y un vehículo único para experimentar esos momentos particulares en los que la búsqueda y el encuentro de puertas que se abren a través de la lectura nos ayudan a crecer en muchos aspectos que nos definen como seres humanos.

Según Wikipedia, el Día Internacional del Libro es una conmemoración celebrada cada 23 de abril a nivel mundial con el objetivo de fomentar la lectura, la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor. Desde 1988, es una celebración internacional promovida por la UNESCO. El 15 de junio de 1989 se inició en varios países, y en 2010 la celebración ya había alcanzado más de cien.

Recorre nuestra colección de reseñas a través de las publicaciones realizadas en su momento para dar a conocer aquellos títulos y autores que por una u otra razón encuentran un espacio en Yoga sin Fronteras.



21 abr. 2020

La experiencia de las clases de Yoga Online.


por Pablo Rego | Cuando se impuso la situación de quedarnos en casa, la forma de desarrollar nuestros quehaceres se vio completamente alterada. Actividades como las clases de Yoga y otras similares, basadas en el trabajo personal con los alumnos, en la interacción desde la contemplación, desde la contención, etc., se modificaron de manera tal que muchos de los elementos que destacamos habitualmente como valores omnipresentes se esfumaron de nuestra percepción real.

Cada profe, cada escuela, cada uno de los creadores de espacios de Yoga se vio obligado a reinventarse. Muchos aún están viendo cómo seguir porque no todos tienen la facilidad de manejar la tecnología o la personalidad para enfrentarse a una camarita web que te está mirando en un inexpresivo silencio, cuando lo habitual era que en su lugar estuvieran unas personas de carne y hueso con toda su energía y atención interesada.

En mi caso, hace largo tiempo que coqueteo con la posibilidad de dar clases online. Mi canal de YouTube funciona desde hace años y la interacción a través de los medios de comunicación  es algo que me ha gustado siempre, a tal punto que hice programas de radio, estudié periodismo y desarrollé mi página Web Yoga sin Fronteras como una revista digital.


Por tal motivo, cuando vislumbré que la situación empezaba a ser la que es ahora, (y aún hoy veo que las restricciones y el confinamiento van a durar mucho más tiempo que el que la mayoría de las personas puede o quiere llegar a pensar), decidí activar mi canal de YouTube ofreciendo clases de yoga EN VIVO, al principio completamente gratuitas y luego, cuando se fue confirmando que la situación seguía, sigue y seguirá, cobrando una membresía, suscripción o mensualidad accesible para que muchos puedan practicar y yo continuar desarrollando mi actividad profesional (aunque sigo dando clases gratuitas una vez a la semana para darle la oportunidad de hacer mis sesiones a quien no puede pagar).

Aspectos positivos (que los hay)

Aunque la situación no es agradable por las restricciones que presenta, el aislamiento social fue forjando la manera de dar mis clases virtuales. Guiar las sesiones, recibir los comentarios, entender de qué manera los practicantes quieren o pueden adaptarse a los recursos tecnológicos, cuántos días a la semana quieren practicar, sus hábitos y los míos son datos que  me fueron dando pistas para el armando de un sistema asequible para todos y que me ayuda a seguir desarrollando mi actividad mientras que a los alumnos a tener la posibilidad de disponer de un espacio confiable para hacer Yoga.

Por lo tanto, estoy pudiendo cumplir mi misión de dedicar mi tiempo y energía a definir unos horarios que se mantengan como referentes de quienes están en sus casas, que los alumnos sepan que tienen la posibilidad de acceder a un plan de práctica que los ayude a estar mejor física, mental y espiritualmente.

Mi día a día previo al confinamiento implicaba la utilización de energías en tareas de esfuerzo, como utilizar el automóvil para desplazarme por la carretera, dar numerosas clases en diferentes lugares que terminaban siendo esos momentos que añoramos, pero que, al mismo tiempo, dada la dificultad de estar en más de un lugar en el mismo momento, impedía que muchos alumnos que querían practicar conmigo, por ejemplo a diario, no lo pudieran hacer.

Hoy estoy dando clases todos los días, igual que antes, pero con una fórmula diferente. De lunes a viernes doy clases en VIVO y el grupo de alumnos que quiere sumarse a esa emisión diaria lo puede hacer, por lo que a la experiencia satisfactoria que teníamos de hacer clases en nuestros espacios que con tanto esfuerzo y tiempo creamos en el mundo real ahora le sumamos la posibilidad de practicar a diario con el consiguiente beneficio de mejorar en muchos aspectos, gracias a la organización de rutinas que nos permiten trabajar en el cuerpo físico, en las técnicas de respiración y en las distintas relajaciones de manera más variada y cotidiana.

La reunión, aunque sea virtual, es un momento de conexión que compartimos. Conociéndonos o no, siendo alumnos habituales de mis clases presenciales o nuevos alumnos que se acercan a mis sesiones en línea para compartir el tipo de Yoga que doy, interactuar a través de las imágenes y del chat (mediante el cual los practicantes saludan y comentan, pero también hacen consultas de sus dolores, hablan de sus temas particulares en relación a cuestiones técnicas o circunstanciales), nos hace sentir cerca, nos hace sentir acompañados y es muy gratificante.


También ha ocurrido que muchos practicantes han podido compartir, gracias al escenario doméstico en el que están practicando ahora, las clases de Yoga con sus familiares cercanos, muchos de los cuales lo han hecho con sus hijos, algo también poco habitual en las clases presenciales que hacíamos hasta ahora.

Este es un tiempo de media estación. El sol calienta bastante y se puede disfrutar de estar al aire libre sin pasar frío o mucho calor. Esto ha hecho que varios alumnos hayan podido combinar hermosamente sus clases de yoga Online con la práctica al aire libre, haciendo las sesiones mediante algún dispositivo en el patio, en el balcón o aprovechando la entrada del sol a través de las ventanas en el interior de sus casas.

Un formato de clases virtuales permite combinar la conexión de un grupo determinado en el preciso momento de estar haciendo la clase, pero también da la oportunidad de que aquel que no puede atenerse a un horario definido cada día pueda practicar exactamente a la hora que le quede mejor. Las clases se pueden dejar grabadas, lo que abre la posibilidad de que cada quien practique cuando pueda, ya sea por comodidad personal, por organización familiar, por estar al otro lado del mundo, etc.


Este sistema de trabajo resulta una especie de mezcla entre las clases grupales, en tanto muchas veces los practicantes se benefician de las experiencias de los demás en unas sesiones que se van adaptando a las necesidades de los presentes o de los que se comunican y consultan, y también incluye una parte de trabajo privado que hace que alumnos que en las clases presenciales se ven agobiados por lo que pueden o no hacer en relación a los otros (hecho que no debería tener lugar, pero que está presente de todas formas, más de lo deseado) en este caso sientan la libertad de tomarse un respiro más, descansar o realmente practicar a su ritmo (que es lo que debería suceder siempre, en todas las circunstancias)

Una circunstancia que también me ha traído esta situación de poder llegar con mis clases a lugares alejados del área en el que vivo, es la de contar entre mis alumnos con muchos practicantes que en alguna oportunidad tomaron mis clases, leyeron mis artículos o vieron mis videos en YouTube y ahora se pueden conectar y practicar cada día Yoga con mi guía, muchos exalumnos de lugares en los que viví y di clases en el pasado y también familiares y amigos queridos.


Si bien hasta ahora no teníamos en mente una situación como la que estamos viviendo, (aunque muchos la estábamos esperando por lo inevitable que parecía), transitando esta experiencia podemos pensar que varias de las circunstancias que se están imponiendo nos pueden ayudar a vislumbrar un futuro en el que la manera de desarrollar actividades como las clases de Yoga incluya naturalmente la posibilidad de darlas y de tomarlas de manera virtual.

Es normal que al comienzo muchos tengamos que adaptarnos, otros tantos empezar a relacionarse con una tecnología que hasta la fecha les resultaba completamente ajena, que el tiempo nos vaya mostrando que esta temporada particular va a durar más de lo que al comienzo creíamos y que todo esto sea un proceso que estamos transitando como comunidad.

Y aunque no podemos comparar una clase presencial con una virtual, porque se extrañan, entre otras cosas los abrazos, la posibilidad de seguir trabajando, aprendiendo y enseñando de manera virtual se va volviendo algo válido en tanto es la manera casi exclusiva de seguir funcionando.

Quizá sea duro pensar que el mundo que conocíamos ha dejado de existir tal cual y que la situación en la que está inmersa la humanidad ahora va ser una parte bastante presente en el nuevo mundo que se aproxima a pasos agigantados, pero mientras se van desarrollando los hechos es importante adaptarnos para seguir haciendo actividades esenciales para nuestro bienestar, como tomar clases de Yoga.

Pablo Rego
Profesor de Yoga
Masajista-terapeuta holístico
Diplomado en Medicina Ayurveda


19 abr. 2020

Los noticieros no son entretenimiento.


Cuida lo que dejas entrar a tu mente. 

Los noticieros de radio y TV, los portales de noticias en Internet, los programas de noticias y debates responden a la agenda de ciertos poderes. Aquellos que invierten su dinero en producir estos eventos inevitablemente tienen objetivos privados que intentan imponer a través de sus canales de comunicación.

Es responsabilidad de cada uno reconocer esto y asumir que todo aquello que forma parte de nuestro ambiente como lo que leemos, vemos o escuchamos, la comida, los pensamientos, el ejercicio, etc., nos influye y nos afecta.

Por lo tanto es fundamental seleccionar qué tipo de información consumimos, de qué manera pasamos el tiempo, si lo aprovechamos o no, si tenemos la lucidez de elegir el silencio antes de conectarnos con datos o informaciones que pueden alterar nuestro equilibrio mental, emocional y espiritual.

Nuestro mundo espiritual puede reforzarse y desarrollarse a través del entrenamiento del cuerpo físico, las práctica de la respiración consciente y la meditación, así como cuidar los alimentos que ingerimos preparándolos adecuadamente. Leer libros que nos inspiren, escuchar música apropiada para crear un ambiente agradable o mirar películas que nos permitan trascender los pensamientos negativos (o críticos y destructivos) para percibir nuestro potencial creativo.


Cuida lo que dejas entrar a tu mente. 


©Pablo Rego
Profesor de Yoga
Masajista-Terapeuta holístico.
Diplomado en Medicina Ayurveda.


18 abr. 2020

Yoga al Sol


Práctica de "Yoga al Sol" antes de mi clase Online, cargándome de energía, agradeciendo al Sol por la luz, por la vida. Disfrutando de la compañía de nuestra gatita Rapunzel que gusta de ponerse al sol y disfruta de las sensaciones de la naturaleza.

Luego, como todos los días, proyecto mi energía comunicándome a través de la reunión virtual, con un grupo cada vez más numeroso de practicantes, el amor, la técnica, el conocimiento de Yoga que llevo dentro desde hace tanto tiempo.

Para informarte de cómo participar de mis clases Online entra a https://www.yogasinfronteras.com.ar/2020/03/como-seran-las-clases-online-con-pablo.html

También puedes hacerlo dejando tus comentarios en este video o comunicándote por Facebook ó Instagram a través de @regopablo 

©Pablo Rego 
Progesor de Yoga 
Masajista-Terapeuta holístico 
Diplomado en Medicina Ayurveda


11 abr. 2020

Monografía "Yoga y Ayurveda" de Pablo Rego.

Introducción.

La monografía "Yoga y Ayurveda" que aquí presento tiene el objetivo de explorar, seleccionar y mostrar los elementos comunes a ambas ciencias estableciendo paralelos y buscando los puntos en común.

Foto ©Freepik.com y ©Freepik.com
Está pensada desde dentro del ámbito del Ayurveda en el cual se realiza el curso de formación del la "Diplomatura en Medicina y Salud Ayurveda” de la Fundación Ayurveda Prema al que aporto este trabajo. Es desde allí que he intentado enlazar la ciencia del Ayurveda con la del Yoga, especialmente Raya y Hatha Yoga como caminos o técnicas con las que comparten muchas prácticas. 

Si bien me he extendido en la explicación de algunas cuestiones puntuales de la práctica de ejercicios concretos de Hatha Yoga, he expuesto también los mínimos indispensables para entender algunos conceptos básicos de Ayurveda para su comprensión total fuera del contexto antes mencionado.

Seleccionar textos y conceptos puntuales para explicar dos ciencias tan complejas y extensas implica, como queda expresado en esta monografía, un enorme poder de síntesis para conseguir presentar y citar la mayoría de conceptos de Yoga y Ayurveda sin hacer demasiado extenso ningunos de ellos, aunque sí dando todas las claves para poder hacerlo de ser ésa la inquietud del lector.
Pablo Rego


Yoga y Ayurveda.

Yoga y Ayurveda son ciencias hermanas y están tan estrechamente relacionadas que a menudo son vistos como dos caras de una misma moneda. Podría decirse que Ayurveda es el lado curativo de Yoga y Yoga es el lado espiritual de Ayurveda. En conjunto, abarcan un enfoque complementario para el bienestar del cuerpo, la mente y el espíritu. En la India, es tradicional estudiar Ayurveda antes de iniciar la práctica de Yoga, porque Ayurveda es la ciencia de purificar el cuerpo y solo cuando el cuerpo está listo, se considera al individuo apto para estudiar la ciencia espiritual del Yoga.

Yoga es, básicamente, un método de mejoramiento humano con una antigüedad de más de seis mil años. Originario de India, ha  sido el eje espiritual de su sociedad, cosa que ocurre, desde hace décadas, cada vez más también entre los occidentales.

En este sentido, Ayurveda recorre un camino similar. Esta ciencia de la vida se practica en India desde hace más de cinco mil años y un poco más tarde que Yoga, como una consecuencia lógica, se desarrolla ahora en Occidente. Su nombre deriva de dos palabras de raíz sánscrita Ayus (vida) y Veda (conocimiento o ciencia) Por lo tanto, se suele traducir Ayurveda como “la ciencia de la vida”. Una interpretación alternativa, más exacta sería “conocimiento de la duración de la vida”

El término Yoga es definido o traducido muchas veces como “unión” o “integración”, en la más amplia interpretación del término. Unir o integrar las diferentes formas de manifestación del Ser (mente, cuerpo y espíritu) y los diferentes cuerpos o elementos que lo constituyen. También integrar en el cuerpo de un Ser los diferentes caminos y ramas de Yoga para obtener una mente clara y pura. Una mente clara no se ve afectada por el estrés y produce un cuerpo sano. Si bien los beneficios de salud de una mente en paz son irrefutables, lo que es aún más emocionante es que una persona con una mente clara también es profundamente consciente de su naturaleza o conexión espiritual.

En Yoga hay cuatro sendas principales. Raya Yoga es un sistema psicológico, basado en la concentración y en la meditación. Karma Yoga consiste en eliminar el ego y el apego a través del servicio desinteresado. Jnana Yoga es un método en el que se utiliza el intelecto para negar el sometimiento al mundo material. Bhatki Yoga es la senda de la unión por medio de la conversión de las emociones en devoción.


Existe también otra forma de Yoga que es Hatha Yoga (Yoga físico), que es, en realidad, un aspecto de Raya Yoga que trata con las energías del cuerpo astral, por medio de ejercicios o posturas conscientes.

Si bien Yoga y Ayurveda comparten fundamentalmente Raya Yoga y su rama, Hatha Yoga como objeto de trabajo para influir en búsqueda del equilibrio de la salud, es importante tener en cuenta que concentrar todas las energías en una sola forma de Yoga da lugar al peligro del desequilibrio, e incluso de fanatismo. Para llevar a cabo un proceso estable y consciente, el practicante debe elegir la senda que le resulte más afín, pero siempre ayudándose de las técnicas y sabiduría de los otros métodos. El equilibrio no puede mantenerse si no es por medio de una síntesis de las diversas manifestaciones de Yoga.

El propósito de Ayurveda es enseñarnos a influir en nuestra vida, a darle forma, prolongarla y, finalmente, controlarla sin interferencias producidas por la enfermedad o la degradación física. El principio rector de Ayurveda establece que la mente ejerce una influencia profunda sobre el cuerpo y que para vernos libres de enfermedad debemos conectar con nuestra propia consciencia y equilibrarla, para luego extender ese equilibrio al cuerpo.
Según Ayurveda toda enfermedad es el resultado final de olvidar nuestra naturaleza espiritual. Por lo tanto, Ayurveda y Yoga se esfuerzan por ayudar a una persona a volver a conectarse con su verdadera naturaleza a través de la experiencia directa.
Filosóficamente, ambos, Yoga y Ayurveda tienen sus raíces en la misma filosofía básica de Sankhya, una de las seis escuelas de la filosofía clásica hindú. El fundamento de esta filosofía puede describirse de la siguiente manera:

Existe un estado fundamental del Ser puro que está más allá de la comprensión intelectual. Este es el estado de la iluminación o liberación de uno mismo (Moksha) El sufrimiento es parte de nuestra vida a causa de nuestro apego a nuestro ego o identidad propia (Ahankara) El camino para terminar con el sufrimiento es el camino de disolver o trascender nuestro ego (Ahankara). Consiste en erradicar el miedo, ira y apego, entre otros. Para alcanzar este objetivo, debemos vivir de manera ética. Estas prácticas se describen como Yamas y Niyamas y se encuentran en los Yoga Sutras de Patanjali. Cualquier perturbación en la mente o el cuerpo interfiere con este camino. Ayurveda es la ciencia que mantiene las fuerzas biológicas en equilibrio de modo que podamos estar saludables.

Yoga conduce al hombre al estado natural de tranquilidad, que es el equilibrio. De esta manera los ejercicios yógicos tienen valor preventivo y curativo. Las prácticas yógicas ayudan a regular y equilibrar las neuro-hormonas, el metabolismo y el sistema endócrino, que da fortaleza y contrarresta la tensión. Este sistema es muy efectivo para el tratamiento del stress y los desórdenes relacionados con la hipertensión, diabetes, asma, obesidad y muchos otros.

Yoga es la ciencia de la unión con el ser supremo. Ayurveda es la ciencia de vivir, de la vida diaria. Cuando los yoguis hacen ciertas posturas y siguen ciertas disciplinas, abren y mueven ciertas energías que se han acumulado y estancado en los centros de energía y que al estar estancados crean enfermedades. Los yoguis pueden sufrir desórdenes físicos y psicológicos temporales por haber liberado toxinas durante la limpieza yógica de la mente, el cuerpo y la conciencia. Empleando el diagnóstico ayurvédico, los yoguis resuelven con éxito sus malestares.

Foto ©Freepik.com
Ayurveda y Yoga en la práctica.

Recursos terapéuticos de Ayurveda.

Mientras que en Yoga, Hatha Yoga es el método por el cual cuerpo y energía se movilizan para armonizarse junto con la mente, en Ayurveda existen tratamientos concretos que -una vez realizados los diagnósticos correspondientes para determinar la estructura y el estado de los Doshas, su equilibrio original o (Prakriti) y sus desequilibrios (Vikriti)- se aplican a las personas para curar patologías o para armonizar el cuerpo como una forma de mantenimiento preventivo de la salud.

Así, mientras Yoga puede adaptarse a la constitución física y mental de cada persona a través de diferentes programas de práctica de actividad con el cuerpo físico, respiración y meditación, Ayurveda propone (además de los mismos métodos de Pranayama o Meditación que son comunes a ambas ciencias) Masajes específicos, con diferentes intensidades o aceites según el dosha; utiliza también preparados con Plantas Medicinales, hace especial hincapié en la alimentación recomendando alimentos y sus formas de preparación, sugiere ambientes específicos en la comida para cada dosha,  como también programas de desintoxicación y terapias complejas y de aplicación específicas como ayunos y Panchakarmas, entre otros.

Hatha Yoga ó el Yoga físico.

Las posturas de Yoga por sí solas no constituyen un programa de curación completo. Son una parte de un régimen completo para balancear el cuerpo y la mente utilizando  todos los componentes de Ayurveda. El individuo que sigue un programa completo de Ayurveda se asegura de crear un ambiente óptimo en su cuerpo para que ocurra la curación. En un ambiente óptimo, el cuerpo puede alcanzar su mayor potencial. En Ayurveda se dice que donde hay armonía hay salud y donde falta la armonía hay enfermedad. Ayurveda y Yoga se combinan para llevar a una persona por el camino hacia la armonía perfecta y la salud óptima.

Ayurveda indica qué tipo de ejercicios de Yoga es apropiado para cada persona de acuerdo con su constitución particular. Establece, basándose en diferentes diagnósticos, cuál es la estructura física y mental de cada individuo combinando los porcentajes de elementos (fuego, agua, tierra, aire y éter) que constituyen originalmente a cada ser. Por ejemplo, una persona de constitución pitta (fuego + agua) no debe pararse de cabeza durante más de un minuto. Si lo hace el resultado será confusión mental. Una persona de constitución vata (aire + éter), no debe hacer el "paro de hombros" durante mucho tiempo, pues esta postura ejerce demasiada presión en la séptima vértebra cervical. Esta vértebra es muy sensible y se pude provocar una desviación en la columna vertebral, debido a la delicada estructura ósea de los vata. Una persona de constitución kapha (agua + tierra) no debe hacer el "loto escondido", pues esta postura ejerce demasiada presión en las glándulas suprarrenales.



Sugerencias y Posturas de Yoga específicas para cada Dosha.

Posturas para Vata Dosha.

El propósito principal para esta constitución, con los ejercicios de Yoga, es la relajación.

Las personas con un desequilibrio de vata dosha tienden a experimentar una mayor ligereza, frialdad y mayor movilidad. Pueden sufrir de pérdida de peso, debilidad inmunológica, estreñimiento, manos y pies fríos, ansiedad o nerviosismo. Para estas personas, las posturas de Yoga calmantes y que permitan conectar con la tierra son las mejores y ayudan a calmar el miedo, la preocupación y la ansiedad a nivel emocional y mejorarán desequilibrios físicos de vata.

Las posturas de pie tales como la postura del “árbol” (vrksasana) y de “la montaña” (tadasana) permiten conectar con la tierra y ayudan a reducir la ansiedad y el nerviosismo. Las posturas que comprimen la pelvis y zona baja del abdomen, como por ejemplo “la pinza” (pascimottanasana) ayuda en la reducción del estreñimiento mientras que las posturas de fuerza como el “cuervo” (bakasana) ayudan a la circulación. Las posturas rápidas como el “saludo al sol” repetitivo (surya namaskar), pueden aumentar el nerviosismo con el tiempo y las posturas que sean realizadas sin tener en cuenta los detalles pueden maltratar las articulaciones. Las posturas correctas ayudan a traer el equilibrio y las posturas no apropiadas pueden generar un gran desequilibrio.

Más recomendaciones:

• Hacerse un auto-masaje con aceite antes de realizar la rutina de ejercicios para hidratar el cuerpo (evitar sequedad e incremento del vata). El aceite ideal para vata es el de sésamo. También son buenos el de almendras y el de nogal.
• Hacer esta rutina en un ambiente cálido y en lo posible sin viento.
• Hacer los ejercicios con intensidad moderada.
• Hacer las posturas relajadamente y rendirse en cada postura.
• Relajación larga entre cada postura.
• No deben faltar por nada del mundo a la relajación final. Esta debe ser larga y consciente. Deben asegurarse de no tener frío y eventualmente usar una cobija para la relajación al final.

Posturas de Yoga para Pitta Dosha.

Esta constitución debe hacer los ejercicios de Yoga de una manera relajada sin actitud competitiva para mantener el pitta en balance y deben evitar acalorarse demasiado.

Las personas con un desequilibrio en pitta dosha tienden a sufrir de calor excesivo en el cuerpo. Se sienten calientes y puede tener una multitud de problemas en la piel como acné o psoriasis. También pueden sufrir de diarrea, ardor en los ojos y debilidad del hígado. Las posturas calmantes y frías que comprimen el plexo solar les traerán balance, mientras que aquellas que extienden el plexo solar ayudan a disipar el calor corporal. Las posturas como” la cobra” (bhujangasana) y “el arco” (dhanurasana) son ejemplos de posturas que disipan el calor excesivo. Las personas de desequilibrio pitta necesitan evitar el sobrecalentarse con su práctica de Yoga. Las formas aeróbicas de Yoga que causan sudoración profusa y las posturas invertidas (las cuales aumentan el calor en la cabeza) deben evitarse.

Más recomendaciones

• Empezar la rutina aceitando el cuerpo con aceite de coco, de girasol, o de oliva.
• Practicar en un ambiente fresco y de todas maneras en la sombra.
• Intensidad media.
• Relajarse en cada postura y rendirse en ellas.
• Relajarse suficientemente entre cada postura.
• Hacer el saludo al sol despacio, en coordinación con la respiración y con mucha conciencia. Intensidad moderada.
• No exagerar con las posturas invertidas porque pueden subir el pitta sobre todo al principio.
• No debe faltar por nada del mundo la relajación final. Ésta debe ser larga y consciente.

Posturas de Yoga para Kapha Dosha.

El propósito principal para esta constitución, con los ejercicios de Yoga, es la purificación del cuerpo.

Las personas con un desequilibrio de kapha tienden a experimentar pesadez, lentitud, frío y humedad en su cuerpo. Sufren de congestión, aumento de peso y letargo. Las prácticas estimulantes y calientes de Yoga son beneficiosas. Se recomiendan las formas aeróbicas a pesar de que debe comenzar lentamente y progresar también con lentitud. El “saludo al sol”, como su nombre indica, es bastante caliente y como se realiza repetidamente es quizá la mejor secuencia de Yoga para el desequilibrio de kapha. Su naturaleza aeróbica alivia el letargo y ayuda a perder peso. También se recomiendan las posturas que extienden o abren el pecho ya que reducen la congestión y ayudan a la respiración. Estos incluyen la postura de ”el camello” (ustrasana) y la postura de “el puente” (setu bandha sarvangasana). Mientras que se pueden practicar posturas meditativas, éstas deben ser equilibradas con posturas activas para evitar un incremento del letargo.

Más recomendaciones

• Masajear el cuerpo con aceites estimulantes como el de mostaza o sin aceite.
• Practicar en ambientes calientes en lo posible. El viento está bien.
• Los ejercicios de Pranayama (respiración) y sobre todo de Kapalabhatti son ideales para esta constitución.
• Practicar con gran intensidad.
• Mantener las posturas el mayor tiempo posible.
• Relajar poco entre cada postura. Pueden fluir de una postura a la otra.
• Hacer muchas repeticiones del saludo al sol. Pueden hacerlo más rápido pero manteniendo la coordinación con la respiración, la conciencia y los movimientos sátvicos (armoniosos).
• La relajación final puede ser más corta pero nunca debe faltar.


Posturas de Yoga para patologías (dolencias o enfermedades) según Dosha.

Vata Dosha:

Todas las posturas deben hacerse mientras se sigue una respiración profunda y silenciosa.
1- Asma tipo vata: Flexión hacia atrás, arado, media rueda, rodilla al pecho, cadáver.
2- Dolor de espalda: Rodilla al pecho, arado, media rueda, Flexión hacia atrás.
3- Estreñimiento: Flexión hacia atrás, Yoga mudra, rodilla al pecho, postura de hombros, cadáver. El ombligo debe meterse mientras se hacen estas posturas.
4- Depresión: Yoga mudra, arado, cadáver, palma, langosta.
5- Ciática: Rodilla al pecho, flexión hacia atrás, arado, Yoga mudra, media rueda.
6- Debilidad sexual: Flexión hacia atras, arado, postura de hombros, loto elevado.
7- Varices: Parado de cabeza, flexión hacia atrás, cadáver.
8- Arrugas: Yoga mudra, flexión hacia adelante, parado de cabeza, arado.
9- Artritis reumática: Media rueda, arco, arado, parado de cabeza, flexión hacia atrás.
10-Dolor de cabeza: Arado, Yoga mudra, parado de cabeza.
11- Insomnio: cadáver, cobra, flexión hacia adelante.
12- Desórdenes menstruales: Arado, cobra, media rueda, Yoga mudra.

Pitta Dosha.

Todas estas posturas deben hacerse mientras se sigue una respiración silenciosa y profunda.
1- Ulcera Péptica: Loto escondido, sheetali (Inhalar a través de la lengua hecha rodillo).
2- Hipertiroidismo: Postura de hombros, oreja a rodillas.
3- Mala absorción: Rodilla al pecho, pez, langosta.
4- Hipertensión: Postura de hombros, cobra, media rueda, respiración silenciosa.
5- Furia u odio: Media rueda, postura de hombros, loto escondido, cadáver.
6- Colitis: Pez, oreja a rodilla, barco, arco.
7- Migraña: Sheetali, postura de hombros, pez.
8- Desórdenes del hígado: Pez, posición de hombros, oreja a rodilla, loto escondido.
9- Hemorroides: Pez, paro de hombros, arco.
10- Estomatitis: (Inflamación de la lengua), shetali.

Kapha Dosha.

Todas estas posturas deben hacerse mientras se sigue una respiración silenciosa y profunda.
1- Bronquitis: Parado de cabeza, arado, flexión hacia adelante, flexión hacia atras, media rueda, pez.
2- Enfisema: Media rueda postura de hombros.
3- Sinusitis: Pez, barco, arado, arco, respiración de fuego (bhasrika).
4- Dolor de cabeza debido a la sinusitis: León, cabeza a rodilla, pez.
5- Diabetes: Barco, pez, media rueda, flexión hacia atrás, flexión hacia adelante.
6-Desórdenes crónicos gastrointestinales: Pez, langosta, cobra.
7-Garganta irritada: León, paro de hombros, langosta, pez.
8- Asma: Media rueda, arco, barco, paro de hombros, palma, pez, cobra.

Foto ©Freepik.com
Meditación y Respiración (Pranayama: Control de la energía a través de la respiración)

Yoga, junto con la meditación y un estilo de vida adecuado y en armonía con la naturaleza única de cada persona, es el camino ayurvédico hacia el equilibrio de los doshas. A través de este camino cada uno de nosotros puede alcanzar su propio potencial y descubrir o lograr las metas que nos hemos fijado en la vida. Yoga y Ayurveda traen dones que nos ayudan a guiarnos a lo largo de nuestros caminos. 

Tanto Yoga como Ayurveda  incorporan la meditación y las técnicas de respiración en sus prácticas. La meditación puede ser utilizada como una herramienta tanto para la curación como para la conciencia espiritual. Por un lado, Ayurveda  se centra en el componente curativo de la meditación, mientras que Yoga se centra en su componente espiritual.
Independientemente del enfoque, la meditación despeja la mente y relaja el cuerpo, trayendo la curación y la conciencia espiritual. Hay muchas formas de meditación que actúan como herramientas para lograr el fin deseado. Si bien algunas personas resuenan con un tipo de meditación, en su mayor parte las técnicas de meditación son herramientas y todas ellas tienen un valor para la persona adecuada.

Meditación.

En la actualidad, luego del trabajo realizado por diferentes Maestros, filósofos y científicos del mundo,  se reconocen una gran cantidad de métodos de meditación. Todos ellos, con diferente forma, tienen el mismo objetivo que es, en última instancia, alcanzar el Samadhi (conciencia de la unión con el Todo)

La meditación es una práctica que busca disminuir la actividad de la mente racional, disminuyendo los pensamientos para abrir un nuevo estado de percepción que permita tomar consciencia de la existencia más allá de las interferencias de los pensamientos.
La meditación trae conciencia, armonía y orden natural a la vida humana. Despierta la inteligencia para hacer la vida feliz, pacífica y creativa.

Gracias a la meditación la función de la conciencia cambia de individual a cósmica. En este estado la paz y la alegría se hacen más presentes. La conciencia de la vida cambia influyendo en el vivir diario que se convertirá en una experiencia nueva y fresca. La meditación puede formar parte de la vida, pues en realidad, no son cosas separadas. La vida es meditación y la meditación es vida. La inteligencia operativa comenzará a operar en el cuerpo, la mente y la conciencia. La fuerza de los problemas disminuye en esta nueva conciencia de expansión, volviendo así relativos los condicionamientos de la vida cotidiana en el marco de la gran inmensidad del tiempo y el espacio universales.

Expandir el estado de serenidad para que su presencia sea cada vez mayor combate inevitablemente el stress mental, dado que la presencia de un estado no puede coincidir con el otro. Reducir el stress y los pensamientos redunda en la influencia negativa que la mente puede tener sobre el cuerpo físico, disminuyendo así la creación de enfermedades psicosomáticas y creando un mejor ambiente para el desarrollo de la salud de las células, elementos fundamentales de la constitución del cuerpo.

Meditando regularmente, la mente se hace más y más clara, y los motivos más puros. El inconsciente libera conocimiento escondido que permite comprender las formas en que cada uno se ata a sí mismo con sus hábitos diarios. Al ampliarse la consciencia del Universo y cambiar la propia relación con ella, el ego comienza a diluirse lentamente. Finalmente, las fuerzas súper-conscientes, o intuitivas, se liberan, dando lugar a una vida de sabiduría y paz.

Si bien la meditación traerá armonía paulatinamente a la vida diaria es muy importante recordar que los resultados son fruto de una práctica comprometida y regular.

Uno de los métodos de meditación más antiguos y extendidos es el que utiliza la respiración como elemento rítmico natural para sincronizar la mente racional a un ritmo pendular repetitivo con el objetivo de distraerla o adormecerla. Pero, al mismo tiempo, aparece la dimensión de la respiración como un camino hacia la meditación. La observación de la respiración aparece sin dudas tras una relación estrecha con la misma y para ello Yoga y Ayurveda cuentan con Pranayama, una serie de ejercicios que apuntan a controlar el flujo de la energía, mientras se domina, a través del entrenamiento, la acción y reacción de los recursos físicos que controlan la respiración.


Pranayama: “respiración yóguica” ó control de la energía a través de la respiración.
Los ejercicios de respiración, llamados Pranayama, son un método yógico de curación que puede conducir hasta un estado extraordinario de equilibrio en la conciencia. Éste método, que forma parte de Hatha Yoga, trae muchos beneficios curativos y también influye positivamente en la creatividad.. 

Sí bien es Yoga el que ofrece y describe los diferentes tipos (y ejercicios) de Pranayama,  Ayurveda recomienda cuáles son más adecuados para las diferentes constituciones.
Pranayama limpia los pulmones, el corazón y otros órganos: purifica los nadis, que son canales de corriente de energía en el cuerpo.

Según los diferentes Doshas definidos por Ayurveda con cada Pranayama, y su manera de realizarlo, pueden obtenerse distintos resultados.

Una persona de constitución pitta debe hacer respiraciones a través del orificio nasal izquierdo. Para hacer este ejercicio, se debe inhalar por el lado izquierdo y exhalar por el lado derecho usando el dedo pulgar y el anular para cerrar y abrir alternadamente los orificios nasales.

Este ejercicio tiene un efecto frio en el cuerpo e intensifica la energía femenina y sus resultados –dependiendo del tiempo y la intensidad con que se practique- pueden equivaler a correr hasta tres kilómetros. (cuando una persona con sobrepeso hace esta respiración, comenzará a sudar, sentir sed y desear una bebida fría. Las bebidas frías sin embargo deben evitarse, pues incrementaran la grasa  del cuerpo).

Una persona de constitución kapha, debe hacer respiraciones inhalando a través del orificio nasal derecho y exhalando por el izquierdo. Este ejercicio crea un efecto caliente en el cuerpo, estimulando la energía masculina.

Una persona de constitución vata, debe hacer respiración alterna. Como vata es una fuerza activa, la respiración alterna trae equilibrio.

Las personas con sobrepeso deben hacer el ejercicio de respiración llamado "respiración de fuego". Pata hacerlo siéntese en una posición cómoda, respire profundamente y exhale rápida y forzadamente por la nariz.

Pranayama debe llevarse a cabo cuidadosa y sistemáticamente, pues puede crear desórdenes en los órganos delicados. Cuando los ejercicios se hacen correctamente, se pueden curar ciertas enfermedades, pero, por el contrario pueden provocarse algunos desórdenes si no se hacen adecuadamente. Siempre se recomienda la guía de una persona con experiencia en este sistema yógico de curación.


Conclusiones.

Yoga y Ayurveda parecen fundirse en una misma ciencia en muchos de los conceptos y, especialmente, en el origen de su filosofía. Por lo tanto son actividades complementarias y se potencian la una a la otra.

Un practicante de Yoga que conozca de Ayurveda puede mejorar en mucho la utilización de los recursos yóguicos, como la forma de practicar, el tipo de posturas o el tiempo de duración en la práctica de las mismas. De la misma forma quien conoce de Ayurveda puede, a través de la ciencia del Yoga, mejorar en mucho la relación conceptual con el cuerpo físico y la manera concreta de liberar y movilizar la energía en la búsqueda del equilibrio original.

Las características más importantes y recomendaciones que se hacen para llevar adelante las rutinas de purificación y equilibrio de Ayurveda son las mismas que se tienen en cuenta para alcanzar buenos resultados en la práctica de Yoga.

Ambas ciencias recomiendan la constancia, el aprendizaje, la paciencia y la confianza en las prácticas y aseguran que sostener estas prácticas en el tiempo, haciendo de ellas un estilo de vida, trae consigo la recuperación de equilibrio, serenidad y, especialmente, un estado saludable que permite la prolongación de la vida y el mejoramiento de su calidad.

Además Yoga y Ayurveda son, desde el punto de vista de la salud, actividades que, una vez que nos han ayudado a encontrar el equilibrio original, nos permiten prevenir la mayoría de las enfermedades, por lo que ambas ciencias promueven la salud preventiva en los seres humanos.
  
Bibliografía

1- Yoga y Ayurveda. David Frawley. Ediciones Ayurveda. Barcelona, España. 2012. ISBN-10: 8493892912 - ISBN-13: 978-8493892913

2- Ayurveda-La Ciencia de Curarse uno mismo. Dr. Vasant Lad. Continente. Buenos Aires, Argentina. 1991. ISBN: 9789507540011

3- El gran libro del Yoga. Ramiro Calle. Ediciones Urano. Barcelona, España. 1999. ISBN: 9788479533137

4- Meditación y Mantras. Swami Vishnu Devananda. Alianza Editorial. Madrid, España. ISBN: 978-84-206-7264-9

5- Vademecum de Ayurveda para el Bienestar. Marcus de Oliveira, D. Ay. CreativeSpace Independent Publishing Platform. Méjico. 2011. ISBN-10: 146795599X

6- Los tres cuerpos y el alma. (Yoga y Ayurveda para la paz) Cristina Mejía Peláez (Nírmala)  Volker Dize (Satyadev). Ed. Impregón.  Impreso por el Centro Sivananda de Medellín., Colombia. 2011.

7- Como Sanar Su Vida: Lecciones en el Camino de Ayurveda. Marc Halpern. CreateSpace Independent Publishing Platform. EE.UU. 2012. ISBN-10: 1478315334. ISBN-13: 9781478315339

8- Salud Perfecta. Deepak Chopra. Javier Vergara Editor. Barcelona, España. ISBN 13:978-84-666-3848-7

©Pablo Rego
Profesor de Yoga
Masajista-Terapeuta holístico
Diplomado en Medicina Ayurveda de India


Entrada destacada

Accede a las Clases de Yoga Online con Pablo Rego desde cualquier parte del Mundo.

Las clases de Yoga Online con Pablo Rego son experiencias particulares que reúnen condiciones únicas. El método de tomar clases en lín...