7 dic. 2008

Yoga Integral en la tradición de Swami Maitreyanda

El método creado por Swami Maitreyananda (Yogachayra Dr. Estévez Griego) se basa en un sistema único de contraposturas con diferentes objetivos.

Cada postura de Yoga tiene en su método una contrapostura diferente que puede ser, según su objetivo: contrapostura orgánica, muscular, energética, esquelética, circulatoria o de chakras.
Estas seis contraposturas garantizan el efecto contrario entre una y otra postura permitiendo liberar la energía del ser humano, obrando a un mismo tiempo sobre el cuerpo, mente y espíritu del individuo.

El maestro generó una síntesis única de todos los métodos existentes de contraposturas y posturas compensatorias que permite a los profesores de Yoga establecer la utilización de cada una, según el método de Yoga que vayan a trabajar, con una exactitud y precisión milimétrica.

El maestro creó, además, cinco posiciones de tronco, piernas, brazos, dedos, cara y cuello para cada postura.

Además de esto creó la nomenclatura internacional de posturas parciales o que nominan una parte del cuerpo humano, creando así una clasificación perfecta de 20 posturas de piernas, 20 de brazos, 20 de manos, 20 de cara, 10 de cuello y 10 de pie que se integran a las posturas globales o totales que involucran al cuerpo humano en su conjunto.
Para permitir un verdadero trabajo integral, el maestro diseñó y clasificó unos 40 saludos o ejercicios dinámicos de Yoga que poseen cada uno su kramaji o serie con variantes para principiantes, nivel medio y avanzados.

A su vez cada serie posee una secuencia dinámica, otra estática y una rítmica que puede ser aplicada según los practicantes y el objetivo de la clase. A las clásicas posturas de alineación recta y a las torsiones, el maestro incluyó el principio de lateralidad de la Yogaterapia y el principio de asimetría, lo que constituyó una verdadera revolución del Yoga.

Sus clases se caracterizan por que un profesor elige uno de sus 40 saludos o ejercicios secuenciados de Yoga antes de la serie de asanas sin repetir tediosamente el Saludo al Sol. La serie contiene luego posturas, pranayama, concentración mental, posturas espirituales que trabajan los chakras, la relajación y el centro de mantras y música Yoga que permite elevar el espíritu del ser humano.

En lo corporal el maestro permitió que se trabaje no sólo las piernas y el tronco sino las manos, los brazos, la cabeza y el cuello olvidados por otras metodologías de Yoga que se parcializaron en un sector corporal dejando fuera otros que forman parte del cuerpo humano y que también requieren de atención y cuidado.

Su método de trabajo se considera uno de los mejores en el mundo por su síntesis y por su exactitud en la práctica. Al aplicar los sistemas de contraposturas que existen en Yoga, enseñados por Swami Maitreyandanda, se puede movilizar la energía que contienen los músculos, articulaciones y órganos, permitiendo que fluya en diferentes formas y consiguiendo así la armonía.

Fragmento del artículo publicado en la Revista Yoga Integral Nº86

No hay comentarios: