19 dic. 2009

Yoga = Unión. Oriente + Occidente.


Desde hace ya bastante tiempo las diferentes formas de ver la existencia, de concebirla, se han ido acercando en nuestro mundo humano. Lo bueno y lo malo de la humanidad se ha diseminado por todo el planeta y, además, en la actualidad, gracias al desarrollo de los canales de información y los transportes, se funden conceptos filosóficos, culturales, espirituales.


Ocurre que al mezclarse oriente y occidente, los elementos esenciales de cada cultura –que durante siglos se desarrollaron de manera individual y casi aislada- penetran en la otra, dando así un nuevo juego intelectual, filosófico y espiritual a los seres de todo el planeta.

Las cuestiones humanas son en todas partes las mismas. Somos una especia biológicamente desarrollada, con sus diferencias superficiales, de igual manera en todas partes. El color de la piel, los ojos, la estatura, etc., aquello que los científicos definieron como razas y que tanto han separado a los seres humanos, son minúsculas diferencias en nuestra estructura genética.

El medio en el que los seres se desarrollan generan diferencias y evoluciones, construcciones de costumbres, conceptos del entorno y de lo universal (cultura), pero siempre, los que hemos elegido o rechazado, cultivado o ignorado una u otra cosa, hemos sido seres humanos.

En la actualidad y merced al aumento en las migraciones de todo tipo, a las comunicaciones, el materialismo, el capitalismo, los sistemas de producción masivos y el superficialismo, ingresan a oriente, en donde durante siglos se desarrollaron las más grandes y complejas disciplinas y corrientes espirituales. Comenzando por India, referente inequívoco de disciplinas –y conceptos- como el Yoga.

Este fenómeno se da también en sentido inverso, con la búsqueda de seres occidentales dada la carencia a nivel espiritual y a falta de respuesta de las religiones imperantes, con la apertura por parte de Maestros que decidieron en su tiempo desparramar el yoga por el mundo, llegando así a prender en occidente la semilla de este camino de crecimiento integral durante el siglo XX.

Por supuesto que ya a estas alturas en occidente existen seres que han dedicado su vida por completo al yoga. Pero también otros que lo están descubriendo y, por supuesto, muchos que aún no lo han hecho.

Este fenómeno cultural genera algunas circunstancias que es importante destacar, como la “manera más correcta” de entender algunas cuestiones que están planteadas en los textos publicados a partir de pensamientos de grandes maestros hindúes y no-hindúes

Conceptos como Todo, Divinidad, o Dios tal como se ha conocido siempre en occidente generan limitaciones de comprensión dado que las filosofías orientales proponen siempre la libertad de consciencia para entender unos sentimientos que aunque son comunes a todos los seres humanos, en oriente se los ha entendido de una manera más universal, natural y liberal.

El yoga propone avanzar en el camino interior y de esa forma ascender en el camino espiritual. Siempre hacia adentro, buscando la esencia personal, la propia estructura del ser, aquello de nos iguala a la naturaleza más simple y pura y que nos conecta con los rincones más lejanos del universo, con todas las formas, con la energía sin nombre que conforma a todos los seres conocidos.

Liberarnos de los prejuicios de una mente entrenada durante siglos para no llegar a comprender lo que tenemos frente a nuestras narices es uno de los primeros y más importantes pasos que debemos dar para acercarnos al mensaje profundo de los textos y comentarios realizados por los Maestros del yoga.

12 sept. 2009

Clases 2009-2010


Con motivo del comienzo del nuevo ciclo escolar y, por ende, de todas las actividades, se están armando los grupos para las clases de yoga del ciclo 2009-2010. En Yoga sin Fronteras (en la calle Salamanca, en el centro de Valencia) continúan las clases con los grupos armados y los horarios para clases privadas de las que varios adeptos al yoga se están beneficiando profundamente.

También se están organizando algunas nuevas clases y horarios, siempre con grupos reducidos y con el cuidado individual que son habituales en las sesiones de yoga del estudio, además del desarrollo del espacio de masajes terapéuticos que también están resultando muy beneficiosos para aquellos que acuden al estudio.

Otros espacios

Además de las clases y servicios del estudio se están organizando clases que daré en distintos espacios de Yoga de Valencia. Si te quedan más cómodos los horarios o la localización puedes incorporarte a los grupos que se organizan en estos sitios. Consulta por mis horarios en:

En la zona de Nuevo Centro está el centro Ariadna, que se dedica a dar diferentes terapias, allí estaré dando clases de yoga (Yoga Integral, para niños, embarazadas, tercera edad) y masajes. Para informes se puede llamar al 963400341.

En la zona del Mercado de Jesús está el centro Advaya que además tiene tienda de productos relacionados con las actividades holísticas. Allí estaré dando clases de Yoga Dinámico y masajes. Para informarse puedes llamar al 963423802 ó 675747541

En la zona del Ayuntamiento está el spa Calma que también organiza clases de yoga que impartiré. Consulta por los horarios al 96 394 10 69

También en la calle Salamanca se encuentra Amparo, un estudio de pilates que está incorporando el yoga a sus actividades y tengo el gusto de ser quien imparta esas clases. Para informes está disponible el teléfono 963815677

Ojalá que puedas aprovechar esta información para que alcances el objetivo primero de incorporar la práctica del yoga a tu vida. Om shanti.

26 jun. 2009

Yoga y terapia


Ph ©Pinterest
La gran cantidad de efectos que produce la práctica del yoga sobre el cuerpo humano conduce al practicante a un estado de sanidad integral surgido de su propio equilibrio y buen funcionamiento de los distintos componentes del ser.

La Yogaterapia es una práctica que utiliza las técnicas de yoga para lograr efectos que ayuden a alcanzar este equilibrio.

A través de esta práctica se puede alcanzar un mejor estado general del cuerpo, prestando especial atención a los dolores que nos indican las zonas en las que la energía no fluye como es debido. Esta práctica actúa fuertemente sobre el cuerpo energético.

La utilización de asanas, masajes, series de práctica activas o pasivas, pranayama, meditación, etc., permiten que la sesión de yogaterapia tenga un formato específico para la necesidad de cada ser, haciendo de esta técnica milenaria una excelente vía para la sanación y la búsqueda del propio equilibrio.

En este sentido la asistencia del profesor de yoga es fundamental ya que al liberarnos de la preocupación y de la atención que pueda causarnos cualquier malestar físico o emocional, podremos transitar un camino de introspección y profundidad con una guía implicada, atenta y externa que nos llevará al mejor puerto posible.

©Pablo Rego

15 abr. 2009

Pranayama


El Prana es energía.

Esta energía se encuentra en todos lo que Es, manifestada de diferentes maneras. Los cuerpos densos como la materia o los sutiles como el aire tienen su propia relación y contenido de Prana.

El prana también reside en el ser humano, claro está, manifestándose como su propia energía vital e ingresando desde el exterior a través de los alimentos, pero sobre todo del aire que respiramos.

PRANAYAMA: prana + ayama (ayama= control)

Gran parte de los ejercicios de pranayama tiene sus herramientas de ejecución en el aparato respiratorio, pero los efectos que causan estos ejercicios -realizados con los músculos, conductos y receptores relacionados con aparato respiratorio- van más allá de este aparato biológico que se utiliza sobre todo como puerta de acceso y vía de comunicación entre la energía universal y nuestro cuerpo sutil o energético.

Por lo tanto las funciones de pranayama son la captación, la acumulación y el control consciente de las energías vitales pránicas en nuestro cuerpo, algo que va mucho más allá de unos “ejercicios respiratorios” y contiene las claves para conocer y utilizar de la mejor manera los canales de energía (nadis) que recorren todo el cuerpo humano en forma sutil.

Pranayama nos permite obtener muchos otros beneficios como el aumento del volumen respiratorio, lo que nos permite obtener mayores cantidades de oxígeno del aire, la limpieza del aparato respiratorio, la expulsión de CO2 de nuestro organismo, el mejoramiento de la oxigenación de la sangre, etc.

Esta disciplina dentro del yoga tiene una gran importancia ya que incorporada a la práctica diaria y utilizada durante toda la sesión, permite una obtención de beneficios de cada asana que resultan inmejorables.

Calmar la mente.

Uno de los métodos para silenciar la inquieta mente es el la respiración consciente. La respiración es controlada por el sistema nervioso. En yoga se utiliza el camino inverso, partiendo de la manifestación hasta llegar a la raíz. Por lo tanto, si controlamos la respiración llegaremos a controlar el sistema nervioso y le daremos a la mente unos parámetros diferentes a los que ella por sí sola propone, conduciéndola amablemente al silencio, mientras obtenemos todos los beneficios del pranayama a nivel energético permaneciendo atentos a nuestro microcosmos.

30 mar. 2009

Suryanamaskar (Surya=sol; Namaskar=saludo: Saludo al Sol)

Foto © Delhi Airpot

por Pablo Rego | El Saludo al sol constituye siempre la preparación ideal para la serie de asanas: calienta los músculos y los condiciona con miras a su estiramiento durante las posturas, y constituye un precioso ejercicio para el occidental, con demasiada frecuencia un sedentario que no tiene casi ocasión de hacer trabajar la musculatura.

Esta combinación de asanas constituye un ejercicio completo y puede ser ejecutada fuera de la sesión diaria de asanas, por cualquier persona y en un espacio reducido. La práctica de Suryanamaskar sostenida en el tiempo ofrece una enorme cantidad de beneficios en diferentes niveles de nuestro ser.

Universo interior

Exteriormente suryanamaskar se parece mucho a la gimnasia, y sin embargo, desde el punto de vista de la actitud interior existe una gran diferencia. La gimnasia y los deportes son actividades físicas extravertidas, orientadas hacia el mundo exterior, en tanto que el yoga comunica al practicante con su universo exterior.Una vez asimilada la técnica, el adepto apartará la atención de la ejecución material del ejercicio para interiorizarse en su cuerpo, para sentir el movimiento de la columna vertebral, su aliento y estar presente en su universo físico.

Ritmo

El saludo al sol tiene una característica importante a destacar que es el ritmo. Desde el comienzo, en su aprendizaje, puede ser practicado deteniéndose en cada movimiento para luego ser concatenados los unos con los otros. Una vez internalizado el movimiento se propone una aceleración del ritmo, hasta llegar a practicar los 12 movimientos que lo componen en 20 segundo, del que se obtendrá todos los beneficios de esta serie.

Diferentes formas y estilos

Si bien la forma más conocida del Saludo al sol es la difundida por todos los rincones de occidente a partir de la serie practicada por Swami Sivananda en Rishikesh, existen muchas formas y variantes, aunque el objetivo sea siempre el mismo y la mayor o menor complejidad apunte a profundizar sus efectos en el practicante. Cierto es que en los tiempos que corren se buscan variaciones y propuestas creativas. Sin dudas el yoga las ofrece, pero se puede echar mano de ellas en la medida que el practicante profundice en la práctica.

Beneficios

Como todo en yoga, cuando se habla de beneficios, se tiene en cuenta la práctica a consciencia y la entrega. En mayor o menor medida se obtendrán beneficios de cualquier asana o serie de asanas, pero cuanto más se profundice mejores y mayores serán los resultados que se obtendrán.

Entre los múltiples beneficios que ofrece la práctica de Suryanamaskar podemos destacar varios:

• Tonifica el sistema digestivo dilatando y comprimiendo sucesivamente el abdomen; proporciona un masaje en las vísceras; activa la digestión, elimina el estreñimiento, evita la dispepsia. Refuerza el cinturón abdominal y mantiene así los órganos en su lugar.

• Ventila los pulmones a fondo, oxigena la sangre y desintoxica, gracias a la expulsión masiva de CO2 y otros contaminantes.

• Aumenta la actividad cardiaca y la irrigación sanguínea de todo el organismo.

