Historias de éxito que reúnen Fútbol y Yoga.


por Pablo Rego | Cuando daba Yoga en mi estudio de la ciudad de Valencia, España, un alumno al que le gustaba mucho entrenar, descubrió la práctica de Yoga conmigo. Él estaba muy ligado al club Levante de fútbol y me decía en cada sesión “esto es lo que deberían hacer los futbolistas cada día para mejorar su estado físico”.

Foto ©AP

Corría el año 2009 y Yoga se abría paso en la sociedad occidental y en el ámbito del deporte profesional. En aquellos tiempos había mucho Yoga, pero no tanto como lo hay en la actualidad. Muchos exploradores de la disciplina buscábamos la manera de construir propuestas que aportaran algo diferente a nuestras comunidades.

Tal es el caso de Patrick Broome, un profesor de Yoga de origen alemán que unos pocos años después hizo su aportación al desarrollo del entrenamiento físico de la selección de fútbol ganadora de la copa del mundo de 2014.

Al mismo tiempo que se fue desarrollando este trabajo serio en Alemania, con la guía de Broome, quien se formó en Nueva York y tuvo la oportunidad de crear una buena cartera de contactos en el mundo de los famosos -como Sting o Madonna-, en países como España, Francia, Brasil o Reino Unido, Yoga fue ingresando como un nuevo elemento de entrenamiento a través de los futbolistas a la práctica cotidiana, complementando así una preparación física que hasta ese entonces no había explicado suficientemente los beneficios  de la práctica de Yoga como son el desarrollo de la flexibilidad muscular y la serenidad mental para conseguir una mejor recuperación del cuerpo físico y una fortaleza interior capaz de ayudar a los deportistas de elite a mantener el foco en la actividad que están desarrollando.


Alemania ganó la Copa del Mundo de Fútbol en 2014

El trabajo de Patrick Broome saltó a la fama cuando, luego de un tiempo de trabajar con algunos de los integrantes de la Selección de Fútbol alemana, consiguió el éxito deportivo que marca, sin dudas, sobre todo en el fútbol, el éxito del proceso de un sistema de trabajo.

Broome no sólo es profesor de Yoga certificado y experimentado, también estudió Psicología y se doctoró en Psicología de la Educación y Educación Empírica de la Universidad Ludwig Maximilian de Munich. Su sistema de trabajo incluyó la propuesta de una práctica opcional para todos aquellos futbolistas que quisieran asistir voluntariamente a sus clases de Yoga.

En 2006, los directivos de la selección alemana habilitaron la posibilidad de que sus integrantes asistieran a practicar Yoga. Tres años más tarde, el exentrenador de la selección Jürgen Klinsmann presentó a Patrik Broome a las autoridades y desde entonces jugadores como Arne Friedrich, Jens Lehmann, Simon Rolfes o Thomas Hitzlsperger asistieron de forma regular a sus sesiones de Yoga, descubriendo así la práctica de la milenaria disciplina originaria de India y sus beneficios, que en el caso de los deportistas comienza por el entrenamiento físico, pero que además, influyó en áreas como la recuperación, la confianza, y el equilibrio mental.

El entrenador de aquel exitoso equipo de fútbol, Joachim Löw, avaló la continuidad de la práctica de Yoga dentro del plan de desarrollo de los futbolistas de cara al campeonato del mundo de 2014 en el que la Selección de Alemania obtuvo la copa del mundo.

Ahora Yoga forma parte del programa de entrenamiento de muchos clubes y equipos alemanes tales como el Bayern de Múchich, el TSG 1899 Hoffenheim o el F. C. Augsburgo.

Foto ©Pinterest

La liga inglesa también posee sus historias recientes de fútbol y Yoga.

Ryan Giggs, el futbolista galés que jugó profesionalmente hasta los 40 años de edad, descubrió Yoga luego de experimentar diferentes sucesos conflictivos dentro de sus rutinas y modelos de entrenamiento físico como profesional.  Su instructora, Sarah Ramsden, trabajó en el ambiente del fútbol profesional durante más de 13 años, desarrollando actividades en los planteles profesionales del Manchester City y Manchester United, trabajando con equipos de la academia de formación, juveniles y senior. Giggs y Ramsden trabajaron juntos durante más de 10 años hasta el retiro del futbolista, quien se benefició de la práctica de Yoga consiguiendo su extraordinaria longevidad en su carrera deportiva profesional.

Además de los integrantes de los equipos masculinos de la liga inglesa de fútbol, Sarah ha trabajado con muchos deportistas de diferentes  ​​disciplinas profesionales y atletas individuales, incluidos el fútbol femenino de Inglaterra, GB Taekwondo y muchos corredores, ciclistas o triatletas.

Elementos como la flexibilidad ha ayudado a desarrollar la velocidad, la potencia y la agudeza de unos jugadores que han debido adaptar sus formas físicas a un fútbol más intenso, rápido y directo. Además, Yoga aporta una mayor velocidad en la recuperación física de los futbolistas.

Muchos jugadores que han pasado por el Manchester United fueron influidos por esta ola de Yoga motivada por el galés Giggs, quien ha reconocido que “sólo practicando Yoga pudo resolver sus lesiones recurrentes en los isquiotibiales, pero que no solo consiguió resolver sus dificultades con esos músculos sino que también, mejoró el estado físico en sus ingles, pantorrillas,  glúteos, la parte inferior de la espalda y el cuello, previniendo  lesiones y consiguiendo más flexibilidad. Giggs reconoció públicamente que gracias a Yoga consiguió relajar profundamente los músculos y aliviar la tensión de las articulaciones.  Después de que este deportista galés empezara a practicar Yoga, ganó otros 17 trofeos, es decir, exactamente la mitad de sus 34 copas.

Otros futbolistas de elite se volvieron practicantes habituales de Yoga. Tal es el caso de Roy Keane, Gary Neville, Mikael Silvestre o David Beckham. Este último, como muchos otros, se mostró escéptico con la práctica de Yoga durante mucho tiempo, hasta que, por consejo de un amigo, recurrió a Shona Vertue, una instructora residente en Londres de origen australiano que lo ayudó a introducirse en la práctica. En la actualidad no sólo practica junto a su familia sino que la reseña del futbolista está en la portada del libro de la instructora: "Shona cambió mi idea de Yoga. Trabajar con ella hizo que mis dolores desaparecieran después de los partidos. Es la mejor"

Otros equipos, como Arsenal o Liverpool, además de los de Manchester, también adoptaron Yoga como una herramienta efectiva para un entrenamiento físico más completo.

©Pablo Rego
Profesor de Yoga
Escritor
Terapeuta holístico
Diplomado en Ayurveda


No hay comentarios:

Entrada destacada

Video: Vivir en un pueblito dando clases de Yoga.

  Este Video inicia una serie de historias que involucran la vida cotidiana en diferentes lugares con protagonistas que desarrollan activida...