12 nov. 2018

Yoga: una gran alternativa para tratamiento de afecciones musculoesqueléticas.


La práctica del Yoga, una disciplina física y mental de origen hindú, es cada vez más recomendada por los médicos traumatólogos para el tratamiento de lesiones musculares, la rehabilitación tras una cirugía y disminuir el dolor, afirman especialistas.
"Hemos comprobado Yoga se utiliza como un método alternativo para la recuperación de lesiones del sistema musculoesquelético", dice a Efe Marisol Villegas, académica del Instituto de Ciencias Aplicadas de la Actividad Física y el Deporte de la Universidad de Guadalajara.
La experta resaltó que todavía hace una década el yoga era visto como un ejercicio meramente espiritual.
"Ahora, cerca de 75 % de los médicos tratantes de lesiones lo sugieren como método alternativo de recuperación de lesiones musculares como esguinces, fracturas de hueso, dolores en la espalda o problemas en las lumbares", afirma Villegas.
La Organización de las Naciones Unidas (ONU) nombró el 21 de junio como el Día Mundial del Yoga, una actividad que, según la filosofía india representa la unidad de la mente, el cuerpo y la estructura energética del Ser, es valiosa para la salud y el bienestar de las personas.
Esta disciplina fue reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su "Estrategia sobre medicina tradicional 2014-2023" como una disciplina que es comúnmente practicada para el bienestar psicofísico.
El Yoga utiliza diferentes ejercicios conocidos como posturas o "asanas" para fortalecer la mente y el cuerpo con ayuda de la respiración. Estas posturas "actúan como un medio para definir los músculos y para fortalecer la funcionalidad del sistema de ligamentos y articulaciones como un todo", explica Villegas.
Leticia Trejo, especialista con 18 años de experiencia en Yoga Terapéutico, explica a Efe que las "asanas" ayudan a que la persona tenga más flexibilidad y los tejidos musculares logren una especie de "automasaje" que beneficia a todo el cuerpo, incluyendo a los órganos internos.
"Si se guían bien, las asanas te ayudan a generar mayor flexibilidad en las articulaciones y liberar los tejidos conectivos en el cuerpo como son los ligamentos, los tendones y las fibras musculares. Todos estos tejidos a través de los estiramientos se van masajeando a sí mismos y el efecto es relajante", expresa Trejo, directora de la escuela Cada Yoga.
De manera paralela el cerebro segrega dopamina, serotonina y otras hormonas, lo que ayuda al cuerpo a sentirse bien, añade.
Trejo afirma que ha atendido alumnos cuyos médicos les dieron poca esperanza de recuperar la movilidad en la zona afectada debido a que tienen varillas en la columna, a que les hicieron alguna cirugía lumbar o de hombros o quitaron los meniscos de las rodillas.
Todos, asegura, se recuperaron lenta pero satisfactoriamente.
La experta también recomienda el Yoga para personas que experimentan dolor en alguna zona del cuerpo y no encuentran el origen del mismo, a pesar de haber acudido al médico, pues en muchas ocasiones los malestares surgen debido al estrés o a adoptar malas posturas.
Esta práctica no tiene contraindicaciones, pues cada "asana" tiene variaciones o adaptaciones que la persona puede realizar si su lesión le impide estirar alguna parte del cuerpo como es indicado, detalla.
Las especialistas destacan que la persona lesionada debe acudir primero con un médico para tener un diagnóstico certero de su afección.
Si está en recuperación de una cirugía debe esperar a que la herida cierre para ponerse de nuevo en movimiento.
Y si ha decidido explorar esta disciplina debe elegir una institución con instructores certificados, que tengan conocimientos de fisioterapia, de cultura física, de anatomía o biomecánica, que además tengan años de práctica y "no ofrezcan soluciones mágicas" para el cuerpo.
Trejo recalca que al ser una terapia complementaria o alternativa, el Yoga Terapéutico "no sustituye ningún tratamiento médico alópata, ni las visitas con el médico especialista", por lo que deberá ser este quien apruebe si el paciente puede tomar este tipo de clases.
Créditos:
Fuente del artículo: Agencia EFE - EEUU
©Foto: Freepik

8 nov. 2018

Kerani explora diferentes aspectos del ser sensible con su nuevo álbum “Small treasures”


por Pablo Rego | La destacada teclista, compositoras, arreglista y productora de música neoclásica y new age, residente en los Países Bajos, Kerani, regresa al disco con su colección más personal de material original titulado “Small treasures” (Pequeños tesoros), potenciando su interpretación del piano e inspirada en poesía, historia, ascendencia, sueños y fantasías.

En los últimos años Kerani se ha destacado especialmente con su anterior álbum “Stardust”, que fue número uno en el prestigioso Top 100 Zone Music Reporter Chart internacional. Después del reconocimiento del público y los elogios recibido por parte de la prensa especializada, su camino carrera continúa creciendo con el impresionante nuevo álbum “Small treasures”.

La música de este nuevo álbum contagia la inspiración de Kerani. Su sensibilidad procesa pensamientos, vivencias y conocimientos para transformarlos en pequeñas obras de arte que hablan de su universo particular, pero que al volverse música pueden trascender la individualidad y alcanzar una dimensión etérea que llega en forma sutil y exquisita a ser un gran clima para la contemplación y la emoción.

En el folleto del CD, Kerani asocia cada melodía con obras de poetas de todo el mundo: la madre de Kerani, Ruff Roza, Oscar Wilde, Sara Teasdale, Petofi Sandor, Kahlil Gibran, Monk Kusai, Amairgin Gluingel, Bliss Carman y Antonio Machado, acompañados de cuadros de su autoría. "Siempre he tenido una gran admiración por la poesía y cómo puede tocarnos en lo más profundo", dice Kerani.

Small treasures” presenta a Kerani en el piano (y algún sintetizador) respaldada por un cuarteto de cuerdas en vivo (todos miembros de la Orquesta Johann Strauss de André Rieu de Holanda) y un pequeño grupo de músicos y vocalistas que participan como invitados especiales.

Además de la inspiración en los poetas y su poesía, Kerani se deja atravesar por historias personales que la conducen a la creación de unas melodías llenas de elementos emotivos. Cada poema es un viaje a diferentes países de los que recoge sonidos y formas musicales y con los que construye sus obras. Así, el viaje de esta artista nacida en Bélgica lleva al oyente a lugares como Irlanda y el misterio celta, a Japón y su milenaria cultura, a la Francia de Debussy, a Brasil, a la España de Machado, la Hungría de su padre o la Alemania de su madre.

"Para el álbum Small treasures", dice Kerani, "elegí escribir música que sea más cercana a mí, música que describe recuerdos y sentimientos que dejaron una huella en mi corazón. Es un autorretrato musical, y un viaje a través de mi pasado. Al grabar esta música, espero dar un pedazo de mí a cada oyente".

©Pablo Rego

Cuando compras en Amazon a través de nuestros enlaces nos ayudas generando una pequeña comisión que nos permite seguir dándote este servicio ¡Gracias!

Small Treasures está disponible para ser descargado a través de nuestros enlaces en Amazon España y Amazon USA y Américas


6 nov. 2018

Yoga, budismo y aventura en la propuesta de la India para atraer más turismo.

Imagen © Freepick
El Gobierno de la India quiere potenciar su oferta en nichos del mercado como el turismo espiritual relacionado con el yoga o el budismo, o el de quienes están interesados en la aventura para dar continuidad al momento de gran crecimiento que atraviesa el sector.

El Gobierno indio es optimista con las cifras obtenidas por su sector turístico durante 2017, cuando recibió 10,1 millones de visitantes internacionales, lo que supuso un incremento del 15,6% con relación al año anterior, según indicó hoy la secretaria de Turismo, Rashmi Verma, en una reunión con periodistas extranjeros.

"Por primera vez hemos tenido dobles dígitos", indicó Verma, en alusión a la cantidad de turistas recibidos.

Destacó que la decisión del Gobierno indio de facilitar los viajes al país con la "introducción de la visa electrónica para 163 países, ha sido definitivamente un elemento que ha cambiado las cosas" y se ha convertido en "factor clave" para el aumento del turismo.

El Ministerio de Turismo cree ahora que puede potenciar su oferta en nichos específicos donde puede ser altamente competitivo.

Una de esas acciones es la de tratar de atraer a personas interesadas en el budismo a la India, tierra en la que vivió y enseñó Buda, y que puede ser un gran atractivo para curiosos y seguidores de esa religión.

En ese sentido, Verma destacó el "enorme potencial" que tiene ese aspecto para el turismo indio.

"No solo de budistas de países budistas sino también el hecho de que mucha gente en Estados Unidos y Europa tienen gran interés en el budismo", indicó.




Para los turistas que busquen aventuras, el ministerio también está tratando de aumentar la oferta con cinco nuevos proyectos en otros tantos estados con una inversión de unos 55 millones de dólares.

También en el ámbito del turismo relacionado con el yoga, el Gobierno indio redoblará sus esfuerzos para tratar de facilitar el acceso de los turistas interesados en viajar a la India para seguir esta práctica.

Verma destacó que aunque la India es por llegadas de turistas internacionales el 25 destino en el mundo, su puesto sube hasta el 13 cuando se trata de ingresos de divisas en este sector, lo que demuestra la calidad del turista que recibe.

Otra de las líneas de acción del Ministerio de Turismo es la de tratar de mejorar la gestión del patrimonio nacional con proyectos con el apadrinamiento de lugares históricos, con el que busca el respaldo de terceros públicos y privados para mantener y dar viabilidad a algunos de estos lugares de interés.

La India tiene además ambiciosos planes para incrementar su número de aeropuertos internacionales hasta los 250 para 2020, un elemento para lo cual también quiere aprovechar el importante crecimiento que experimenta el sector de transporte aéreo en el país.

Fuente: Agencia EFE a través de Diario Vasco




29 oct. 2018

Video: Torsión - Matsyendrasana

Video explicativo en el que Pablo Rego da detalles para armar y practicar la Torsión espinal o Matsyendrasana, con diferentes propuestas para distintas circunstancias, estados físicos y niveles de práctica. Esta postura forma parte de las serie clásica de Hatha Yoga "Rishikesh",



19 oct. 2018

“Deva”, un recorrido espiritual en la voz de Deva Premal.



por Pablo Rego | Deva Premal, una de las cantantes devocionales más importantes del mundo, lanza su álbum homónimo, “Deva”, que se centra en su canto y refleja las muchas dimensiones de su alma y expresión musical, desde el comienzo de su viaje espiritual hasta el presente.

A pesar de que en este álbum se destacan las voces y la ejecución del tanpura (instrumento de cuerdas de la India) de Deva Premal, cabe destacar la presencia de los músicos con los que habitualmente graba y realiza sus giras: el productor ejecutivo Miten que aporta sus voces; Manose en bansuri (flauta de bambú de la India), voces, sansula, percusión, cuencos y campanas; y el productor Joby Baker en voces, piano, teclados, batería, percusión, bajo y guitarras. A ellos se une la gran Anoushka Shankar como invitada especial, tocando el sitar en dos canciones.

La primera composición original grabada de Deva Premal, “Seven Chakra Gayatri Mantra”, se presenta en “Deva” en dos versiones (una para comenzar el álbum y “Prabhu Mix” para cerrarlo). La grabación de este mantra sagrado se lanza en este álbum casi veinte años después de que grabara su versión innovadora del antiguo "Gayatri Mantra", que apareció en su primer álbum y recibió difusión en todo el mundo, elogiado por su mezcla de elementos tradicionales y modernos.

Desde el momento en que estuvo en el vientre de su madre y durante su infancia, el padre de Deva le cantó el "Gayatri Mantra" cada noche como una canción de cuna; este mantra ha desempeñado un papel metafísico en la vida de Deva Premal. Después de escuchar este mantra a mediados de la década de los ‘90, por primera vez desde su infancia, Deva superó espontáneamente su timidez con respecto a su voz y salió de las sombras; así pasó de ser una cantante de coros de las canciones devocionales de Miten a convertirse en la cantante principal de Deva Premal & Miten. Ese mantra sirvió de inspiración y fue la piedra basal que llevó a Deva a componer una nueva melodía para este nuevo álbum.

En el álbum “Deva”, la voz es alternativamente calmante y edificante, y lleva al oyente a estados más profundos de meditación, a un lugar de refugio y relajación consciente, sirviendo como un portal para la paz interior. Las canciones van desde los cantos seductores cantados con su compañero de vida Miten, hasta otros que presentan solos de flauta bansuri por el maestro nepalí Manose, todo ello incrustado en un paisaje musical creado por la instrumentación basada en el ritmo sensual del productor Joby Baker.

Entre los mantras incluidos en Deva” también están el "Prabhujee" de oración escrito por Pundit Ravi Shankar y presentando por su hija Anoushka Shankar en sitar. Otros mantras incluyen "Sarva Mangala" (celebrando el Sagrado Femenino) con invitados Richard Moody en violín y Felicity Baker en coros, "Buddham Sharanam" (buscando refugio en Buda), "Mahamantra" (un tributo al puro amor de Krishna y Radha) y "Vakratunda Mahakaya" (una invocación al Señor Ganesha para eliminar los obstáculos).

Deva Premal & Miten, además de ser pioneros en el género que han popularizado en todo el mundo, son nómadas modernos con la misión de compartir con la humanidad la medicina del mantra sánscrito. Con más de veinte años de experiencia cantando cánticos antiguos que inspiran meditación, yoga, control del estrés, masajes y sueño consciente, Deva Premal & Miten no sólo modelan una vida consciente espiritualmente, sino que también comparten herramientas poderosas para el bienestar, la plenitud mental y el crecimiento personal.


©Pablo Rego

Cuando compras en Amazon a través de nuestros enlaces nos ayudas generando una pequeña comisión que nos permite seguir dándote este servicio ¡Gracias!

Deva” está disponible para ser descargado Online de Amazon España y Amazon USA y Américas.


29 sept. 2018

Volver a Yoga.


©Foto Freepik
por Pablo Rego | Alejarse de la práctica de Yoga permite a la mente recrear barreras que quizá creíamos haber superado. El momento de conocer y acercarse por primera vez a la práctica de esta disciplina suele estar precedido de un camino, unas circunstancias que no se repetirán. Perder el rastro de esa senda es otra experiencia y retornarla un impulso desconocido que debemos transitar.

El Yoga y la mente.

En el artículo ¿Qué me impide comenzar a practicar Yoga? explico una serie de circunstancias que nos rodean cuando en alguna parte del Ser sabemos que nos va a hacer bien comenzar a hacer Yoga, pero todavía no hemos podido dar el paso para conocer la actividad e incorporarla a nuestros hábitos cotidianos como una herramienta de prevención de enfermedades, liberación de la tensión, equilibrio y desarrollo de nuestro mundo interior.

Pueden ser muchas las barreras que franqueemos para llegar a tomar la decisión de averiguar, preguntar y comenzar a asistir regularmente a clases de Yoga o conectar con la actividad de cualquier otra manera y conseguir realizar nuestra propia sadhana, pero, aunque consigamos dedicarnos a Yoga durante unas semanas o un par de meses, es muy probable que no consigamos llegar a desarmar las estructuras internas que nos impiden tomar consciencia de los mecanismos mentales que nos llevan a lugares insanos o poco felices.

La mente, que registra todo lo que hacemos incluida nuestra práctica de Yoga, puede estar desconcertada en la primera etapa de la práctica ya que nuestro cuerpo y las experiencias que vivimos en las sesiones son diferentes a todo lo conocido por ella hasta ahora. Cuando nos conectamos con la actividad aparece nueva información que debería ayudarnos a reestructurar la mente desde la consciencia y la voluntad para conseguir un cambio real y profundo.

Esta experiencia de la primera etapa es muy importante ya que si conseguimos comprender esos mecanismos nos quedará definitivamente clara la importancia de mantenernos dentro de ese estado que nos ayudará una y otra vez a desarmar las tácticas y estrategias de nuestra mente racional que siempre busca tener el control total de nuestro Ser.

Pero suele ocurrir que no siempre estamos del todo convencidos de que desactivar a la mente y sus artimañas es algo positivo. En muchas ocasiones no alcanza lo que nos pasa en la práctica de Yoga para compensar la fuerza que ejercen sobre nosotros el entorno y los años de  condicionamientos de nuestro mundo emocional.

De esta manera, aunque consigamos relajarnos y dejar de padecer algunos dolores físicos, en la etapa inicial de nuestra experiencia como practicantes de Yoga, no conseguimos ir más allá dado que al mismo tiempo que aprendemos las primeras rutinas de la disciplina la mente va creando nuevas excusas para volver al estado inicial de confusión, incorporando a los conflictos preexistentes nuevos elementos que puede ir creando a partir de la información que le vamos dando cuando practicamos.

Esa etapa inicial que nos permita trascender a la mente no es tarea fácil y puede llevar mucho tiempo, meses e incluso años. Trabajar en ello con convicción y compromiso es la manera de conseguir desarmar esa estructura compleja que puede gobernarnos y que es capaz de crear nuevos conflictos que incluyan Yoga sólo para evitar ser desactivada, creando miles de excusas para alejarnos de la práctica y haciéndonos perder el entusiasmo del comienzo.

©Foto Freepik
¿Por qué nos alejamos?

Son muchas las razones por las que llegamos a suspender la práctica habitual de Yoga, pero la primera razón es que no hemos llegado a hacer un trabajo lo suficientemente profundo como para comprender lo importante que es incorporar a nuestros hábitos la práctica de una actividad que nos ayuda a liberarnos de lo que nos enferma.

Las vacaciones, una mudanza, el nacimiento de un hijo, la enfermedad propia o de un pariente, el frío, el calor, los horarios familiares y hasta aquello que debería empujarnos a practicar más Yoga como el estrés o las preocupaciones laborales o económicas, son elementos muy válidos para que la mente cree una excusa y luego una razón sólida para alejarnos lo suficiente como para no encontrar luego el camino de regreso al simple hecho de extender la colchoneta para hacer unas posturas o echarnos en el suelo a mover un poco el cuerpo, a respirar y regresar a sentir esa experiencia única del Yoga.

Una vez que sucumbimos a las razones de la mente para hacer de todo menos Yoga es muy difícil que de la nada surja el impulso para comenzar. Incluso luego de mucho tiempo de práctica, si le damos tiempo a la mente para crear una estructura fuerte de pensamientos razonable, nos costará muchísimo dar el paso de volver a Yoga.

©Foto Freepik
Cómo recuperar la conexión.

Siempre es importante mantener viva la motivación que nos llevó por primera vez a experimentar la práctica: un problema de salud, dolores, estrés, problemas para gestionar la emociones, necesidad de cortar con todo como un cable a tierra, la necesidad de conectarnos con otras áreas de nuestro ser, la saturación del mundo que percibíamos y la necesidad de cambiar nuestro clima interior y un largo etcétera que cada uno puede describir a la perfección.

Cuando dejamos de practicar todas esas razones que nos llevaron hasta allí se van a transformar en utopías, ideales lejanos o en parte de las excusas para no volver. Aunque cueste creerlo así funciona nuestra mente racional. Pero esa contradicción es también la señal que debemos tener clara para impulsarnos a atravesar esos muros mentales que nos separan de la experiencia y consciente de la vida.

Es importante recordar que la mente no sufre, que funciona como un ordenador de información y que su mundo es ilusorio e intangible. En cambio, sufrimos las consecuencias de la actividad de la mente como  dolores físicos o emocionales que pueden llegar a transformarse en enfermedades y que se vuelven indelebles en alguna parte de nuestro espíritu si no nos liberamos de ello a través de alguna actividad específica como lo son el Yoga y la Meditación.

Si algo de vital importancia nos ha llevado a practicar Yoga es importante que recordemos el status “vital” de ese impulso, ya que esto definirá que es lo más importante. Algo que nos va a ayudar a tener una mejor calidad de vida (en el más amplio sentido del término, más allá del confort material, el bienestar económico o la posición social) no puede ser menos importante que las actividades que nos deprimen o nos quitan la energía vital.

La práctica de Yoga nos da la posibilidad de liberarnos del dolor físico o emocional, nos ayuda a aumentar nuestros niveles de comprensión del entorno y la tolerancia, creando un estado interno fundamental para decidir mejor qué decisiones nos conviene tomar y cuáles no.

Y esas consecuencias son las mismas que crean la lucha contra años de información para la creación de condicionamientos que no siempre podemos vencer. Esa pulseada puede ser dificultosa y llevar tiempo, pero es fundamental para transformar nuestro ser de cara a conseguir un equilibrio total y un estado salud sostenido. 

©Pablo Rego
Profesor de Yoga
Terapeuta holístico
Diplomado en Medicina Ayurveda de India


21 sept. 2018

Namasté, mantras mágicos y sanadores


por Pablo Rego | Con el título original de "Magical Healing Mantras", editado por primera vez en 1999 por New Earth Records, veinticinco talentosos artistas de todo el mundo crearon una colección de mantras dedicados a la visión del maestro espiritual, Osho

Namasté es una agrupación de músicos de todo el mundo reunidos para mezclar sus voces, guitarras, flautas, cítaras, tablas y un tarang para crear una memorable fusión musical Oriente-Occidente que es tanto exótica como familiar. 

Estos mantras mágicos y sanadores, incluido el "Gayatri Mantra", son tranquilizadores y espiritualmente nutritivos. Como parte de Namasté se destacan Sangeet (voz, guitarra, sitar, tarang); Gopal (voz, guitarra, sitar); Chaitanya (voz, guitarra); Parijat (guitarra); Bhola (flauta); Shantam (bansuri); Martina F, y más.

"Magical Healing Mantras" ha sido reeditado en varias ocaciones y se ha convertido en un clásico mundial de música para la práctica de yoga y meditación o como compañía para masajes, reiki y más actividades sanadores y de desarrollo espiritual. 

©Pablo Rego

Cuando compras en Amazon a través de nuestros enlaces nos ayudas generando una pequeña comisión que nos permite seguir dándote este servicio ¡Gracias!

"Magical Healing Mantras" puede ser descargado de Amazon España y Amazon USA y Américas.




1 sept. 2018

Primavera, época de adaptación al calor.

Foto ©Freepik
por Pablo RegoLa primavera es una época de transición en la que el cuerpo humano se adapta paulatinamente al ambiente imperante, pasando de la frialdad y lentitud del invierno a un entorno de mayor actividad y energía. Ser conscientes de este proceso nos puede aportar estabilidad y armonía durante el tiempo que dura la transición y ayudar a experimentar un mejor periodo estival.

Transiciones

Así como la plenitud del invierno y el verano nos plantean un ambiente de cierta estabilidad climática, aunque extrema, teniendo la certeza de que, más allá de las variaciones propias de la zona que habitemos, serán el frío o el calor las referencias que tendremos que aceptar día a día, la primavera y el otoño son estaciones transicionales en las que vamos pasando de un estado a otro. Es por ello que durante estas estaciones, y sobre todo al comienzo de las mismas, tenemos la oportunidad de predisponernos de la mejor manera a las épocas de climas más intensos.

Aunque sea obvio decirlo, al comenzar la primavera dejamos atrás el invierno y sus condiciones, que producen una cierta “intoxicación” en el cuerpo producto de la ralentización del metabolismo, por los días cortos y el clima adverso para el movimiento o debido al tipo de comida que ingerimos, más pesada y calórica.

Un par de semanas antes del equinoccio de la primavera propiamente dicho, las condiciones ambientales empiezan a cambiar más notoriamente y es lógico empezar a modificar algunos hábitos. El cuerpo lo sabe, su regulación interior nos va a empezar a pedir otros alimentos o modificar nuestra rutina de ejercicios, dejar fluir la comunicación hacia el afuera y despojarnos de las rigideces incómodas de la época invernal.

Pero, como el tiempo frío nos modifica las estructuras internas y nos vuelve más emocionales, existe una predisposición a sostener unos estados internos, sobre todo mentales y emocionales, más acordes con el invierno que con la primavera que se aproxima, por lo que es importante ser conscientes de este período de transición observando esas conductas y permitiéndonos soltar esas rigideces para empezar a fluir hacia la desintoxicación general del Ser.

La desintoxicación se manifiesta naturalmente durante el comienzo de la primavera y, si no realizamos ninguna acción positiva y sanadora, puede que durante toda la estación, eliminando toxinas por lo que se hacen visibles alergias o mucosidades.

Al llegar el aumento de la temperatura, una presencia más fuerte del sol, el calentamiento de la parte de la Tierra que habitamos, percibimos una mayor influencia del elemento fuego, que se vuelve un aliado fundamental para elevar el poder digestivo de nuestro organismo y la depuración de nuestro cuerpo a través de, por ejemplo, el sudor.

Según Ayurveda (medicina tradicional de la India reconocida por la OMS) durante el invierno, la digestión, igual que las emociones y la influencia del medio ambiente, se ven afectados por lo que es normal que surjan desequilibrios. Es en el invierno que, por regla general, el Dosha Kapha (agua + tierra) aumenta. Este Dosha tiene las cualidades de ‘frío’, ‘líquido’, ‘pesado’ y ‘viscoso’. Dada una mayor presencia de estas características el cuerpo genera secreciones nasales  –“líquidos”, “viscoso”- durante varios días en primavera y la sensación de “pesadez” en la cabeza. También percibir un estado general de cansancio puede deberse a un exceso de Kapha.

Por ello es importante ayudar al organismo a regular su equilibrio, adecuando la alimentación, el ejercicio físico, atendiendo a las emociones y utilizando la respiración como herramienta de armonización natural.

La alimentación.

Siguiendo las enseñanzas milenarias del Ayurveda es importante sincronizarnos con el ambiente que nos rodea y prestar atención a los alimentos que tomamos en relación con los beneficios o perjuicios que puedan aportar a nuestro organismo.

Debemos dar prioridad a alimentos tibios que contengan los sabores picantes y astringentes y evitar los excesivamente dulces y fríos. Aun así, todos los sabores deben estar presentes en las comidas.

Esta recomendación es una generalidad específica para la primavera, ya que es importante conocer nuestro biotipo a través del cual Ayurveda nos va a dar una idea aún más amplia de lo que debemos comer cada uno. De todas formas estas recomendaciones generales nos serán útiles para orientarnos hacia unos hábitos que nos ayudarán a pasar mejor del invierno al verano.

A medida que nos aproximemos al verano, es importante reducir el picante, ya que es un sabor relacionado con el elemento fuego, elemento éste que estará presente en plenitud en la estación veraniega.
Foto ©Freepik
La dieta

Lo que es importante en primavera es una dieta ligera, templada y fortalecedora del poder digestivo.

El desayuno debe ser liviano dado que el metabolismo se encuentra lento y no podrá digerir una ingesta pesada por la mañana. Al necesitar menos calorías, podemos comenzar el día con un desayuno liviano e ir agregando estructura a lo que comamos más adelante durante el día.

Es recomendable comenzar el día con un té que active la digestión donde estén presentes los sabores “picante” y “astringente”, como por ejemplo una decocción de jengibre con un poco de limón y miel (no añadir la miel hasta que el té esté para ser bebido ya que puede ser toxica a altas temperaturas)

Esta decocción de jengibre y limón se puede tomar también una hora antes del almuerzo para depurar y activar el metabolismo, sólo que en lugar de agregarle miel se le puede agregar una pizca de sal marina.

La comida del almuerzo será más apropiada para este tiempo con la presencia de especias como comino, cilantro, cúrcuma, jengibre, pimienta, clavo, canela  y algo de sal marina.

Para cerrar el círculo del día se recomienda no cenar tarde e ingerir algo liviano y caliente, como por ejemplo sopas de hortalizas o de arroz que puede combinarse con una sopa ligera de lentejas amarillas.

Es importante no superponer comidas y dejar pasar más tiempo entre ellas que lo que habitualmente se hace en invierno. Esperar lo suficiente y activar el metabolismo con un té un buen rato antes de la siguiente ingesta es importante para ayudar al cuerpo a recuperar su fuego digestivo.

A medida que los días se vayan haciendo más cálidos se recomienda aumentar progresivamente las comidas templadas y reducir las calientes. 

Foto ©Freepik
Actividad física

La realización de ejercicio debe estar presente durante todo el año, pero es muy importante hacerlo en primavera. Las estaciones intermedias nos permiten realizar todo el abanico de ejercicios sin padecer frío o calor excesivo, por lo que los meses de primavera son ideales para realizar cualquier tipo de ejercicio.

Una rutina de Yoga variada nos ayudará a entrenar el cuerpo, liberarlo de toxinas, armonizar las emociones y activar completamente el metabolismo.  Es importante la regularidad para que el cuerpo tenga tiempo de activarse conforme vayan pasando los días. Se recomienda hacer un poco cada día y evitar los típicos espasmos entusiastas de hacer mucho un día y nada en los siguientes.

A medida que vaya aumentando la temperatura ambiental el cuerpo estará más predispuesto a estirarse. Si estuvimos realizando actividad física durante el invierno continuaremos naturalmente con las rutinas que veníamos haciendo, aprovechando los días cálidos para aumentar las elongaciones.

Si hicimos poco o nada de ejercicio durante el invierno, aprovechar el comienzo de la primavera o los últimos días del invierno para retomar o comenzar es una muy buena idea, ya que llegaremos a la segunda mitad de la primavera con una mejor predisposición a aprovechar las bondades del calor.

Si de activar el metabolismo se trata, entonces es recomendable cambiar la siesta por una caminata al aire libre. Eso nos hará sentir más livianos y nos ayudará a cambiar un estado de somnolencia por uno más activo que nos ayudará a disfrutar de esta estación de transición.

La emociones

El invierno suele ser una estación complicada para el mundo emocional. Los elementos tierra y agua aumentan su influencia en el organismo conduciéndonos a un estado de tristeza, melancolía y hasta depresión.

Es importante tomar en cuenta que, más allá de problemas que puedan estar afectándonos psicológicamente, disminuir la influencia de estos elementos nos ayudará a cambiar el punto de vista de nuestro entorno o de aquellos temas que creemos de difícil solución.

Tener en cuenta esto, aportar el elemento fuego a comienzos de la primavera y sobre el final del invierno nos va a ayudar a fluir naturalmente con el calor ascendente para salir lo antes posible de ese letargo que nos impide tomar el sol al aire libre, realizar nuestras actividades de manera positiva y reducir las posibilidades de contraer alguna enfermedad producto del exceso de toxinas acumuladas en el cuerpo.

La respiración

La ciencia del Pranayama (control de la energía a través de la respiración)  nos ayudará siempre a desintoxicarnos y a activar el metabolismo.

Ejercicios como Kapalabhati Pranayama o Bhastrika Pranayama nos ayudarán a liberar las fosas nasales de la mucosidad típica del comienzo de la primavera, además de provocar el aumento de la energía.

Mantener las vías respiratorias limpias es muy importante para una buena oxigenación del organismo. Estos ejercicios recomendados y otros, como las duchas nasales, nos ayudarán a cargar mejor las baterías de nuestro cuerpo energético elevando nuestra voluntad y creando una sinergia positiva para encarar con el mejor ánimo posible las rutinas de alimentación y ejercicios de la primavera.

©Pablo Rego
Profesor de Yoga
Terapeuta holístico
Diplomado en Medicina Ayurveda de India