28 mar. 2019

Estudio demuestra que Yoga y Meditación son utilizados para conciliar el sueño.


Agencia Reuters – EE.UU - Aproximadamente la mitad de los adultos estadounidenses sufren problemas para dormir y las investigaciones sugieren que muchos de ellos están practicando ejercicios para el cuerpo y la mente, como el Yoga y la Meditación, que podrían ayudar a que sea más fácil descansar bien.

Las terapias para la mente y el cuerpo pueden incluir una variedad de prácticas para la salud que combinan esfuerzos para enfocar la mente, controlar la respiración y mover el cuerpo de manera que se promueva la relajación. “Estas investigaciones son un componente clave de muchas formas de terapias complementarias e integradoras que, según estudios realizados, las  han relacionado con mejoras en el sueño”, señalan los investigadores en Sleep Medicine.

El estudio

Para el estudio actual, los investigadores examinaron los datos de una encuesta de salud representativa a nivel nacional realizada a 26,742 adultos en 2017. En general, el 49 por ciento informó problemas de sueño.

Entre las personas con problemas de sueño, el 30 por ciento dijo que practica algún tipo de ejercicios de mente y cuerpo. Eso se compara con solo el 18 por ciento de las personas sin problemas de sueño.

El Yoga fue el más común, practicado por aproximadamente el 16 por ciento de los encuestados, seguido por la meditación espiritual en el 14 por ciento y la meditación de atención plena en el 8 por ciento.



"Hay varias cosas que las personas pueden hacer para ayudar a aliviar los problemas del sueño, especialmente si tienen una base psicológica", dijo Sanford Nidich, director del Centro para la Salud Social y Emocional del Instituto de Investigación Maharishi University of Management en Fairfield, Iowa.

“Un enfoque con un historial probado es lo que se conoce como Meditación Trascendental®, que se ha demostrado que alivia los trastornos del sueño con un componente psicológico”, dijo Nidich. Este tipo de Meditación implica cerrar los ojos y pensar en un mantra para ayudar a crear un estado de alerta y tranquilidad que puede ayudar a las personas a sentirse calmadas y menos estresadas.

"Esto se puede practicar fácilmente y sin esfuerzo en la propia casa u oficina dos veces al día durante veinte minutos", agregó Nidich.

“Otro enfoque es hacer más ejercicio y practicar Yoga diariamente”, dijo Nidich. Investigaciones anteriores han vinculado ambas prácticas con mejoras en la cantidad y calidad del sueño.

"Por último, modificar la dieta y comer la comida más importante al mediodía, cuando “el fuego digestivo” es más fuerte que por la noche, según la medicina tradicional Ayurveda, puede tener un efecto profundo en la calidad del sueño", aconsejó Nidich.

  
¿Quiénes practican disciplinas cuerpo-mente?

En el estudio, las personas con problemas de sueño practicaron un promedio de dos formas diferentes de medicina mente-cuerpo.

Menos del 2 por ciento de la población de la encuesta practicó Tai Chi, que también se ha demostrado que mejora el sueño, anotan los autores del estudio.

Las personas que usaron medicina para la mente y el cuerpo tenían más probabilidades de ser menores de 30 años, mujeres, blancas no hispanas, que vivían en el oeste de los EE. UU., Más educadas y con diagnóstico de enfermedad cardíaca.

En general, alrededor del 38 por ciento de los participantes en el estudio tuvieron problemas para permanecer dormidos y alrededor del 35 por ciento tuvo dificultades para conciliar el sueño.


Alrededor del 5 por ciento de las personas con problemas de sueño informaron que descansaban cuatro horas o menos cada noche, mientras que el 42 por ciento dormía seis horas o menos.

Incluso entre las personas que no informaron dificultades para quedarse dormidas, aproximadamente el 1 por ciento dormía cuatro horas o menos y el 22 por ciento dormía seis horas o menos.

El estudio no fue diseñado para determinar si las prácticas específicas como el Yoga o el Tai Chi o la Meditación podrían ser más adecuadas para reducir el insomnio u otros problemas del sueño.

Los investigadores también carecían de datos sobre si los participantes habían sido diagnosticados con insomnio y si las personas estaban practicando la medicina de la mente y el cuerpo para tratar los problemas del sueño o por otras razones.

Artículo sientífico publicado en ScienceDirect
Fotos: Freepik


Booking.com

No hay comentarios: