25 mar. 2015

Entrevista realizada por Guia Local a Pablo Rego de Yoga sin Fronteras

Pablo Rego, de Yoga sin Fronteras, habla sobre los secretos de su profesión.







- Para aquel que todavía no te conoce, describe por favor cómo es tu negocio o servicio.

- "Yoga sin Fronteras" es un lugar para estar bien. Actualmente funciona en "Luz de Pueblo" un bed and breakfast de campo en el que se brindan, además de alojamiento, servicios para el bienestar integral, para liberarse del dolor del cuerpo, para desconectar de las preocupaciones, para recordar esos aspectos del ser que nos conectan con lo más simple de la existencia. El lugar está concebido como un oasis, un refugio, una pausa, una burbuja a donde se entra dejando fuera las mochilas de la vida. Las clases de Yoga, los Masajes o las sesiones privadas de asesoramiento en alimentación y salud Ayurveda se dan en un clima tranquilo, con atención dedicada a cada persona, pensando en el practicante o paciente con la mejor energía para que las actividades resulten lo más beneficiosas posibles para quien las realiza.
- ¿Cuál es tu historia personal? ¿Cómo llegaste a ser propietario o encargado de un negocio?
- Hace más de quince años un viejo chamán muy querido en Bariloche me dio un abrazo que transformó mi vida. Fui a Bariloche de paseo, a visitar amigos y cuando regresé , con la experiencia de ese abrazo, comencé a buscar información de temas de espiritualidad sin poder parar. Comencé a practicar Yoga, sólo, con libros, consultando, mirando videos. Durante algunos años me dediqué a practicar, a sentir, a conocerme. Aprendí sobre Yoga y Meditación. Medité. Con el correr de los años, viajé y viví diferentes experiencias, dedicándome a muchas cosas, pero siempre avanzando en la práctica del Yoga y la Meditación. Cuando sentí que estaba maduro en algunos aspectos de mi conocimiento interior decidí hacer un curso de formación como Profesor de Yoga en la Escuela de la Federación Internacional de Yoga para organizar el conocimiento y poder transmitirlo y a partir de ello comencé a dar clases. Al mismo tiempo, me formé como Masajista Terapeuta. Abrí mi primer estudio de Yoga y Masajes en Valencia, España, luego de trabajar en Madrid durante un tiempo. Allí, en España, utilicé el nombre de "Yoga sin Fronteras" como una manera de mantener abiertos los límites físicos o geográficos sabiendo que el movimiento no impediría que me dedicara a la práctica y enseñanza de Yoga, ni dejaría de estar conectado con las personas que conociera mediante esta actividad, estuviera donde estuviese. Luego, a mi regreso a Argentina, cuando me mudé a Buenos Aires recreé ese ambiente tan necesario y querido y organicé otro estudio con el mismo nombre, y se me hizo un estilo de vida. Con el tiempo me mudé a Junín por la necesidad inevitable que tengo de irme de Buenos Aires, aunque haya nacido y crecido allí y tengo en esa enorme e intensa ciudad a gran parte de mi familia. En Junín armé otro estudio de Yoga y Masajes en el que trabajé durante un tiempo mientras crecía en mí la necesidad de vivir más conectado con la naturaleza. Y así llegué a crear el nuevo proyecto "Luz de Pueblo", en el que funciona el nuevo Yoga sin Fronteras, mi estudio de Yoga, Masajes y Salud Ayurveda, en un pueblo tranquilo, en el que se ve el horizonte, en el que la práctica de éstas actividades se expande hacia todos los rincones del ser, mientras puedo tener mi huerta, mis bonsai, charlar con los vecinos sin prisa, a un ritmo más armónico con el universo.
- ¿Qué es lo que más demandan tus clientes actualmente?
- En el ámbito de Yoga, agilizar el cuerpo para solucionar problemas crónicos o enfermedades como dolores en el cuello y espalda, contracturas varias, cefaleas, dolores en la cintura, problemas glandulares, colesterol ó alto nivel de pensamientos que provocan ansiedad y estrés, dependiendo un poco de la altura del año en la que estemos. En el ámbito de los masajes, liberarse de la tensión que causan las actividades cotidianas, sobre todo por las responsabilidades y las consecuencias físicas que éstas traen. En el ámbito del Ayurveda, la necesidad de aprender a alimentarse bien, siguiendo unas pautas diferentes a las que estamos acostumbrados desde la Medicina tradicional y enfocándonos más en la particularidades y necesidades de cada uno y no tanto en las calorías de los alimentos, obteniendo un resultado más profundo y duradero.
- ¿Cuál es tu consejo para sobrevivir a las crisis?
- Creo que la crisis está en la mente colectiva de los seres de este tiempo. En todas partes del mundo hay una crisis diferente y eso tiene que ver con una forma de pensar el mundo que no está encajando con las necesidades que tenemos todos, ahora, en este tiempo. Por eso creo que la forma de trascender todo ello es reciclarnos, revisar los valores, los objetivos en la vida, la educación y darle cada vez más importancia a lo que en verdad queremos hacer, animarnos a cambiar, dejar de perseguir la falsa idea de la felicidad que hay detrás del dinero y confiar en que si fuimos capaces de crear un mundo que ahora está en crisis entonces somos capaces de crear uno en el que la crisis sea un recuerdo, pero hay que hacer cosas diferentes para ello.
- ¿Qué es lo último que has hecho para diferenciarte de tu competencia?
- Aumentar mi compromiso con un estilo de vida e instalarme más cerca del campo para que la gente que quiera vivir la experiencia de estar en este ambiente y recibir mis servicios tenga la posibilidad de que al salir de mis clases y sesiones se encuentre con un clima de calma y tranquilidad y no en medio del ruido y la rutina. Además estoy dándole la posibilidad a mis vecinos de Iriarte de conocer y practicar estas actividades, lo que me permite aprender de ello y tener otro contacto con las personas.
- ¿Siempre te dedicaste a la actividad actual? ¿Has desarrollado alguna otra actividad con otros rubros?
- Comencé mi vida profesional siendo Técnico en Electrónica, estudié en Buenos Aires y trabajé en empresas y luego por mi cuenta, reparando PCs y haciendo instalaciones de distinto tipo. Lo que ocurre es que cuando puse por sobre todas las cosas mi búsqueda personal, me fui adaptando a lo que iba surgiendo como medio para ganarme la vida y al mismo tiempo experimentando profesiones, como la música que estudié en el Conservatorio Nacional o el periodismo, que estudié en el Instituto Grafotécnico Argentino, la radio que me encanta y experimenté con mis programas de radio en Buenos Aires y Calamuchita, en Córdoba, la redacción periodística y literaria. En España trabajé como serígrafo y chofer. También hace años que escribo, poesía que publico en mi Blog personal pablorego.blogspot.com y cuentos y alguna que otra novela que algún día editaré.
- ¿Qué tipos de clientes tienes?
- Personas que quieren sentirse bien, que le dan importancia a la salud, a la prevención de las enfermedades a eliminar el estrés físico, mental o emocional. Seres que saben que además de trabajar o estudiar o de cumplir con las obligaciones, existe una necesidad de bienestar y felicidad que es importante tener para lograr sus objetivos de una manera más agradable y disfrutable y que las actividades que ofrezco les ayudan a encontrar.

No hay comentarios: