19 dic. 2016

Resuelve tus dificultades materiales ¡Mueve tus caderas!

Imagen ©Pixcove
por Pablo Rego | Los dolores en la zona lumbar son muy habituales en estos tiempos. Hay diferentes razones para crear tensión en esa área del cuerpo, pero, fundamentalmente, lo que crea allí el foco del dolor es el reflejo físico de nuestra actitud mental o psicológica con respecto a los recursos materiales.

En la base del tronco se encuentra el chakra raíz (muladhara). Este chakra es un plexo energético que rige la energía de nuestro comportamiento con respecto a situaciones relacionadas con la supervivencia, “el techo y la comida”, la Tierra, las cosas materiales de la realidad que nos rodea. En el artículo “Laestructura energética del cuerpo, sus principios, equilibrios y desequilibrios” se explica con más detalle la ubicación y función de cada chakra.

Resolver estas cuestiones no siempre tiene que ver con tener trabajo y/o dinero suficiente sino, más bien, con la relación que tenemos con esos aspectos de la existencia. Podemos tener aparentemente resueltos estos temas, pero si nos sentimos agobiados o tenemos miedo a perder lo que hemos conseguido o heredado o, por el contrario, querer siempre más, todo ello puede afectarnos y crear en nuestro cuerpo físico dolores lumbares, hemorroides, problemas en las articulaciones de los miembros inferiores, etc.

También puede darse el caso de que no seamos capaces de mantener los logros materiales obtenidos, tomando malas decisiones, o que, al faltarnos recursos básicos, en lugar de dedicarnos a resolver concretamente esos temas caigamos en situaciones como la depresión, abulia, falta de apetito e impotencia  sexual, etc.

Una buena manera de normalizar el chakra raíz, liberando o recargando la energía necesaria para equilibrar esta parte del cuerpo energético y su correspondiente consciencia de sanación en el cuerpo físico, es realizar actividades que movilicen esa región.

La falta de actividad de las zona lumbar (muchas horas sentados o acostados con excesiva tensión en la mente por la preocupación de resolver problemas) sumada a la tensión emocional crean una rigidez que solidifican el conflicto.

Realizar ciertos ejercicios de yoga, chi kung o tai chi, danzar (no hace falta ir a baile, aunque, por supuesto,  ayudará tener una rutina al respecto), liberar el cuerpo dejándonos llevar por una música real o imaginaria, caminar con pasos amplios y sueltos, practicar sexo de una manera activa y liberando la sensualidad, entre otras actividades que muevan las caderas, irán deshaciendo el trauma energético, nos liberará de los dolores físicos y nos permitirá cambiar de perspectiva para resolver los conflictos que tengamos con el mundo material.

Pablo Rego
Profesor de Yoga
Masajista-Terapeuta Integral
Diplomado en Medicina Ayurveda de India

No hay comentarios: