31 may. 2016

Ejercicio de Respiración - "El gran cerrojo" - Banda Traya Pranayama (Maha Banda)

Pablo Rego explica paso a paso este complejo ejercicio para desarrollar, administrar y controlar la energía a través de la respiración y la contracción de determinados puntos del cuerpo.



26 may. 2016

Mi lugar en la sala de Yoga

©Photobucket
por Pablo Rego | El espacio físico que se utiliza para la práctica de Yoga suele ser un lugar diáfano, sin demasiadas marcas o señales que condicionen al practicante. Sin embargo, en muchísimas oportunidades ocurre que  al poco rato de permanecer en él, el practicante se identifica con una sola porción de ese espacio físico a la que  luego quiere regresar como si le perteneciera.

La primera experiencia

Llegar por primera vez al centro de práctica de Yoga, ya sea la sala de una escuela, centro o ashram, un parque o cualquier sitio en el mundo válido para desarrollar una sesión, es una experiencia nueva, particular y virgen. De la misma manera que ocurre cada vez que hacemos algo nuevo, que emprendemos un viaje ó, si conseguimos reciclarnos cada vez y realmente vaciar nuestra mente de expectativas, cuando iniciamos una meditación.

Como ocurre en casi todos los ámbitos de la vida, también en esta situación, se manifiesta el apego. No es que esto le ocurra a una o dos personas, es algo generalizado y bastante típico. Luego de haber realizado una primera práctica en un determinado lugar, es muy probable que en la siguiente busquemos repetir el lugar físico dentro de la sala, instalándonos en ese rincón que elegimos, como si siempre hubiésemos estado allí.

“Este es mi sitio” es lo que suele escucharse. Y es notable cómo algunas personas dan rodeos increíbles hasta llegar a estar otra vez en ese punto del universo, desplazando a los otros o simplemente adelantándose todo lo posible para ser el primero.

Esta situación es interesante ya que puede ayudarnos a entender cómo el apego se manifiesta de manera casi absurda en algo tan poco productivo como definir un lugar fijo e inamovible para la práctica, aún cuando podríamos experimentar la sesión en un lugar diferente cada vez, enriqueciéndonos con la experiencia.

© Photobucket
Un lugar, otro o cualquiera

Cabe decir que si es posible elegir el lugar dentro de una sala espaciosa quizá en el acto de determinar uno u otro lugar se manifiesten la intuición o la percepción de la energía del lugar. La luz, la temperatura, las aberturas y hasta el resto de las personas condicionarán el espacio y nuestra elección. Y será válido determinar un lugar la primera vez utilizando esos parámetros.

Pero luego de la primera elección también es muy posible que quedemos atrapados por la primera experiencia y que, aunque sea posible que ciertos parámetros hayan cambiado con respecto a la primera vez, regresemos al mismo lugar por la imagen que hemos creado en nuestra mente del lugar y de nosotros mismos en relación al espacio físico y a los demás.

Quizá sea interesante estar atentos a las malas sensaciones o vibraciones para determinar en qué lugar no queremos estar, porque si algo así ocurre nos sentiremos propensos a desequilibrarnos y nos costará armonizarnos durante la sesión. Pero, si no hay razón aparente para mantener siempre el mismo sitio en la sala ¿Por qué hacerlo? ¿Por qué no jugar y cambiar de sitio como si cambiásemos de experiencia cada vez?

Practicar el desapego

©Photobucket
Como parte de la práctica del desapego es interesante tener en cuenta la posibilidad de no caer en rutinas innecesarias que nos impidan enriquecernos. Cada vez que tengamos la posibilidad de modificar nuestra percepción y realizar nuestra práctica más allá del entorno estaremos fortaleciendo nuestra experiencia y soltando ridículos amuletos como un rincón, de un espacio físico que no nos pertenece.

De esta misma manera, más allá de la sesión de Yoga, durante el resto del tiempo, esta situación se repetirá muchas veces. El camino que tomamos para ir de un sitio a otro, las rutinas que adoptamos para hacer determinadas tareas, nos pueden dar la clave de cuántas veces nos identificamos con elementos externos creando una idea del mundo en la que luego quedamos atrapados.

Obviamente, hay muchas de estas cuestiones que tienen que ver con la organización de ciertas tareas que posiblemente resulte lógico sostener. Pero, es muy probable que fuera de esas situaciones, en la mayoría de los casos,  podríamos experimentar la misma situación de diferentes maneras.

En la sesión de Yoga tenemos siempre la oportunidad de cambiar eso, de probar las sensaciones, de experimentarlo. Y es muy posible que atravesar ese pequeño cambio nos ayude a transformar, aunque sea un poco, la percepción que tenemos de nosotros mismos y deshacernos de la rigidez que nuestra propia mente siempre nos invita a mantener.    

Pablo Rego
Profesor de Yoga
Diplomado en Medicina Ayurveda de India
Masajista-Terapeuta holístico

22 may. 2016

La totalidad hecha música por Gandalf.


por Pablo Rego | “All is One – One is All” es el nombre del nuevo álbum del compositor y multiinstrumentista austríaco Gandalf, quien desde 1981 crea música y da forma al género New Age.

Este artista, que cumple treinta y cinco años con la música, presenta su nuevo trabajo, trigésimo segundo de su carrera y editado por Real Music, con una fuerte presencia del piano, rodeado de una atmósfera que remite a la majestuosidad del paisaje volcánico de la isla de La Palma en Canarias.

Cada tema de este nuevo trabajo es una pequeña pieza que aporta diferentes sensaciones, por sus arreglos, por la combinación de instrumentos acústicos como eje que lleva la melodía, sonando a música clásica, folclórica o étnica y, al mismo tiempo, creando unas atmósferas con sintetizadores que expanden la escucha más allá de las sensaciones de la pura música.

Como artista del mundo que es, este experimentado músico que ha recorrido los cinco continentes  y que interpreta el piano, guitarras, saz (de la familia del laúd), percusión, teclados y sintetizadores,  se ha rodeado de grandes artistas que aportan diferentes toques y emociones al disco, creando variados paisajes sonoros.

En “All is One – One is All” participan como invitados Merike Hilmar (chelo) y su hijo Christian Strobl (percusión); Peter Aschenbrenner (flautas y tambor irlandeses), Karin Leitner  (flautas irlandesas), una pareja de invitados especiales que acompañan a Gandalf desde hace largo tiempo; además de Vasile Marian (duduk (flauta armenia)). El tema cantado titulado “All Is One” ha sido interpretado por la talentosa cantautora polaca Agnès Milewski.

Gandalf menciona especialmente su experiencia en Canarias, destacando su clima único de primavera eterna y la diversidad de sus paisajes. Desde allí convoca al oyente a percibir la isla de La Palma a través de su música.

All is One – One is All” es un disco para descubrir diferentes aspectos étnicos, clásicos y también espirituales de la música, fusionados de manera magistral por un artista que resulta ser uno de los músicos contemporáneos más destacados de su país.

Cuando compras en Amazon a través de nuestros enlaces nos ayudas generando una pequeña comisión que nos permite seguir dándote este servicio ¡Gracias!

Compra All is One – One is All” en Amazon USA

Compra Al lis One – One is All” en Amazon España

19 may. 2016

Otoño, época de adaptación al frío.

©Pixcove

por Pablo Rego | Cuando llega el frío nuestro cuerpo comienza a verse afectado por el entorno y reacciona naturalmente para adaptarse. El otoño es una época de transición en la que podemos utilizar nuestro conocimiento o aprender a tener en cuenta ciertos factores que nos permitirán atravesar de la mejor manera el cambio de estación climática.

Con las primeras bajadas de temperatura, durante el otoño, aparecen la tendencia a la depresión, a quedarse adentro junto a la estufa, a cruzar los brazos limitando el movimiento del tórax, lo que reduce la actividad respiratoria, provocando menor oxigenación, una reducción del proceso energizante y el impedimento para que se produzca naturalmente la elevación de la temperatura corporal.

Es importante tener en cuenta los cambios de hábitos lógicos de esta época del año y actuar para regular los procesos que nos ayuden a mantenernos saludables y activos.

Los alimentos

Venimos del calor, de comer más liviano, comidas con poca estructura, quizá más ensaladas crudas y fruta, cosas frías. Este tipo de alimentos nos entregan algunos elementos como el agua que contienen, algo necesario en una época en la que sudamos más. Y por ser alimentos con poca estructura aportan menos calor al cuerpo, por eso nos resultan refrescantes.

Evidentemente, al comenzar el frío deberemos incorporar alimentos con más estructura, calientes  y también líquidos, agua o caldos naturales, para que nuestro cuerpo continúe recibiendo una cantidad razonable de agua y evitar los típicos problemas en las vías urinarias del invierno.

Según el Ayurveda, medicina tradicional de la India, también es importante aportarle al cuerpo sabores agrios o ácidos, dulces y salados. Los sabores afectan a nuestras estructuras físicas y psíquicas. Los mencionados, en particular, actúan sobre los elementos aire y éter, evitando la inestabilidad, la volatilidad y el exceso de ligereza de nuestro organismo. Utilizando este aspecto de los alimentos como guía podemos determinar cuáles nos conviene tomar.

© Photobucket



Actividad física

La actividad debe ser intensa y es muy importante tener en cuenta una buena entrada en calor para evitar contracturas o roturas de las fibras musculares.

Actividades como Yoga permiten mantener el estado del cuerpo físico, cuidando también el energético para evitar desequilibrios. Una rutina intensa elevará la temperatura corporal y, en esas condiciones es posible mantener el estiramiento que se contraponga al acortamiento natural provocado por el frío.

Naturalmente, en el cuerpo, las fibras musculares y tendones expuestos a bajas temperaturas tienden a contraerse mientras que el calor ayuda a la elongación. Si dejamos que la contracción provocada por el clima frío se apodere de nuestro cuerpo, se producirá un acortamiento masivo que alterará todo nuestro organismo. Por ello es importante activar, calentar y estirar el cuerpo.

La respiración

Es importante practicar algunos ejercicios respiratorios energizantes. Respirar intensamente es importante ya que se activa el metabolismo y podemos elevar la temperatura del cuerpo de manera natural.

Pranayama, la antigua ciencia de la respiración ligada al Yoga, nos ofrece ejercicios como Kapalabhati, un ejercicio de activación intenso que se realiza inhalando y exhalando con fuerza y rapidez. El rápido movimiento del diafragma y los pulmones elevan la temperatura interior del cuerpo y fuerzan la circulación de la energía por los canales principales.

Estos ejercicios elevan los niveles metabólicos, desintoxican y aclaran la mente, permitiéndonos percibir el entorno y vivir los días cortos y fríos con mayor optimismo.
© Pixcove

El Sol

El organismo humano está completamente ligado a la presencia del sol y a su irradiación natural. Sin sol no existiría la vida y es el astro rey el que condiciona muchas de nuestras actividades. Si en verano la irradiación de los rayos UV es muy intensa nuestro cuerpo acusará recibo. Si, por el contrario, es muy débil, también.

En invierno tenemos la posibilidad de aprovechar la mayor cantidad de luz solar como una de las maneras naturales de cargarnos de energía, de activar el metabolismo y, por supuesto, de tomar calor de una fuente natural.

La glándula pineal en el centro de nuestra cabeza capta los caminos naturales, las horas de luz, y ajusta las hormonas y sustancias que nuestro organismo necesita. Si evitamos el sol, sobre todo en los meses de menor irradiación, estaremos complicando las respuestas naturales que nuestro cuerpo tiene en su genética para adaptarnos al frío, al invierno y a los días cortos.

Las emociones

No sólo el frío es factor de cambio, también las horas de luz natural a las que estamos expuestos. Hay organismos que ante la combinación del frío y la reducción de las horas de luz solar tienden a manifestar una tendencia a la depresión.

El centro energético que se ve afectado, es el tercer chakra, en el abdomen, el chakra del poder del Yo que está completamente ligado a los riñones y sus glándulas. Por ello es lógico que el cuadro sea la tendencia a la depresión, el desgano y que, como consecuencia de esta situación, muchas personas tiendan a quedarse completamente inactivas, junto al calefactor y mirando el televisor.

Es importante que si bien con los primeros fríos el estar adentro y la estufa nos puede dar algo de sosiego, si pasamos cuatro o cinco meses de esta manera, acabaremos por enfermarnos.

Tomando en cuenta todos estos aspectos durante el otoño, es posible que lleguemos al invierno preparados para transitarlo con buena predisposición y una mejor respuesta de nuestro sistema inmune. Tanto los alimentos como los hábitos, la actividad física y la exposición al sol, crearán un marco psíquico, físico y emocional que nos permitirá adaptarnos con mucha más naturalidad al clima frío evitando enfermedades y dolores masivos en el cuerpo.

Pablo Rego
Profesor de Yoga
Diplomado en Medicina Ayurveda de India
Masajista-Terapeuta holístico.

12 may. 2016

La sesión de Yoga en Occidente.

©Photobucket
por Pablo Rego | Aunque el Yoga haya venido de India, por diversos canales, lleva ya largo tiempo en occidente. Los distintos países de los diferentes continentes han ido adoptando y adaptándose al Yoga de diferentes maneras. Pero hay algunos elementos que siempre deben estar presentes en la clase o sesión de Yoga.

Un individuo que se estrena en la realización de esta milenaria disciplina llega al lugar de la práctica manifestando una búsqueda particular. Muchos detrás de un entrenamiento meramente físico, otros por cuestiones de salud mental o emocional, algunos por recomendación médica y muchos otros como vía para el desarrollo espiritual o en busca de algo de paz.

El Yoga abarca todos estos aspectos de la necesidad humana y más también.

 A mediados del siglo  XX, cuando el Yoga fue introducido en Occidente, los Maestros que impulsaron esta expansión y que se vieron involucrados en el proceso venían de India trayendo consigo el conocimiento filosófico y cultural que rodea a la disciplina. Swamis (Maestro que se forma a sí mismo por mérito propio y gran reconocimiento) como  Sivananda, Vishnudevananda, Vivekananda, personalidades como Sri Aurobindo ó yogachayras (Maestro de maestros) como B.K.S. Iyengar, entre muchos otros, se esforzaron desde el comienzo por cuidar, transmitir e inculcar las bases esenciales del Yoga.

Los textos védicos, sutras como los Yoga Sutras de Patañjali (considerado padre del Yoga por su antiquísima e influyente obra escrita) y toda la fuente poética y metafórica del Yoga quedaron registrados por los primeros difusores orientales en su transmisión a los occidentales. Esos principios y esas recomendaciones deben formar parte de la atmósfera que debe crear el instructor, profesor, o maestro al momento de compartir la práctica.

Las partes de la sesión

En este caso hacemos especial hincapié en la práctica del Hatha Yoga (Yoga del cuerpo o de la fuerza) ya que es el más difundido en occidente y el que ha ido tomando el nombre de “Yoga” a secas. Este tipo de práctica es el más buscado por los habitantes de Occidente ya que es más fácil comenzar por el cuerpo que por la mente o el espíritu.

Por esta familiaridad y la cultura del materialismo occidental, se corre el riesgo de llevar estos aspectos exacerbados en lo cotidiano al interior del ámbito de la práctica. Por ello es muy importante, al comienzo de la sesión, establecer un período de toma de consciencia de todo aquello con lo que no se convive fuera.

©Photobucket
Toma de consciencia

Este espacio particular del inicio de la sesión debe enfocarse tanto hacia la Consciencia como a la actividad de la mente, la respiración, el recorrido minucioso de las sensaciones, hasta que la prioridad de la percepción del practicante sea el presente, “el aquí y el ahora”.

Ese primer período de la sesión puede ser corto o más largo, dependiendo del grupo y de la intención del Instructor o guía. En determinados estilos de Hatha Yoga dinámico se utiliza el movimiento para adentrarse en el “estado de práctica”, pero siempre es importante tomar consciencia y entrar en ese estado al comienzo, para que la ejercitación sea profunda y no un mero ejercicio físico.


La respiración suele estar en la mayoría de los casos, al llegar a la práctica, muy influida por las emociones, la intensidad de los pensamientos (mayormente descontrolados), el estrés o la angustia. Por ello es imprescindible que la sesión contenga un apartado para la práctica de ejercicios de “respiración consciente” o Pranayama.

Dependiendo de la extensión total de las sesión y del enfoque de cada grupo, Pranayama ofrece una amplia gama de ejercicios que pueden ser practicados de a uno o de a varios combinados antes de la serie de asanas o posturas.

Serie de asanas o posturas

©Yoga sin Fronteras
Luego de esta introducción sigue la parte de asanas, en la que es importante llevar de apoco al cuerpo a un estado de actividad para evitar lesiones. El famoso “saludo al sol” o “Surya Namaskar” (en sus diferentes variantes) es un clásico excelente para comenzar la actividad. Pero, sin tener que practicar siempre esta combinación de ejercicios, puede tomarse como ejemplo y realizar otros saludos o desarrollar una combinación de posturas que inviten al cuerpo al movimiento y a la activación energética.

La serie de asanas o posturas es lo más extensamente conocido de la sesión de Yoga. Lo que es importante destacar aquí es la consciencia de la práctica en todo momento, la atención que debe dársele al cuerpo, mantener el contacto con la respiración. Por las razones antedichas, sin todo ello las asanas o posturas serán meros ejercicios físicos, acrobáticos o gimnásticos alejados del concepto primero y último del Yoga.

Relajación

En el último tramo de la sesión es fundamental la relajación profunda. Relajar completamente el cuerpo físico para que la energía se reorganice de la mejor forma posible, liberando toda tensión y confiando en la energía. En ese contexto, las relajaciones guiadas pueden introducirnos en un estado similar al de la meditación o, luego de haber realizado una cantidad de trabajo sobre las estructuras física y energética del cuerpo, se puede continuar la relajación llegando hasta la meditación, resultando esa la manera más natural de entrar en ella.

Es en ese momento de la práctica en que la influencia de lo físico y de la mente ha disminuido y la predisposición y receptividad a desarrollar actividades más sutiles, referidas a los aspectos más espirituales, es mayor.

©Photobucket
Dependiendo de los grupos, del interés de los practicantes y de los caminos que el guía haya emprendido para transmitir el Yoga, es el momento de algún texto inspirador, canto de mantras, utilización de instrumentos vibratorios o simplemente invitar al silencio meditativo al grupo.

La sesión de Yoga en occidente debe estar ligada a la consciencia y a todos los caminos que conducen a ella. Sin todo ello, la actividad no debería ser llamada Yoga. Esta disciplina es profunda siempre que se practique con todos sus elementos. Del respeto y la consciencia de los difusores y profesores depende en gran media que así sea.   

Pablo Rego
Profesor de Yoga
Masajista-Terapeuta Holístico
Diplomado en Salud Ayurveda de India

6 may. 2016

“Altered states”, música para emprender un viaje hacia el interior.


por Pablo Rego | La música que Uma Silbey, una pionera de la New Age, propone, en su recientemente lanzado  álbum, sonidos de piano acústico de cola y teclados que resuenan armónicamente perfectos en el oído occidental y una fusión con las armonías intermedias de la música hindú que van aportando diferentes colores y posibilitan la transmisión de un mundo rico en mensajes.

Altered States”, editado por el sello Airo Audio, es el álbum número diecisiete de su carrera, en el que retrata experiencias conscientes de percepciones no-ordinarias de su vida, recreando a través de la música vivencias que pueden experimentarse en la práctica de yoga, la meditación o la visión extática producto de la que profunda conexión con el entorno.

Uma es un ser espiritual y una artista de larga trayectoria. No puede separarse a la practicante y profesora de técnicas ancestrales relacionadas con el desarrollo espiritual, de la artista formada desde su niñez en música clásica que al descubrirse comenzara a fluir con la creación de sus discos.

Esta artista  es una pionera de la New Age, dentro de la cual ha creado diseños de música para la práctica de yoga, meditación, terapias holísticas o espirituales, desde la creación de su primer álbum en 1981. Con estas artes lleva recorriendo el mundo desde hace más de veinte años, conferenciando, enseñando, liderando talleres y actuando en conciertos.

La gama de actividades que ha introducido Uma Silbey en su experiencia vital va desde el yoga y la meditación, hasta el conocimiento chamánico aborigen o la medicina tibetana. Su formación en música, que fusiona permanentemente con su experiencia en las artes de la espiritualidad, está presente en ella desde los cinco años de edad, cuando comenzó a estudiar piano. Pero, además, con los años, se ha especializado en música y percusión chamánica, en música para yoga y musicoterapia.

La música de Uma tiene detrás un inmenso bagaje de conocimiento y experiencia que hace que los sonidos que ella produce y registra en sus discos o reproduce en sus actuaciones en directo fluyan mágicamente abriendo una puerta a las maneras más sutiles de apreciar la existencia, sintonizando con su energía y dejándose abrazar por sus sonidos.

Cuando compras en Amazon a través de nuestros enlaces nos ayudas generando una pequeña comisión que nos permite seguir dándote este servicio ¡Gracias!

Compra la música de Uma Silbey em Amazon España

Si tienes tiempo para facebook, tienes tiempo para Yoga.

Imagen original © Freepick

3 may. 2016

La obra de Chopra que explica el camino para encontrar la Salud de manera natural.


por Pablo Rego | El mundialmente reconocido médico y escritor espiritualista hindú Deepak Chopra sintetiza de manera magistral en su obra “Salud Perfecta” los conceptos fundamentales para entender acabadamente todos los aspectos del equilibrio superior de nuestro organismo llamado salud.

A lo largo de los capítulos del libro, Chopra va explorando diversos temas relacionados con el estado de no-equilibrios, tomando en gran medida como referencia al Ayurveda y pasando por ejercicios recomendados de Yoga, adentrándose, además, en el mundo de la física cuántica desde donde explica el poder de los pensamientos y su influencia en los cuerpos físico y energético.

El Ayurveda, ciencia practicada por millones de personas en el mundo y reconocida por la OMS, ha sido exitosamente introducida en occidente por Chopra quien, conociéndola de manera acabada y con gran propiedad, explica desde la vasta experiencia en su propia clínica de La Jolla, California, Estados Unidos, los procesos para entender y alcanzar un estado óptimo de salud.

Salud perfecta” es un concepto, un ideal al que podemos aproximarnos teniendo en cuenta aspectos fundamentales como la alimentación, los hábitos cotidianos, el entorno, las emociones, la práctica de actividad física, la meditación y el masaje como un recurso importantísimo de armonización.

La detallada exposición de este gran maestro hindú en los temas específicos de los procesos que van teniendo lugar a lo largo del tiempo en el ser hasta que comienzan a manifestarse los primeros síntomas de desórdenes estructurales (pérdida de la salud), son expresados de una forma amena y cercana.

El Dr. Chopra, echa luz sobre algunas temáticas esenciales en la cultura hindú que cuentan con más de cinco mil años de historia, como El Ayurveda, el Yoga o la Meditación y sus consecuencias positivas sobre el organismo; pero, además, explica conceptos de la física cuántica, una de las ciencias en desarrollo en la actualidad y de las que más se está aprendiendo en relación a la salud.

"Salud perfecta” es una obra clara, completa, que explica en profundidad cómo abordar el equilibrio total del ser desde un lugar holístico e integrador; es un libro para recorrer de apoco, para tener como referente de consulta, para llegar a la base que origina los hábitos que en la mayoría de los casos conducen a la enfermedad y poder así revertir el proceso.

Siguiendo las sugerencias prácticas que Deepak Chopra explica con contundencia a los largo de los capítulos de este libro, es posible conocerse más profundamente y de esta manera llegar a crear una serie de rutinas concretas completamente acordes con cada ser, basadas en unos conceptos para muchos desconocidos o extraños, pero que al comprenderlos se vuelven los más naturales y simples de aplicar.

Salud perfecta” es una gran obra, escrita por un ser sabio y exitoso con mucho conocimiento y sentido común; una guía para encontrar el camino hacia un estado pleno y consciente en todos los ámbitos importantes de la vida.


Pablo Rego
Profesor de Yoga
Masajista-Terapeuta holístico
Diplomado en Medicina Ayurveda

Cuando compras en Amazon a través de nuestros enlaces nos ayudas generando una pequeña comisión que nos permite seguir dándote este servicio ¡Gracias!