• Tonifica el sistema nervioso gracias a las elongaciones sucesivas de la columna vertebral.

• Estimula y normaliza la actividad de las glándulas endócrinas.

• Refresca y satina la epidermis.

• Mejora la musculatura de todo el cuerpo: cuello, hombros, brazos, muñecas, dedos, espalda, riñones, cinturón abdominal, muslos, pantorrillas, tobillos, etc. Suprime los barriletes adiposos, especialmente la grasa “de lujo” del abdomen, caderas, muslos, cuello y mentón. Aumenta la inmunidad a las enfermedades reforzando el terreno.

©Pablo Rego
Profesor de Yoga
Masajista-Terapeuta Holístico
Diplomado en Medicina Ayurveda de India

20 mar. 2009

Practica Yoga

por Pablo Rego | Cuando uno toma consciencia del funcionamiento de las cosas se instala en la nueva realidad convirtiendo el hecho descubierto o aprehendido en algo normal para la vida cotidiana. Esto me ocurre con las señales de mi cuerpo, con los mensajes que salen de mis diferentes niveles de existencia para ser decodificados luego por mi mente transformándose entonces en hechos o situaciones con nombres conocidos.

Es así que cuando transito los días voy conviviendo con mis sentidos, mis sentimientos, mis dolorcitos o dolores, mis alivios, mis crecimientos, mis aprendizajes, etc. Pero en un espacio total que va mucho más allá de lo intelectual.

Esto ocurre desde hace mucho tiempo, desde que comencé a practicar yoga y meditación, con sus altibajos, con sus matices, y se ha vuelto algo normal. Pero, como siempre ocurre, las conversaciones con los que nos rodean nos muestran otras realidades y quizá, como me pasó hace poco, nos recuerdan lo que por allí olvidamos por haber desaparecido para nosotros.

Durante las últimas semanas he tenido la oportunidad de conversar con personas que, lejos de ser insensibles o tontas, viven una realidad de mucho esfuerzo puesto en el hecho de la supervivencia en nuestra sociedad, quedándoles poco espacio para la consciencia de lo importante que es cuidar del cuerpo o priorizar las señales que éste nos envía, como los dolores.

Con pocos días de diferencia escuché la frase “tengo la espalda destrozada, pero no puedo quedarme en casa, tengo que salir a trabajar” ó “no tengo tiempo para hacer algo que me alivie” Estos amigos, con quienes he sostenido interesantes conversaciones, sufren, como sufren miles de personas, de una carga física, psíquica y emocional profunda, además de stress, mala postura corporal o sedentarismo alojado en varias partes de su cuerpo.

Una columna vertebral sana es fundamental para una vida saludable, incluso para poder disfrutar de las bondades de tener un buen empleo con su correspondiente beneficio material. Pero ocurre que ir detrás del dinero genera muchas veces el olvido de que estamos conformados por diferentes elementos, entre ellos, uno muy importante: un cuerpo biológico que hay que cuidar.

El primer eslabón de la cadena somos nosotros y si no somos capaces de amarnos, cuidarnos, respetarnos, difícilmente podremos hacerlo luego con los demás. Una columna vertebral rígida o deshidratada nos impedirá fluir con lo que ocurre a nuestro alrededor -a veces comprender y tolerar- y bloqueará nuestra energía vital en varias partes del cuerpo. El dolor es la señal que algo anda mal.

Por eso mi reflexión parte del comentario que me tocó escuchar reiteradamente en estos días, del sufrimiento surgido del olvido de la existencia, del descuido de aspectos tan esenciales como mantener una buena salud en nuestras partes vitales.

Y claro… siempre pienso… y luego digo: “practica Yoga”

9 mar. 2009

Libro de Yoga corregido por Swami Maitreyananda


Está disponible en Internet el Web Site de la nueva versión del libro corregido por Swami Maitreyananda.

Este interesante libro ofrece una completa visión de los conceptos que fundamentan el método de enseñanza de la Escuela Internacional de Yoga y sirve tambIén como guía del curso de formación que da la escuela.