20 ago. 2015

Simplemente "OM" ó ॐ


Como una introducción que desentrañe en algo al “mito del OM”, ese arquetipo que se ha difundido por toda nuestra cultura acompañando al meditador sentado que inevitablemente se relaciona con el Yoga o la práctica de la meditación, las ideas más simples, extraídas de las otras ideas humanas que conforman los dogmas religiosos y su escrituras llamadas sagradas, nos adentramos a través de estos conceptos en su significado y su utilización más primitiva, simple o esencial.  

Desde el origen de los tiempos el Ser humano expresa su relación con la materia. Todas las religiones hablan del sonido (verbo) como fuente energética de toda la creación. El estudio cuántico del comportamiento de la materia y su densidad comienzan a explicarnos en la actualidad esas lecturas milenarias que el Ser humano ha hecho siempre de su entorno sutil, de la conducta de la materia, su origen y desarrollo multidimensional.
Para el universo intelectual del Yoga, ese sonido original y originario es Om. Su símbolo en Sánscrito (silabario Devangari) es

También expresado de manera deconstruida en tres elementos a+u =O y m=M ó AUM, representa también la base del equilibrio o la presencia de la manifestación de la materia, la tercera dimensión, en la que los humanos nos manifestamos como seres materiales, en un cuerpo físico que se desarrolla en el tiempo hasta su degradación  a lo largo de nuestras vidas terrenas.
Como sonido primordial, la vibración que se produce al pronunciar el OM como mantra, nos reconecta con la esencia de TODO, con el origen de la existencia, con lo que está antes de todo lo explicable. Como mantra primordial, OM nos reconecta con la consciencia pura y es por ello que muchos mantras, o pequeñas oraciones a diferentes manifestaciones energéticas o deidades, contienen el sagrado sonido OM en alguna de sus sílabas.

El mantra primordial OM, puede repetirse solo, una y otra vez, como en la meditación de los ciento ocho OM que se realiza en India cuando se pone el sol, o sólo algunas veces, como suele ocurrir en las sesiones de yoga, dejándose invadir por la vibración de su sonido.


OM tiene muchas más connotaciones y forma parte de innumerables textos y desarrollos del pensamiento humano, ya que es un sonido que nos acompaña desde hace miles de años o, quizá, millones.

Para quien se inicia en el conocimiento del Yoga, el sentido de la utilización de este mantra comienza a tener valor toda vez que el practicante se relaciona con esta sílaba poderosa que forma parte de las sesiones de Yoga, aunque sea, a modo de ritual, como mantra omnipresente o como vibración armonizadora del Ser.


©2015 - Pablo Rego
Profesor de Yoga
Terapeuta
Diplomado en Salud Ayurveda






No hay comentarios: