11 jul. 2020

“Gratitude”, ambientes sonoros que invitan a despojarse de los límites de la mente.


por Pablo Rego | El próximo día 17 de julio será lanzado el nuevo trabajo de “The Haiku Project” en el que el  compositor, tecladista y sintetista Henrik Hytteballe evoluciona su propuesta musical hacia un sonido más rico, energético y brillante en el que afina el trazo estético de su música, agregando en esta oportunidad instrumentos como la guitarra, el duduk y el violonchelo para entrar en un mundo sensible, armónico y vital.

Gratitude”, editado por Real Music/Myndstream es un paso hacia el sueño consciente, mezclado con testimonios emotivos repletos de climas evocativos, pero abriendo el juego hacia otras dimensiones existenciales y sensoriales, viajando entre espacios y tiempos que relacionan la modernidad más progresista y la ancestralidad.

Henrik Hytteballe cuenta historias con su música, se manifiesta entre las impresiones y las experiencias, entre la búsqueda del mundo interior y la imaginación. Desde su ser individual, retrata la visión colectiva de la existencia. Sus creaciones manifiestan diferentes aspectos de la humanidad, pero también su visión personal del mundo emocional que todos compartimos.


El compositor de origen danés es también artista plástico y eso queda plasmado en sus obras musicales a través de la creación de climas que, como pinturas de paisajes emocionales y sensitivos, evocan momentos particulares que vibran con la percepción mientras hechos que pueden parecer ordinarios se vuelven mágicos por el prisma de la observación consciente.

A lo largo de los diez temas que componen “Gratitude” se perciben diferentes combinaciones de secciones sonoras que evocan la presencia sutil de instrumentos reconocibles, familiares. El sonido de “The Haiku Project” se define por los sintetizadores utilizados de manera elegante, creando ambientes que son atravesados por definidos acordes y pinceladas melódicas de instrumentos como la guitarra eléctrica o el piano. Un sonido espacial que propone expansión, una trascendencia de los límites y las formas, como un sueño bien conducido hacia un lugar de contemplación distante, confortable y trascendente.

En palabras de Hytteballe; "Estoy agradecido de poder hacer música y tomar parte en la vida en las circunstancias presentes. Es mi deseo que este nuevo álbum refleje esta alegría y gratitud por la vida"

Más información de “The Haiku Project” en https://haikumusic.dk/

Otros discos de “The Haiku Project” reseñados en Yoga sin Fronteras Life (2018), Nebula (2017) y Glimpses (2016)

©Pablo Rego



No hay comentarios:

Entrada destacada

Accede a las Clases de Yoga Online con Pablo Rego desde cualquier parte del Mundo.

Súmate a las clases de Yoga diarias que se pueden hacer en vivo o grabadas . ¡ Haz tu consulta y encuentra hoy la calma y el equilibri...