30 ene. 2019

Según estudios científicos Yoga mejora la salud del corazón.



por Pablo Rego | La disciplina que ha sido practicada por la humanidad como método de prevención de la salud por milenios, está siendo alcanzada lentamente por la joven ciencia de la tecnología aplicada que comienza a comprobar y documentar los beneficios del Yoga para la Salud. 

En estudios realizados por diferentes universidades se ha concluido que Yoga ayuda a mejorar la salud del corazón y sus implicaciones en torno al metabolismo, a combatir la depresión, la ansiedad y problemas graves como los ACV que pueden ser la consecuencia de una condición cardíaca llamada “Fibrilación Auricular”.

Los primeros estudios realizado por la 5Division of General Medicine and Primary Care, Harvard Medical School, MA, USA, a través de “Pruebas clínicas aleatorias” (RTCs), indican una prometedora evidencia de que Yoga mejora la salud cardio-metabólica.

Este artículo ha sido publicado por la Revista Europea de Cardiología Preventiva titulándolo “La efectividad del yoga en la modificación de los factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular y el síndrome metabólico: una revisión sistemática y un meta-análisis de ensayos controlados aleatorios”

Este y otros estudios manifiestan que yoga puede disminuir la presión arterial y los niveles de colesterol “malo” (LDL), además de mejorar la función respiratoria y colaborar en el descenso de peso en las personas obesas.


Otro estudio presentado en Nueva Orleans, EE.UU., difundido por AFP, manifiesta que el Yoga mejora la calidad de vida de personas con “Fibrilación Auricular”, una condición de enfermos cardíacos que aumenta de manera significativa el ritmo del funcionamiento del corazón produciendo dolor en el pecho, mareos y dificultades para respirar y, eventualmente, la producción y acumulación de coágulos que pueden generar accidentes cerebrovasculares (ACV) 

La “Fibrilación Auricular”, además del problema físico que presenta, trae consecuencias psicológicas en aquello que la sufren, ya que al no saber cuándo será el próximo episodio genera un estado de ansiedad y una preocupación constante que perjudican, además, los estados emocionales y el sistema nervioso, creando un círculo vicioso. 

El estudio demostró que la realización de una actividad física controlada a través de asanas de Yoga, respiración profunda y meditación durante cuatro meses ininterrumpidamente, en comparación con otras personas que no realizaron esa práctica, mejoró el estado psicológico y cardiovascular de los pacientes testeados. 

“Yoga tiene un efecto significativo en ayudar a regular el ritmo cardíaco de los pacientes y mejora la calidad de la vida en general”, dijo el principal autor del estudio, Dhanunjaya Lakkireddy, profesor asociado de medicina en el Hospital de la Universidad de Kansas. 

Es importante mencionar que, antes de la práctica de Yoga, es prioritario realizarse los estudios correspondientes ya que en algunos casos de anomalías en el funcionamiento del corazón, más allá de la “Fibrilación Auricular” la práctica de ciertos ejercicios puede ser contraproducente.

©Pablo Rego
Profesor de Yoga
Masajista-Terapeuta integral
Diplomado en Medicina Ayurveda de India

Créditos: Foto © Freepik



Booking.com

No hay comentarios:

Entrada destacada

Recordar quienes somos, la salida hacia el autocontrol y el equilibrio.

por Pablo Rego | El estilo de vida que llevamos, especialmente en el ámbito de las obligaciones que contraemos para mantener un lugar o pos...